Desde Apicofom afirman que la fábrica de viviendas de madera estaría funcionando en mayo y aseguran que Nación no contrató “ni una sola casa”

Desde Apicofom afirman que la fábrica de viviendas de madera estaría funcionando en mayo y aseguran que Nación no contrató “ni una sola casa”

El presidente de la cámara maderera, Pedro López Vinader, indicó que las máquinas se están terminando de fabricar en Alemania y se despacharían por partes desde diciembre a febrero. Lamentó que el Gobierno nacional no esté cumpliendo el compromiso asumido con la Mesa Forestoindustrial con relación a la construcción de unidades de madera en los planes de vivienda.  Destacó sin embargo que la Provincia “sí está consustanciada con el sector”.  “Lo único que venimos haciendo son los planes provinciales”, remarcó. Aseguró que con la quita de los reintegros y la quita de las retenciones, exportar no es más rentable que vender al mercado interno a pesar del dólar alto.

Pedro López Vinader – Radio Libertad

 

López Vinader despejó cualquier duda respecto a la concreción de la fábrica de casas de madera que funcionará en el Parque Industrial de Posadas. Afirmó que las máquinas más grandes, que representan el 80 por ciento de la fábrica, se están terminando de construir en Alemania y se enviarían en diciembre y a fines de febrero saldría la parte restante de la maquinaria. “A fines de mayo, la fábrica estaría en condiciones de funcionar”, adelantó.

 

“Nos metimos en un proyecto que va a ser emblemático, la fábrica más grande de la región. En Brasil hay una parecida pero es más chica”, dijo con orgullo el dirigente empresario, quien luego aclaró que la planta tendrá capacidad para fabricar 5.000 viviendas pequeñas por año.

 

Lamentó empero que la demanda de viviendas está lejos de estar asegurada, principalmente porque el Gobierno nacional no cumplió ni da ningún indicio de que alguna vez lo hará, con el compromiso que asumió con la Mesa de la Forestoindustria con relación a la utilización de madera en los planes de vivienda. “El año pasado firmamos un convenio para que el 10 por ciento de todas las viviendas que se construyan como obra pública sea de madera. Hasta hoy lo único concreto es un proyecto que se presentó con el Iprodha (Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional) para construir 864 casas, la provincia está dispuesta a poner la parte que le toca en esa inversión, pero no tenemos definiciones del aporte que debe hacer la Nación. No tenemos ninguna perspectiva para el año próximo”, indicó López Vinader en diálogo con Radio Libertad.

 

El titular de la Apicofom explicó que “lo único que venimos haciendo son los planes provinciales. La Provincia está consustanciada con el sector forestal” y marcó con el Gobierno nacional viene ocurriendo exactamente lo opuesto. “La Nación no está cumpliendo con nada de lo que se comprometió”. Recordó que en la última mesa forestal, el secretario de Vivienda de la Nación, Ivan Kerr, se había comprometido a firmar el inicio de las obras en el marco del plan de 864 casas de madera –cuyo financiamiento depende en un 70 por ciento de Nación y 30 por ciento de la Provincia- pero hasta ahora eso no ocurrió.  “Desde entonces vienen  posponiendo en una bicicleta infernal. En mayo del año pasado se presentó este proyecto y no cumplieron todavía. No nos contrataron ni una sola casa”, lamentó.

 

Indicó que la demanda está planchada porque la Nación tampoco está contratando obras de vivienda bajo otro sistema de construcción, que aunque no sean íntegramente de madera ocupan ese material en los techos, aberturas y otras partes. “Para diciembre no va a aquedar ninguna obra de vivienda en marcha, bajo ningún sistema de construcción, eso es preocupante”, consideró.

 

Señaló que ante el incumplimiento de Nación en lo referido a contratación de obras de vivienda con madera, el sector está obligado ahora a salir a buscar una demanda para poner a andar la fábrica. “Vamos a ver cómo hacemos para que la fábrica no quede parada recién después de inaugurarla, porque eso sería muy deprimente”, indicó.

 

Exportaciones de bajo retorno

 

López Vinader aseguró que pese al pronunciado aumento que registró la cotización del dólar en agosto, la exportación de madera todavía no es rentable porque la Nación quitó los reintegros y agregó retenciones y porque los costos de logística siguen siendo muy altos en comparación con otros países.

 

“Con la cotización actual cobramos 35,50 pesos por dólar, menos 3 que se van con las retenciones. De logística tenemos entre 50 y 60 dólares por metro cúbico porque estamos muy lejos de los puertos. Los precios en China, que es el mercado más demandante, oscilan entre 200 y 205 dólares por metro cúbico, menos 55 dólares de logística, nos quedan 150 dólares. Con un dólar a 33, son 5.000 pesos por metro cúbico, lo que da 11,85 pesos el pie. A eso hay que sacar las comisiones de los bancos, el empaque que hay que hacer para exportar y quedan 10 pesos, que es el mismo valor que paga el mercado interno”, detalló.

 

Afirmó que había una alternativa de exportar viviendas prefabricadas de madera a algunos países de Centroamérica. “Pero nos cambiaron la jugada, nos sacaron el reintegro y nos pusieron una retención del 10 por ciento, con eso salimos fuera de pista, hay mucha competencia y quedamos fuera de costos, señaló.

 

Indicó que si aumentan las exportaciones no es por una cuestión de mayor rentabilidad sino porque resulta muy arriesgado vender al mercado interno por dificultades en las cadenas de pago. “Exportamos más porque adentro no vendemos, y si lo hacemos los cheques vienen rebotados”, dijo.

JRC



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE