Alexa

La familia del Pity Álvarez, preocupada por su salud: «Tiene fiebre alta»

De acuerdo con sus parientes, en el centro de salud de la cárcel de Ezeiza «todos andan con barbijo por temor a la bacteria del estreptococo».

El cantante Cristian Pity Álvarez generó mucha preocupación entre sus familiares, ya que desde hace una semana tiene «fiebre muy alta y aún no recibió un diagnóstico médico» del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma) en la cárcel de Ezeiza, donde está detenido tras el asesinato de un hombre.

 

Así lo hicieron saber allegados a la familia del músico, quien en uno de los traslados al Juzgado días atrás no se sintió bien y «tuvo 22 de presión», lo que motivó la preocupación de su madre Cristina Congiú. Álvarez permanece detenido y procesado por el homicidio de Cristian Díaz en julio pasado, en el Barrio Cardenal Samoré de Villa Lugano.

 

«La madre está muy preocupada porque tiene muy alta fiebre y los médicos todavía no lo han diagnosticado. Ella lo visita tres veces por semana. Es más, en el Prisma todos los internados andan con barbijo por temor a la bacteria del estreptococo (ya hay diez muertos en Argentina). Y hay muchos internos que estarían en la misma condición», explicó un pariente del exlíder de Viejas Locas a NA.

Según trascendidos, esta situación de déficit de atención guardaría relación con un conflicto salarial que afectaría a los médicos y profesionales del Prisma desde hace varios meses. Sin embargo, los voceros del Servicio Penitenciario no respondieron la consulta de Noticias Argentinas.

Pity está controlado, aunque dada su situación, continúa con síndrome de abstinencia, manifestando permanentes altibajos. En uno de los recientes traslados al Juzgado, donde revisan su estado de salud, los doctores advirtieron que presentaba algunos problemas, como 22 de presión.

La situación de la causa penal

Según informó abogado Claudio Calabressi, quien asesora a la familia del músico en la causa, la misma continúa en la etapa de instrucción. Su defensa, representada por el defensor oficial Santiago Otaviano –con quien Calabressi comparte «el criterio técnico aplicado al caso»-, solicitó que se realicen estudios psicopatológicos, con fundamento en que Álvarez tendría una «alteración psicopatológica, generada por cierto estado paronoide, que podría haberse potenciado por el temor que Cristian Díaz le despertaba».

Los exámenes, ordenados por el juez Martín Yadarola, «son un Spect, que es una tomografía de emisión por fotón único, técnica compleja que permite obtener imágenes sobre el funcionamiento de diferentes regiones cerebrales, y uno que se llama PET/TC, que es una tomografía por emisiones de positrones, de los más utilizados dentro de la imagen molecular», detalló el letrado.

Posteriormente, Álvarez «se someterá a pericias psiquiátricas y psicológicas». La demora de esos estudios dependerá de cómo se encuentre el músico, ya que al permanecer con el síndrome de abstinencia quizá sus días oscilen entre buenos y malos.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas