comScore
“En todo el territorio francés si capturás a un ejemplar protegido vas a la cárcel”

“En todo el territorio francés si capturás a un ejemplar protegido vas a la cárcel”

Jean Paul Crampe, es guardaparque francés y en su visita a Misiones en el marco del Convenio de Cooperación descentralizada entre la provincia y el Departamento de Pirineos Atlánticos, compartirá con sus pares misioneros la experiencia de trabajo en el Parque Nacional de Los Pirineos Franceses y la acción más importante que ha realizado en los últimos 30 años de carrera: lograr la reintroducción de una especie extinta en el área, “Le Bouquetin” o Cabra Pyrenaica.

Crampe destaca las acciones que la Provincia de Misiones ha desarrollado a nivel gestión ambiental para proteger la biodiversidad y defiende fuertemente la sanción penal a la caza furtiva.

Mi interés es ver como se trabaja en otros sitios del mundo fundamentalmente en una zona tan rica a nivel naturaleza, para uno que se dedica a la naturaleza toda su vida es interesante ver esto; he entendido que hay figuras de parques diferentes pero el problema de fondo es el mismo en todos los sitios, en todas las partes del mundo pasan cosas parecidas. Podemos intercambiar que soluciones hay pero también en cada sitio del mundo encuentran sus propias soluciones” manifestó apenas llegado al Ministerio de Ecología para reunirse con funcionarios de la cartera ambiental».
Francia es un país que ha decidido sancionar penalmente a aquellas personas que realicen caza furtiva, una materia aún pendiente en Argentina, a la cual apunta la Ministra de Ecología y RNR de Misiones quien ha presentado reiteradas solicitudes al COFEMA para su análisis y elevación a los Legisladores Nacionales. “El furtivismo puede ser peligroso aquí, para nosotros eso no existe, si bien hay caza no al nivel profesional que se puede encontrar aquí donde la gente está decidida a escapar; sin embargo (a nivel normativo) hay un concepto sobre la naturaleza que es muy interesante a mi juicio”.
 
Le bouquetin
 
Prosigue “yo estoy defendiendo en mi país que en los parques nacionales no se permita cazar y me dicen pero que las especies se van a degenerar o aumentar en demasía y yo he luchado para que enseñar que no es así, que se estabilizan a cierto nivel; cada bicho que nace un día u otro tiene que morirse. Mucha gente piensa que si no se las mata las especies van a estar enfermas o a reproducirse sin control, pero no hay necesidad ninguna de regular; la naturaleza se autorregula con mecanismos naturales. En Francia es otro tipo de medio y hay mucha más tradición de caza; es que se tiene que compartir el espacio con las especies; si sale el siervo de su bosque ya está en un jardín o en un campo, porque el campo se ha hecho en su terreno. Pero, en todo el territorio francés si se mata una Cabra Montés se trata de un delito, vas a la cárcel, como si matas un Águila Real o un Quebranta Hueso”.Jean Paul Crampe es reconocido mundialmente por su labor a favor de la reintroducción de una especie extinta en los Pirineos, el Ibex Ibérico o Cabra Montés; de joven alternó sus actividades educativas con el pastoreo. Su desempeño durante 40 años como guardaparque en el Parque Nacional Pirineos le ha valido numerosas publicaciones mundiales en revistas de gran prestigio científicas dedicadas a la naturaleza. “Hace 30 años trabajo con una especie que era muy abundante en los Pirineos pero que también era muy frágil a la caza porque cuando se le acerca un predador ella se sube a una roca y no se mueve; tan pronto como llegó el hombre con sus arcos y escopetas acabó en los Pirineos con la especie”. Se trata de “Le Bouquetin” –en su idioma original-, “Cabra Pyrenaica” o “Cabra Montés” en español, este animal pese a desaparecer en Francia ha podido sobrevivir dentro del continente europeo en España; precisamente con ellos ha trabajado Crampe para lograr alianzas que permitan la existencia nuevamente de la especie en territorio pirineo“Todo este tiempo el trabajo fue convencer a los españoles que tenían la especie que nos dieran algunos para reintroducir; algo que atrasó la decisión de aceptar que se haga algo fue que en los Pirineos se creía que había una sub-especie diferente a la de España, otra cosa fue que para los españoles la caza de esta especie es muy valiosa económicamente entonces implicaba perder la exclusividad. En 2010 se decidió poner en marcha un programa sin fronteras con los tres países contenidos (España, Francia y Andorra) dedicado a recuperar la biodiversidad de Los Pirineos, la que se había perdido o está en peligro como el Oso Pardo, el Lince o rapaces como el Quebranta Hueso. Es la primera vez que se han olvidado los límites y hemos visto a Los Pirineos como una entidad biológica sin fronteras”.

Finalmente el arduo trabajo tuvo un final feliz “el 10 de julio reciente soltamos algunos ejemplares; después de 30 años de esfuerzo yo veía salir las cabras del cajón; nosotros hemos asegurado que en Francia este ejemplar nunca se cazará, es protegida”.

wpadmin-

Canal W



Quizás tambien le interese...