Los autos de más de $510 mil pagarán desde enero un impuesto interno

Cada final de semestre, desde hace tres años, el sector automotriz vive en vilo por la decisión del Gobierno de turno respecto a los impuestos internos que gravan a los modelos de mayor precio. Esta vez, al menos, no tuvieron que esperar al último día. Ayer, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, dejó trascender que a partir del 1 de enero subirá 8,5% la base imponible a partir de la cuál se comienza a pagar ese tributo.

Fue en una charla informal con periodistas, con motivo del brindis por fin de año, pero sirvió para que las automotrices tuvieran un adelantó de la política que se va a seguir hasta el 30 de junio del 2017.

Este diario anticipó, hace dos semanas, que ese sería el porcentaje de incremento para fijar el valor a partir del cual los 0km pagan impuestos. En ese momento, en el Gobierno se analizaban un par de alternativas. Una era ésta mientras que la otra proponía elevarlo 15%. Sin embargo, se impuso el criterio de una suba menor para evitar críticas por aliviar la carga impositiva al sector automotor en un momento en el que se debate cómo financiar desde el Estado el impacto fiscal que tendrán los cambios en Ganancias.

Según confirmó ayer Cabrera, la base imponible del precio de fábrica que hasta ahora está en $350.000 pasará desde enero a $380.000. Si se toma el precio al público, el cambio sería de los modelos de un valor de alrededor de $480.000 (varías según el margen de las concesionarias) a poco más de $510.000. Los autos que superen ese nivel pasan a pagar una alícuota del impuesto interno del 10% que repercute en el valor del vehículo en aproximadamente 11%. En tanto, hay otra franja impositiva a partir de $800.000 que tributan una alícuota del 20%. Esta franja quedará sin modificaciones, por lo menos, hasta junio próximo. De todas maneras, son modelos de muy alto precio o premium y de poco volumen.

La preocupación estaba en el nivel inferior ya que se trata de vehículos medianos, varios de esos nacionales. Con esta suba de la base imponible hay varios modelos que ahora tendrán margen para ajustar sus precios ya que durante varios meses no se incrementaron para evitar ser castigados con el impuesto.

Sólo hay tres modelos nacionales hoy alcanzados por este impuesto, la Toyota SW4, el utilitario Mercedes-Benz Vito y el SUV de Honda HR-V. Pero hay otros siete modelos de producción local que están cerca de caer en el impuesto y que ahora tendrán mayor espacio para aumentar. El impuesto sí grava a una gran cantidad de vehículos importados.

Si bien en el sector se siente alivio por la suba de la base imponible se pretendía una mejora mayor. Esto porque desde enero pasado que no tuvieron ningún ajuste y se manejaron durante todo el año haciendo malabares para evitar que estos modelos fueran alcanzados por este tributo. Además, no ocultan su malestar porque el gobierno, todavía, no cumplió con la promesa de no castigar con este impuesto a los vehículos de producción nacional cuando, en paralelo, se está pidiendo que se hagan inversiones. Ambito.com.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE