Educación pondrá el foco en el aprendizaje de la lectoescritura antes del ingreso a la escuela primaria

Educación pondrá el foco en el aprendizaje de la lectoescritura antes del ingreso a la escuela primaria

Más allá de números, la ministra de Educación, Ivonne Aquino, planteó la necesidad de establecer nuevos paradigmas en Misiones para mejorar el aprendizaje y evitar el abandono de niños y jóvenes en todos los niveles. La titular de la cartera educativa advirtió que la expansión del nivel inicial desde los tres años es positiva, pero en la provincia en particular, hay que ocuparse del nivel secundario, herido por el nivel de abandono y la necesidad de articularse con el nivel superior para la continuidad en el aprendizaje.

Aquino, en su primera visita a la Cámara de Diputados para defender el presupuesto educativo, dedicó buena parte de su  exposición a hablar de políticas educativas. En esa línea, advirtió que es necesario un diálogo más fluido entre el nivel inicial y la primaria con una revisión de enfoques teóricos.

Adelantó que  uno de los objetivos será la apropiación de la lectoescritura desde el nivel inicial para que el pasaje a la primaria no implique “un corte”, sino una fluidez.

La ministra rescató  un concepto de de la lingüista Ana María Camblong, quien postuló la idea de “umbrales” dentro de los distintos contextos interculturales. Para Aquino, esos umbrales deben mezclar prácticas alfabetizadoras para garantizar éxito en el resto de los niveles y abordaje de ciencias. También resignificar prácticas de lectura y nuevos procesos de enseñanza de lectura y escritura. Entre salas de cuatro y cinco años hay 36.258 chicos solo en escuelas públicas, contra 11.812 en las privadas. Apenas el 28 por ciento de las salas de nivel inicial están en los ámbitos urbanos, mismo porcentaje que las escuelas primarias, porcentaje que se eleva al 58 por ciento en el caso de las secundarias.

Aquino propuso repensar el concepto de infancia y actuar a través de los docentes en la promoción del desarrollo integral de los niños, con los equipos técnicos de salud y desarrollo social y junto a los padres y otras organizaciones. “La responsabilidad es compartida y debemos articular diálogos”, explicó.

La ministra planteó la necesidad de potenciar “culturas inclusivas” en la educación temprana con la incorporación, por ejemplo, de Tablets, para lo que se están elaborando secuencias didácticas.

Como paso posterior, sostuvo la necesidad de una resignificación de “toda la curricula de nivel primario”, con nuevos paradigmas como la del aula invertida, concepto creado por Jonathan Bergmann, quien hace poco estuvo en Misiones explicando su metodología, que rompe con la estructura vertical de la educación.

“Pero no queremos que quede como un documento muerto sin parangón con la realidad, por eso ponemos el centro en los que saben, que son los maestros. Es necesario que las teorías de los maestros se pongan en juego con la teoría de los académicos. Que sean pares en igualdad de condiciones para debatir las mejores maneras de enseñar”, reflexionó.

“El diseño apunta a la elaboración de un documento que ponga en valor las prácticas de enseñanza y  fortalezca la identidad misionera desde distintas líneas que convergen en el desarrollo del contenido, como el plan provincial de lectura, las Tics, la resignificación del dispositivo de enseñanza para ciencias y matemáticas”, enumeró.

Aquino sostuvo que hay que darle una atención especial los problemas de la educación misionera, especialmente en el nivel primario y poner sobre la mesa el abandono, la repitencia y la sobreedad que obligan a buscar nuevas estrategias para lograr la superación de estos escollos. En el nivel medio la deserción alcanza al 40 por ciento. Un poco más demora uno o dos años más en la terminación de sus estudios.

El abandono se da en todos los contextos, con matices diferentes.  “Buscamos mecanismos para que los chicos recuperen el interés por aprender en las escuelas a través de la expansión y obligatoriedad de las escuelas secundarias”, precisó. Aquino reconoció que el secundario es un “nivel sensible” incluso más complejo que la inclusión desde el nivel inicial. “El trabajo que se viene realizando en el nivel inicial nos da tranquilidad sobre ese nivel. En cambio, la secundaria, en todas sus modalidades, nos ocupa”, admitió. Por eso, sostuvo, la obligatoriedad de la sala de tres años, que saldría por ley nacional debe darse de forma gradual para dar la posibilidad a las jurisdicciones a que no pierdan el eje de otras prioridades.

En la secundaria hay una matrícula de 112.724 alumnos, con un plantel de 18.901 docentes, de los cuáles el 78 por ciento es de gestión estatal.

El presupuesto educativo para el año que viene será de 9.601.926 millones de pesos, lo que representa el 26,2 por ciento del presupuesto de la Provincia, con un aumento del 22 por ciento en relación a este año. La Educación está al tope en el reparto de recursos provinciales para el año que viene, tal como viene sucediendo en los últimos años.

Por su parte, el presidente del Consejo General de Educación, Mauricio Maidana, agregó que “el presupuesto 2017 es de 6.926.835.000 pesos, que nos permitirá seguir fortaleciendo cada uno de los niveles y modalidades de la educación en la provincia de Misiones”.

Además, “permitirá fortalecer el crecimiento del sistema educativo, la expansión del mismo, y la incorporación de contenidos”.

Explicó que se continuará “con la fuerte impronta de reorganizar el sistema, con los mismos recursos humanos, y determinar las plantas funcionales; es una tarea de mediano plazo”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE