Alexa

Aguas claras y una calma inédita conforman el paisaje de la Costanera posadeña en la cuarentena

El concurrido paseo posadeño presenta una postal atípica ya que el transitar de miles de personas se ve interrumpido hace más de un mes.


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


Las aguas claras del Paraná cruzan por debajo del Puente Internacional con un llamativo color verduzco, producto de la bajante que experimentan todos los ríos de la región. En el ambiente, el trinar de los pájaros reemplazó al sonido de los motores que resonaban en la Costanera cada mediodía. 

 

Un tímido pájaro aprovecha la ausencia de humanos.

 

Este panorama que mezcla la desolación y la calma es el imperante hace varias semanas en el paseo de la ribera posadeña ya que con la implementación del aislamiento social obligatorio, ya nadie tiene excusa para transitarlo, a menos que sea por trabajo, claro está.

 

El río con las aguas claras.

 

Por ahora deberá bastar con mirar las fotos y videos, recordando aquellos frescos tererés y estimulantes mates que se suelen tomar en la Costanera de Posadas, a la espera de que –cuando la pandemia pase– los misioneros puedan reencontrarse compartiendo junto al río.

 

DL

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas