Femicidio de Milagros Robledo: las perturbadoras publicaciones del principal sospechoso en sus redes

Femicidio de Milagros Robledo: las perturbadoras publicaciones del principal sospechoso en sus redes

Adrián Cristian Almirón es el único sospechoso del femicidio de Milagros Robledo y está detenido por el hecho. Qué publico en sus redes sociales mientras buscaban a la menor.

 

Milagros Robledo tenía 17 años y el pasado 13 de noviembre salió de su casa para verse con su novio, tal como le dijo a su mamá. Sin embargo nunca más volvió.

 

Este jueves, tras dos semanas de intensa búsqueda, su cuerpo fue encontrado cerca del cementerio municipal, en General Villegas en Buenos Aires. La autopsia confirmó que la ahorcaron con un cordón de su mochila y un conocido de ella, con quien solía hacer ejercicio, confesó el crimen.

Milagros Robledo estuvo desaparecida durante 12 días.

 

Se trata de Adrián Cristian Almirón. Durante los 13 días que estuvo desaparecida Milagros Robledo, el principal sospechoso dejó rastros virtuales del femicidio que le imputa.

 

Lejos de borrarse de las redes sociales, estuvo más activo que nunca: frases inquientantes relacionadas con Dios, fotos disfrazado de policía y alusiones a la libertad. Todo, mientras más de 150 agentes de la Bonaerense buscaban intensamente a la menor que llevaba varios días desaparecida.

 

Almirón se encuentra detenido acusado por el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Trenque Lauquen, Fabio Arcomano, por los delitos de femicidio y hurto.

 

Las imágenes de las cámaras de seguridad fueron clave para esclarecer el caso.

 

“Milagros participaba de un grupo de running informal que tiene un circuito en la zona del cementerio de Villegas. El día de su desaparición la chica quedó filmada junto a uno de los corredores de ese grupo. Él corriendo y ella en bicicleta”, reveló a Télam el fiscal Arcomano.

 

Cuando la Policía encontró las imágenes de las cámaras de seguridad callejeras en busca del último rastro con vida de Robledo, la chica aparecía con él. Ella iba en bicicleta, y el presunto femicida trotaba a su lado. Así, se convirtió en un testigo fundamental.

 

Durante su declaración, el principal acusado sostuvo que dejó a Milagros junto a una tercera persona en un lugar determinado. Sin embargo, esa persona a la que hizo referencia resultó ser un empleado municipal que tenía una coartada firme, ya que estaba trabajando cuando ocurrieron los hechos.

 

Hasta el femicidio, los últimos posteos en su cuenta de Instagram fueron el domingo 27 de octubre. Se trata de dos selfies casi idénticas y otra muy parecida con un amigo. Las siguientes tres publicaciones ya ocurrieron con Milagros asesinada.

 

El 18 de noviembre, cinco días después del crimen, Almirón subió tres fotos. Una con uniforme de policía y otra selfie con el siguiente mensaje:“A veces solo hay que mirar hacia a delante y solo dejar el pasado atrás….. x más que no se pueda olvidar solo ahy que avanzar…”. Ese mismo día vendió uno de los celulares que, se presume, le robó a su víctima después de matarla.

 

Al día siguiente volvió a subir una foto disfrazado de agente policial, con anteojos de sol, delante de una pared verde y un rostro serio. El 21 de noviembre posteó un inquietante mensaje con una imagen que contiene a un gato y la frase “yo cuando voy a hablar con Dios” y un león acompañada de la leyenda: “Yo regresando de hablar con Dios”.

 

 

Fuente: Radio Mitre



Quizás tambien le interese...