No las pudo explicar: las marcas de la tía de Sheila y la decisión del juez

No las pudo explicar: las marcas de la tía de Sheila y la decisión del juez

El fiscal de la causa considera que la acusada ideó un plan junto a su pareja para matar a su sobrina.

Leonela Ayala, la tía de Sheila, la niña de 10 años que fue estrangulada la semana pasada en San Miguel, quedó formalmente detenida en la tarde de ayer, después de que los investigadores comprobaran que la acusada tenía rasguños en su cuerpo, lo cuales pudieron haber sido provocados por la niña al intentar defenderse.

Por esto mismo, el juez de la causa convalidó la detención de la sospechosa, igual que la de su pareja, acusado junto a ella de haber cometido el crimen.

Según explicaron fuentes de la investigación, el fiscal de Malvinas Argentinas Gustavo Carracedo acusó a Fabián Esequiel González Rojas de “homicidio agravado por alevosía y femicidio” y a la tía la culpó por homicidio. Además, el funcionario destacó que ambos se aprovecharon del “estado de indefensión” y de la “confianza” que la niña les tenía para atacarla.

Las pericias médicas que se realizaron en el cuerpo de los acusados dejaron entrever que ambos tienen heridas que se habrían provocado al momento del ataque, ya que González Rojas tiene un arañazo en el pliegue interno de un codo, compatible con las heridas de defensa que fueron detectadas en el cadáver de la niña, y Ayala posee algunas “equimosis” (moretones) en sus brazos.

“Ambos poseen lesiones traumáticas de reciente data, las que podrían tratarse de lesiones de defensa producidas por la menor al intentar en forma infructuosa defenderse ante el ataque de dos personas que la superaron en fuerza y tamaño”, señaló Carracedo en su dictamen.

Además, en el descargo el fiscal sostuvo que la pareja ideó “un plan común para causar la muerte de la menor Sheila, estrangulándola a lazo con una sábana, produciéndole una asfixia mecánica por compresión cervical externa”.

Aunque en la autopsia no se pudo determinar que la niña haya sido violada, el funcionario judicial aguarda el resultado de estudios de ADN y otros peritajes para intentar probar si Sheila fue asesinada durante un ataque sexual no consumado, tal como cree que ocurrió a partir de haber hallado el cadáver desnudo dentro de una bolsa.

A pesar de todas estas acusaciones, luego de dar a luz la tía de Sheila decidió declarar y en su explicación se despegó de las acusaciones y argumentó que el día que la nena desapareció ella no estaba en su casa, pero que su pareja sí se encontraba en el lugar del crimen.

Estas palabras no tienen mucha validez para los investigadores, porque las pericias médicas indican todo lo contrario debido a la cantidad de lesiones que la mujer de 25 años tenía en su cuerpo al momento de comenzar a ser investigada.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE