En la provincia hay unos 1.800 productores registrados que obtienen alrededor de 250 mil kilos de miel al año.

El INTI busca fortalecer la producción apícola en Misiones

Integrantes del Cluster Apícola de Misiones, realizaron la primera reunión técnica en Posadas con el objetivo de definir metas y avanzar en un plan de trabajo. En este primer encuentro participaron especialistas del INTI, el INTA, la Universidad de Ciencias Forestales de El Dorado, del Ministerio del Agro y de asociaciones de productores.

Al respecto Andrea Acosta, directora del Centro INTI-Misiones, destacó la importancia del trabajo que realizará el Cluster en función de la política de industrialización de la ruralidad que el INTI viene llevando adelante desde hace varios años y detalló: “Esto se suma a todo el trabajo que venimos realizando en la región para fortalecer las diversas cadenas de valor y que comenzaron a sistematizarse desde la creación del centro”.

En el territorio provincial hay actualmente unas 25 mil colmenas en producción, distribuidas entre unas 1.800 familias que trabajan en la actividad y se producen alrededor de 250 mil kilos de miel pura. Asimismo existen  muchos productores que no están registrados que producen a baja escala y para consumo interno y uno de los objetivos del cluster es identificarlos a todos para poder brindarles asistencia técnica.

La totalidad de la producción se vende dentro de la provincia, donde el consumo percápita es superior a la media nacional. La mayor parte se comercializa directamente del productor al consumidor, ya sea a través de las ferias francas, con puestos de venta informales o vendedores ambulantes y una menor proporción llega a algunos supermercados a través de la Federación Misionera de Cooperativas Apícolas (FEMICA).

En tal sentido, Abel Puntel, técnico apícola del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) en Apóstoles, e integrante del Cluster, aseguró que la miel pura de la chacra es una producción que ofrece muy buena rentabilidad al colono y que actualmente se vende a valores que oscilan entre los 50 y 60 pesos por kilo, precios que casi duplican al de las mieles de marcas comerciales. Además aclaró que hay un diferencial de calidad frente a los productos comerciales, porque mientras la miel de los colonos es pura, la que llega de afuera está rebajada con jarabe de maíz, en proporciones tales que el producto pierde la mayoría de sus propiedades.

En consecuencia y para capitalizar ese diferencial de calidad uno de los objetivos del Cluster será trabajar en la caracterización de las mieles para generar valor agregado y mayor calidad. “Vemos que los supermercados están llenos de miel de baja calidad, con mucho de jarabe de maíz y muy poco de miel. Tenemos que informar cuál es la miel pura y cuáles los beneficios de su consumo”, finalizó el especialista.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE