Un tumbero a la Rosada

Omar Obaca es antes que nada, actor. Su nombre es Marcos Martínez, tiene 38 años y vive en Luján. Nació en Oberá y es actor, egresado en 1999 de la carera de arte dramático de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (EMAD). En su carrera suma varios trabajos en teatro; entre otras, participó de obras como Chaco Bermejo, Negro sobre blanca, Hairspray –comedia musical que protagonizó Enrique Pinti–, Nada que ver y El cruce de la Pampa, que le valió el premio Revelación Masculina. En cine hizo una participación pequeña en Un oso rojo, de Adrián Caetano, y en De quién es el portaligas, de Fito Páez.
Pero su carrera más importante la hizo en varios papeles de televisión. Entre ellos, se destaca su participación en Tumberos, aquella miniserie post crisis 2001 que se propuso contar la crueldad y la corrupción del sistema penitenciario argentino. Allí, Marcos hizo el papel de un preso que compartía pabellón con Willy, el recordado personaje que protagonizó Carlos Belloso.
Martínez tuvo algunos roles también en Disputas, Culpable de este amor, Costumbres argentinas, Hermanos y detectives, Criminal, Tinta argentina y Botineras.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE