comScore

El mercado inmobiliario local se mantiene estable, a pesar del dólar alto y la inflación

El mercado inmobiliario local se mantiene estable, a pesar del dólar alto y la inflación

 

Corredores locales señalaron que se concretan ventas, aunque se registran menos operaciones y consultas por créditos hipotecarios bajo el sistema UVA. Marcaron la diferencia con la actividad en Buenos Aires, donde los precios están dolarizados. La demanda de alquileres es constante. Los contratos se firman con un 25% anual para viviendas y un 30% anual para actividades comerciales.

Al contrario de lo que pronostican en Buenos Aires -donde se habla de especulación y de un “posible parate” del mercado inmobiliario- los corredores locales sostienen que el escenario de ventas y alquileres se mantiene dentro de lo habitual; obviamente con algunos indicadores relacionados a la corrida del dólar y su efecto inflacionario.

“Se percibe que bajaron las consultas, sobre todo las relacionadas a los créditos hipotecarios UVA, pero no me animo a decir que hay un parate porque se están vendiendo unidades; la gran diferencia es que en Misiones las operaciones se manejan en pesos y no en dólares”, señaló Sebastián Torres, de “Torres Inmobiliaria”.

Un dato no menor a partir de abril de este años se produjo una securitización de esos créditos hipotecarios (esto permite a los bancos vender las deudas a terceros), elevando las tasas . Si a ello se suma la inflación, el combo da como resultante que una buena franja público no pueda calificar. “El interés de la gente por esta operatoria se frenó”, apuntó Guillermo Vera, de “Fer – Ver Propiedades”. Prácticamente todas sus ventas las realiza bajo el sistema tradicional.

En un análisis publicado la semana pasada, el economista Federico González Rouco recordaba que en 2016, para acceder a un crédito UVA de $2 millones a 20 años hacían faltan ingresos por entre 45 y 55 mil pesos, dependiendo el banco y la tasa, ya que las cuotas iniciales oscilaban entre $ 11.600 y $ 13.200 pesos mensuales. Hoy, 22 meses después, la cuota sería cerca de un 46% más alta (entre $ 17.000 y $ 19.300 tomando las cuotas antes mencionadas), replicando la inflación acumulada. “El año pasado la gente averiguaba pero este año no tuvimos consulta por hipotecarios con el sistema UVA”, comentó Cintia Gutleber, de “Gutleber Propiedades”, quien aseguró que la inmobiliaria “sigue vendiendo” en otras modalidades.

A fines de mayo, la Federación de Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA) se reunió en San Juan y emitió una conclusión determinante: el sector inmobiliario no está paralizado por el dólar. Ocurre que Buenos Aires es prácticamente el único mercado donde la cotización de las propiedades se encuentra dolarizada. “En otras provincias esa moneda puede llegar a ser una referencia pero las operaciones son en pesos; entonces, la gente escucha que hay una corrida del 15% y que el mercado está paralizado, pero eso no es así. En las 17 jurisdicciones de FIRA se siguen haciendo operaciones”, había remarcado el 24 de mayo Eduardo Brigada, presidente de la FIRA.

Los corredores explicaron que, más allá de las variables como una corrida cambiaria o la inflación, el valor de un inmueble se sustenta en una buena tasación. “Eso puede tener su equivalente en dólares, en euros, en litros de aceite o en bolsas de cemento; entonces no se concibe que una propiedad suba un 25% en un par de semanas. Que una propiedad pase de valer en tan poco tiempo $2 millones a $2,5 millones no es razonable cuando, por ejemplo, el cemento haya subido un 3% o un 5%”, explicaba Brigada. Y ése es el razonamiento que se los inmobiliarios tratan de transmitir a sus clientes.

Alquileres con demanda sostenida

En el rubro alquileres, en tanto, la actividad parece transitar por los caminos habituales; fundamentalmente en Posadas, donde la demanda se mantiene firme. “Para el caso de los alquileres comerciales a dos años se pautan con un 30% anual, mientras que para las casas y departamentos los contratos, también por dos años, se firman con un 25% anual”, refirió Karla Aguilera, de “Del Guayrá Propiedades”.

“Hay mucha oferta de alquileres y lo que planteamos a los propietarios es que hay mantener precios estables para cuidar al inquilino que paga bien, teniendo en cuenta que los gastos de expensas subieron bastante”, añadió Sebastián Torres. Por lo general, los contratos para vivienda en esta inmobiliaria se rubrican con pautas de un 20% cada ocho meses.

En “Gutleber Propiedades”; en tanto, por lo general los acuerdos (siempre contratos por dos años) contemplan, para el caso de casas y departamentos, pautas semestrales del 12,5%. “Recomendamos no incrementar mucho los alquileres porque hay que considerar que las expensas en edificios están en promedio $4 mil, $ 5 mil o $6 mil”, explicaron.

 

laura.barrios6@gmail.com-

Canal W



Quizás tambien le interese...