Machu Picchu: liberaron a dos de los tres argentinos que rompieron un templo

Machu Picchu: liberaron a dos de los tres argentinos que rompieron un templo

Entraron ilegalmente a la ciudadela inca y tiraron una roca lítica. También defecaron en el lugar.

Cinco de los seis turistas detenidos por atentar contra el patrimonio arqueológico de Machu Picchu declararon y ya fueron liberados, mientras que el único retenido es un argentino de 28 años que será indagado como presunto autor de «extracción ilegal de bienes culturales», un delito con una pena de entre tres y ocho años de prisión, informó la policía y fuentes de la Embajada argentina en Perú.

Los dos argentinos liberados son Magdalena Abril Retamal (20) y Leandro Sactiva (32), mientras que sigue detenido Nahuel Gómez (28), cuya situación se agravó por haber sido identificado como el «autor principal», según un parte de prensa de la Policía Nacional del Perú (PNP) al que tuvo acceso Télam. Junto a un brasileño, un chileno y una francesa, los tres argentinos habían sido detenidos en la madrugada del pasado domingo por haber ingresado irregularmente y causado daños en el santuario arqueológico, de unos 600 años de antigüedad.

«El consulado contrató un abogado para que asista a los tres ciudadanos argentinos y mientras Retamal y Sactiva quedaron en libertad, no se les levantaron cargos y es probable que no se les aplique una sanción migratoria; Nahuel Gómez tiene que comparecer ante la Fiscalía de Machu Picchu y ahí se verá qué sanción se le aplica», dijo a Télam un vocero de la Embajada argentina en Perú.

Según el comunicado de la Policía de Perú, el grupo provocó la caída de una roca lítica del monumento y, además, uno de ellos defecó en el lugar. El grupo de viajeros -cuatro varones y dos mujeres- entró ilegalmente a la ciudadela . Desde el Ministerio de Cultura de Machu Picchu llamaron a la policía que, cuando llegó, los detuvo.

La ley peruana sanciona a quienes dañan el patrimonio cultural con penas de prisión de al menos cuatro años. Este incidente fue comunicado al Fiscal de Turno de la Fiscalía Penal Mixta de Machu Picchu, que dispuso que se realicen las diligencias de protocolo.

Agentes encargados de cuidar la ciudad y sus tesoros señalaron que los turistas llegaron «de manera irregular» y «sin haberse identificado por el Puente Ruinas», ya que en el lugar no había ninguna persona que controlara el ingreso a la ciudadela.

“Hay que promover un turismo responsable. Acá hay una responsabilidad compartida, entre los operadores turísticos y los turistas”, afirmó un policía.

 

(TN)



Quizás tambien le interese...