Piloto de tormentas o piloto atormentado para navegar en un mar cada día más peligroso

La retórica presidencial nos dejó una nueva muestra este último 9 de Julio en la que apelando a una infantil metáfora náutico-meteorológica nos habló del barco en la tormenta. Tal vez con lo del barco y su rumbo (que ratificó) se refería Mauricio Macri al iceberg de las Letras del Banco Central (LEBAC) y Letras del Tesoro (LETES) y, en este caso el barco llevaría el nombre de Titanic, del que ya conocemos el final y nos corre cierto escalofrío por la espalda.

Sin embargo, tratando de no ser tan dramáticos, también nos rememoró una vieja, tierna e inocente canción de Juan Manuel Serrat, ya olvidada, que se titula precisamente “Barquito de papel”.

Dice Serrat en su poesía, “barquito de papel/ sin nombre sin patrón/y sin bandera” que es un poco nuestra metáfora actual, aunque tengamos de patrón al Fondo Monetario Internacional (FMI) y agrega, “navegando sin timón/donde la corriente quiera/aventurero audaz”, que seguramente tiene que ver con lo de la tormenta que a-tormenta al Gobierno nacional y al presidente que vendría a ser su capitán y, no sabemos porque no está muy claro, si el timonel es Marcos Peña o Nicolás Dujovne. Lo que sí sabemos es quién hace más méritos para convertirse en el mascaron de proa, personaje femenino de gran porte a quien no vamos a nombrar por cábala, pero por una pequeña propina se lo decimos a vuelta de correo.

De babor a estribor, aunque esta nave escorada siempre prefiere girar a estribor, los rumbos abiertos por los golpes del mercado en la línea de flotación del dólar, haciéndolo subir peligrosamente, se ve agravado por el oleaje de la inflación que pone en riesgo la navegabilidad por la inestabilidad del navío y la impericia de su/s timonel/es.

En este contexto de barco en medio del vendaval y la ratificación de que no se cambiará el rumbo, aunque el iceberg esté a la vista, se aplica desde la comunicación oficial la vieja receta que ya hace varios años mencionaba el lingüista estadounidense Noam Chomsky en la lista de la “Diez estrategias de manipulación” a través de los medios.

Al punto 5 lo titula Chomsky, Dirigirse al público como personas de poca edad y dice “La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? ´Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)´.

Y esta cita al lingüista norteamericano viene a cuenta del ejemplo que toma el nuevo ministro de Energía, Iguacel, al recurrir al cuento de “los tres chanchitos” para ejemplificar la tremenda crisis en que nos han sumergido estos dos años y medio de constante endeudamiento en lo que los economistas designan “moneda fuerte” (léase dólar), para cambiar un llamado déficit fiscal por el denominado déficit primario que no es nada más ni nada menos que cambiar el gasto público por intereses de deuda externa.

A todas estas situaciones y remembranzas a las que nos llevan las frases del elenco gubernamental, podríamos agregar una película del director argentino Eliseo Zubiela, “últimas imágenes del naufragio”, como para seguirles el juego de utilizar frases hechas para explicar lo que no quiero explicar, porque tener la tasa de interés de referencia más alta del mundo merece una explicación que vaya más allá de una turbulencia que se convirtió de pronto en una tormenta y, lo más grave es que estamos en medio de esta tormenta y no hay señales en ninguno de los modelos de pronóstico que manejan los meteorólogos que visualice su fin , al contrario, hablan de un recrudecimiento de las condiciones adversas con la advertencia de que algunas serán localmente fuertes.

 

 

Emilio Juri

Periodista MOL

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE