El presidente de Energía de Misiones estimó entre 25 y 30 mil el número de “enganchados” en la provincia

El presidente de Energía de Misiones estimó entre 25 y 30 mil el número de “enganchados” en la provincia

El titular de la distribuidora eléctrica provincial, Guillermo Aicheler, indicó que la cantidad de hogares que no pagan por la energía que consumen representa un problema económico para la empresa, pero consideró que cualquier solución que se busque debe contemplar el costado social. Se propuso formalizar a 5 mil esas conexiones clandestinas en el curso del año, aunque ello implique brindar algún tipo de ayuda económica. Aclaró además que el aumento tarifario dispuesto por Nación recién tendrá efecto en Misiones a partir de las facturas correspondientes a consumos de febrero y destacó el esfuerzo que hace la Provincia para sostener la tarifa social.


Guillermo Aicheler – Radio República

 

El presidente de Electricidad de Misiones anticipó que el aumento en la tarifa será de alrededor de 25% y aseguró que surge exclusivamente de trasladar la suba dispuesta por el Gobierno nacional en el precio de la energía mayorista, es decir que la prestataria provincial no incrementará lo que cobra en concepto de valor agregado de distribución (VAD). Los nuevos valores se aplicarán sobre los consumos de febrero.

 

Aicheler destacó el esfuerzo que está haciendo el Gobierno provincial para sostener la tarifa social, que a partir de este año dejó de aportar el Gobierno nacional, así como los descuentos por menores consumos (con relación al mismo mes de 2015) que también dejó sin efecto Nación y fue cubierto por la Provincia.

 

En diálogo con Radio República, señaló que muchos de los problemas que enfrenta hoy la prestataria en toda la provincia responden a falta de inversiones de gran magnitud que antes eran costeadas por la Nación y que resultan muy onerosas para realizarlas con fondos provinciales y muchos menos con recursos propios de la empresa. “El Gobierno nacional se ha desentendido de las inversiones grandes. Cambian funcionarios y así es difícil seguir una negociación”, dijo.

“La doble terna desde Capioví hasta Eldorado y la línea de 33 kV de Pozo Azul a Irigoyen están paradas porque el Gobierno nacional aportaba fondos para estas obras y dejó de hacerlo en 2012. Otra obra importante que está parada por el mismo motivo es la línea que va de Aristóbulo del Valle a 25 de Mayo a San Vicente a El Soberbio y al  Moconá, fundamental para desarrollar el turismo en esa zona. También la línea de 132 kV de Posadas a Alem y Oberá, que estuvo a punto de ser adjudicada y que es necesaria para que a esa zona se libere de problemas actuales, cayó en los últimos meses de 2015”, enumeró.

Expresó que más allá del retiro de la Nación como fuente de financiamiento de grandes obras, la empresa enfrenta dos problemas centrales que complican su economía. Por un lado, un valor agregado de distribución (VAD) que resulta insuficiente para concretar inversiones necesarias, lo que obliga a que la empresa deba depender para ello de financiamiento del Gobierno provincial y por otro lado, la presencia de un número importante de conexiones clandestinas.

 

Estimó que hay alrededor de 25 a 30 mil “enganchados” en toda la provincia. “A veces no entendía mi ingreso como empresa y lo que yo tengo que pagar después a (la distribuidora nacional) Cammesa no me alcanzaba, el problema por un lado está ahí”, razonó.  “Es el monto que nos está faltando para pagar mejor nuestras facturas”, prosiguió.

 

El presidente de EMSA se propone resolver progresivamente la cuestión atendiendo siempre la problemática social. Indicó que para este año se propuso como meta sacar de la clandestinidad a 5 mil conexiones. “Muchas de estas incorporaciones las vamos a tener que hacer con ayuda, brindando asistencia para la compra de los postes para los medidores, no cobrarles ciertos rubros para las conexiones. Preferimos que esté conectado a que siga siendo un enganchado”, argumentó.

 

Aicheler reconoció que muchas veces es criticado por no cortar de cuajo el suministro a los enganchados, pero consideró que hacer eso implicaría no reconocer el problema social que subyace y por otra parte resultaría poco efectivo. “Si les cortamos al rato se vuelven a enganchar”, dijo.

 

Reconoció que además de factores externos, hay en la empresa cierto grado de ineficiencia que atribuyó a gestiones anteriores. “Es una empresa que viene mal y que busco corregir. Hoy no ingresa nadie a menos que sea necesario. Son las indicaciones que me dio el Gobernador y las pienso cumplir”, afirmó.

 

Mejora progresiva

 

Aicheler destacó que a pesar de los inconvenientes con los que debe lidiar la empresa, se están realizando importantes inversiones para mejorar el servicio, la mayoría de ellas gracias al aporte del Gobierno provincial y a los planes de refinanciación de deudas que permitieron normalizar las cuentas de las cooperativas eléctricas y mejorar los ingresos de Energía de Misiones.

 

“El año pasado pudimos costear un transformador de 40 millones de pesos que en los próximos días lo vamos a instalar en Iguazú lo que incrementará la disponibilidad de energía en esa localidad.  A fines de marzo estaría funcionando”, señaló en diálogo con Radio República.

 

Otro frente importante de trabajo es la reparación de las líneas de media tensión. “Hay 1.300 kilómetros de líneas de 33 kV que están en mal estado, estamos trabajando en tres sectores: Wanda – Andresito, que estamos al 80% a fines de febrero terminaremos de poner postes nuevos; El Soberbio – San Vicente, con limpieza de traza, cambio de postes, cambio de aisladores y cambio de cables en algunos sectores y estamos haciendo limpieza de traza de San Pedro a Irigoyen”, indicó.

 

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE