Victoria Szychowski: “La yerba tiene problemas que no creó la industria sino las políticas de gobierno, se deberá tomar las riendas y solucionarlos”

La primera presidente mujer en la historia de La Cachuera SA no esquiva los temas más ásperos. En una entrevista con Misiones Online se refirió al difícil momento actual del mercado interno, con una brutal caída del consumo, las tasas siderales, el endeudamiento de las empresas y la inflación desbocada.

 

Victoria Szychowski también apeló a un acuerdo y diálogo con los productores yerbateros. Recordó que una política de la empresa ha sido cuidarlos “muchísimo”. Y es positiva, confía en que pese a un año similar a 2018, habrá una oportunidad de mejora. “Somos una gran familia. Nosotros no podemos castigar al productor, porque sin el productor no vivimos. Pero el productor tampoco vive sin el industrial que compra su producto. Lo mejor es dialogar”, dijo. Aunque señaló la dificultad de la industria para salir a pagar de contado la hoja verde o la canchada.

 

-¿Cómo ve este momento del país?

Es un momento difícil y complicado. Lastimosamente, porque creo que este 2019 no va a ser tanto o más diferente que el 2018. Tenemos que ser muy cautos en estos momentos, aunque uno tiene en la mente muchos proyectos para llevar adelante. Las innovaciones, la idea de invertir en nuestro negocio. Pero pedir un crédito al banco es muy difícil, las tasas de interés son altísimas. Por otro lado, como el bolsillo del consumidor también castigado, el sector comercial también se resiente. Entonces lo que uno no vende no cobra. Hay que ser muy cautos, no dejar de hacer, sino analizar muy bien los pasos a dar. Son momentos donde uno más bien se mantiene y deja esos proyectos de crecimiento, de innovación, un poco en stand by no muertos sino latentes, a la espera de que mejore la situación. Estamos todos en la misma, no vivimos en una burbuja.

 

¿Cómo afecta la caída en el consumo a su principal producto que es la yerba?

Voy a hablar en la macro y después puntualmente de nosotros. En la macro, la yerba se sigue consumiendo, pero el consumidor busca las marcas un poco más económicas. Entonces, nosotros en el mercado interno sí, desde hace ya algunos meses, estamos en una situación de una caída. Nuestros objetivos mensuales han sufrido una pequeña retracción. Es así.

 

¿Pasa con todos los rubros?

Con las marcas de primera línea está sucediendo. El consumidor va a la góndola y busca qué otra alternativa tiene. La posición nuestra en realidad es privilegiada porque, como también somos una empresa exportadora y eso hace que estemos financieramente en otra situación. Pero, realmente estamos endeudados como todas las empresas.

 

¿Y los que no tienen esa alternativa?

Otras la tienen que estar pasando peor porque el consumo se retrae, los plazos de pago se alargan y, por el otro lado, tenemos una realidad puntualmente en nuestra empresa. Nuestra empresa no se autoabastece porque produce solamente el 9 % de la yerba mate que comercializa. En el sector yerbatero somos una gran familia. No podemos castigar al productor, porque sin el productor, nosotros no vivimos. Y el productor tampoco vive sin el industrial que compra su producto.

 

¿Cómo ve esa relación entre productores e industria?

En esto no quiero entrar a polemizar, ni mucho menos. Entendemos las necesidades del sector primario pero, vuelvo a repetir, nosotros no vivimos en una burbuja y lo mejor que podemos hacer es sentarnos a dialogar. A dialogar y buscar puntos de acuerdo y de consenso. La industria -o al menos nuestra empresa- siempre cuidó muchísimo al sector primario porque somos conscientes que, sin ese sector, nosotros tampoco vivimos. Pero tenemos que hablar, no podemos salir a pagar de contado como pretenden algunos productores.

 

-¿Qué política pública espera?

Es difícil porque es un año electoral, pero realmente hay problemas del sector que le competen o en los que debería tomar las riendas el Gobierno. Porque son problemas que vienen de años. Esos problemas no están presentes por culpa de la industria sino por políticas de gobierno y no se resuelven. Entonces, la más fácil es decir los industriales ganan mucha plata.

 

-Se suma lo de las tasas, la caída del consumo, mayores costos.

Totalmente, Sí. Y la inflación, creo que a todos nos pasa; en la industria, al igual que a cualquier ciudadano, las facturas de energía nos llegan más caras, el combustible aumenta, las paritarias. Todos los rubros que forman parte de nuestros costos aumentan.

 

-Mientras bajan las ventas.

Claro, se ve una caída. Voy a hablar puntualmente de nuestra marca. En esta coyuntura atraviesa una baja en las ventas en el mercado interno. Pero somos muy positivos. La Argentina tiene sus ciclos y ya hemos pasado por momentos así. Entonces, sabemos y confiamos en que los vamos a superar, entre todos vamos a superar este momento difícil por el cual nuestro país está transitando.

 

 

 

EP / PD

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE