La prensa europea destacó la lucha comprometida de la hermana Ivonne Pierron con la historia argentina

Los medios de comunicación del país replicaron la noticia del fallecimiento en Misiones de la monja francesa Ivonne Pierron, y la noticia tuvo repercusión internacional ante el reconocimiento que logró la religiosa por su lucha por los derechos humanos, la educación y los pobres en la provincia argentina. Fue protagonista de uno de los casos de mayor repercusión internacional por el asesinato de sus compañeras, las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, secuestradas, torturadas y arrojadas vivas al Río de la Plata en uno de los llamados “vuelos de la muerte” en la época de la dictadura cívico-militar de la Argentina. Ella fue una sobreviviente que buscó verdad y justicia durante toda su vida.

La red de radio parisina RFI, que transmite noticias en todo el mundo en francés y en 13 idiomas extranjeros, publicó bajo el título “falleció Yvonne Pierron, misionera, testigo comprometido de la historia argentina” un informe en reconocimiento a su memoria y su lucha.

“Esta monja de la Orden de las Misiones Extranjeras había vivido en Argentina desde 1955. Había regresado al país con el regreso de la democracia después de haber escapado en 1977 para salvar su vida. Sus compañeros Alice Domon y Léonie Duquet no tuvieron esa oportunidad. Una monja cuya necesidad de compartir la fe despertó admiración en su lucha, una mujer comprometida con generaciones de niños de la aldea guaraníes y de jóvenes de Pueblo Illia, en las tierras rojas de Misiones, para que puedan tener la oportunidad de estudiar. El derecho a la educación y a la cultura fue una de sus luchas. La provincia de Misiones está de luto, dice su gobernador”, escribió la periodista Isabelle Le Gonidec.

 

 

La prensa europea también valoró la defensa de la monja francesa por la ayuda recibida por el Papa Francisco, cuando aún era sacerdote, en la búsqueda por la desaparición de Cathy y Leonie. “La hermana Yvonne se convirtió, en los últimos años de su vida, en una celebridad. La religiosa fue solicitada a veces por los medios de comunicación en temas de memoria y derechos humanos. Yvonne fue así llevado a defender a Jorge Mario Bergoglio, el futuro papa Francisco, acusado en Argentina por su supuesta pasividad durante la dictadura. “Bergoglio nos ayudó mucho durante la desaparición de Cathy y Leonie”, testimoniaba Yvonne.

El diario digital Europe1 destacó los libros, documentales y la película argentina que le fue dedicada en 2016 y un premio otorgado en Misiones a las personalidades que trabajan en el campo social, que toma su nombre “Ivonne Pierron”.

“La religiosa fue condecorada en 2005 con la Legión de Honor en reconocimiento a una vida dedicada a los pobres”, remarcó el periódico.

En tanto, el diario español El País, bajo el título “Muere una monja francesa que sobrevivió a la dictadura argentina”, reseñó su historia de vida y testimonio sobre los delitos de Lesa Humanidad cometidos en la dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983, entre ellos, uno con enorme repercusión internacional: el asesinato de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, secuestradas, torturadas y arrojadas vivas al Río de la Plata en uno de los llamados “vuelos de la muerte”. Uno de los cuerpos, el de Domon, fue hallado con una fractura ósea flotando cerca de una playa y enterrada en una tumba sin nombre en un ignoto cementerio. Con el regreso de la democracia su cuerpo fue identificado y se le dio sepultura.

Domon y Duquet tenían una compañera: Ivonne Pierron. Ella participaba también en el trabajo religioso que desarrollaban en Argentina hasta que el excapitán de fragata Alfredo Astiz se infiltró como espía en los organismos de Derechos Humanos, que a pocos meses de iniciada la dictadura, ya reclamaban por los desaparecidos. Pierron murió este jueves a los 89 años. Cuando sus compañeras fueron secuestradas, huyó de Argentina hacia Francia disfrazada de anciana y en silla de ruedas.

Cuando se identificaron los restos de Doomon, Pierron expresó: “Yo nunca perdí las esperanzas. Se sabía que estaban en el mar y el mar siempre trae de vuelta”. “Vinimos para ser uno más del pueblo y luchar con la gente contra los atropellos. Luchadoras. Eso eran”, dijo alguna vez sobre sus compañeras asesinadas, “que hayan encontrado a Léonie es una buena señal. Ahora se sabe lo que les hicieron. Ellos pensaron que nadie se iba a dar cuenta y una vez más se equivocaron”, declaró en una oportunidad a la prensa.

A principios de este año, la religiosa había sufrido un accidente cerebro vascular (ACV) y su salud entró en un estado delicado. Vivía hace 30 años en una pequeña localidad de la provincia de Misiones (a 1.000 kilómetros de Buenos Aires), llamado Pueblo Illia. La religiosa levantó en ese lugar un hogar para albergar a los hijos de los productores que viven lejos de la escuela, para que estos no abandonen sus estudios.

“Ese lugar será donde su obra quedará inmortalizado de la misma manera que la lucha de sus hermanas”, concluye el artículo del diario El País.

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE