La emocionante despedida de Comodoro Rivadavia al barco noruego que lleva un mini submarino para buscar a los 44

La emocionante despedida de Comodoro Rivadavia al barco noruego que lleva un mini submarino para buscar a los 44

El buque que lleva el minisubmarino salió este domingo. Participará del operativo de búsqueda del ARA San Juan. Una multitud despidió, en Comodoro Rivadavia, al buque con esperanza y emoción.

Cientos de personas se reunieron hoy, con Banderas Argentinas, en las costas de Comodoro Rivadavia para despedir al buque Sophie Siem, que lleva a bordo el minisubmarino de la armada de Estados Unidos para buscar al ARA San Juan.

La partida se produjo desde el puerto de Comodoro Rivadavia a las 14.13, en medio de fuertes vientos que soplaban a 90 kilómetros por hora.

«Cientos de personas, con banderas y muy emocionadas se acercaron a la costanera o al pie del Cerro Chenque para despedir al buque», publicó El Comodoroense, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, veteranos de la Guerra de Malvinas también desplegaron banderas celestes y blancas para despedir al barco. Con bocinazos y gritos, le desearon suerte a los tripulantes del barco.

Una hora antes de su partida, la Aduana Argentina y la Prefectura terminaron los alistamientos administrativos pendientes tras la revisión técnica que certificó la correcta instalación del minisubmarino en la popa del buque.

A las 13.30, subió al barco la última tanda de la tripulación de la marina de Estados Unidos, que viaja a bordo de la embarcación.

Se trata de 43 hombres de esa nacionalidad además de dos argentinos, los capitanes Parant, submarinista, y Reynoso, buzo de profundidad, ambos de la Marina de nuestro país.

En condiciones normales de navegación, el Sophie Siem debería llegar a la zona de búsqueda y rescate del ARA San Juan en 20 horas, sin embargo los fuertes vientos pronosticados lentificarán su travesía.

Alistada la partida, y levada al barco la escalera, los militares de las fuerzas argentinas se alternaron con el personal de mando de la Marina de Estados Unidos para despedir al Sophie Siem, en una hilera paralela al muelle que marcó el inicio de una zarpada que se convirtió en un hecho no sólo formal sino emotivo.

 

El vocero de la Marina de Estados Unidos, Héctor Alejandro, recordó que «esta es una misión humanitaria en la que participan fuerzas de varios países del mundo unidas con la Marina argentina, el Ejército y la Fuerza Aérea».

También agradeció la calidez en la recepción de su grupo: «Agradecemos al pueblo de Comodoro Rivadavia, donde hemos podido trabajar juntos», dijo. Claudio Pérez Ortigueira, jefe de la Armada en la base de Comodoro Rivadavia, dijo a Télam que la tarea de su fuerza «ha sido de apoyo. Asumimos la responsabilidad de coordinar todas las tareas necesarias para la salida del Sophie Siem».