Koropeski: «La presidencia de la AFA no tiene que caer en manos de los clubes grandes»

El titular de Crucero del Norte, Julio Koropeski, respaldó la designación de Luis Segura al frente de la AFA en reemplazo del fallecido Julio Grondona. En declaraciones radiales, el titular del colectivero dejó en claro que con la ausencia de Grondona habrá que defender el reparto de los recursos de las apetencias de las instituciones más grandes, que pretenden más dinero en desmedro de clubes más chicos y del interior. «La presidencia de la AFA no tiene que caer en nadie que venga de los clubes grandes o más representativos de la Argentina», dijo Koropeski en declaraciones al programa «El Mundo del Deporte» por LT17.

«Hay muchos medios nacionales junto a sectores que operan para los grandes clubes que nunca quisieron ir más allá de la avenida General Paz», dijo el dirigente.

Koropeski contó que para el torneo de 30 equipos en Primera División (donde podrían estar Crucero y Guaraní si logran el ascenso) iba a haber un reparto más importante de recursos, favoreciendo más a los clubes chicos y del interior. Grondona también era un garante de esta distribución y ya no está.

«Seguramente van a fogonear (los clubes grandes) para que no se lleve a cabo, pero no va a prosperar porque estamos en vísperas de la Asamblea de Octubre para consagar al vice (Luis Segura) para que complete el mandato», explicó Koropeski.

El presidente de Crucero fue uno de los primeros en viajar desde el interior para participar del velatorio y funeral de Julio Grondona, a quien recordó con afecto el día de su muerte.

En el día de ayer el Comité Ejecutivo de la AFA resolvió por «aclamación unánime» la designación del presidente de Argentinos Juniors, Luis Segura, como nuevo titular de la AFA para completar el mandato de Julio Grondona, hasta octubre de 2015. Esta decisión deberá ser homologada en la próxima Asamblea a realizarse en octubre, como comentó Koropeski.

De esta forma, los clubes grandes y chicos, de Capital y del Interior, «patean» la pelota para adelante, mientras debaten internamente cómo debe ser el reparto de los recursos que genera el fútbol, fundamentalmente de la televisión.

La Asamblea de la AFA es el máximo cuerpo decisorio de la entidad de la calle Viamonte. Está compuesta por 50 miembros y para designar al presidente se necesitan al menos 26 votos (la mitad más uno). Tienen un voto cada uno de los 20 clubes de Primera División; 8 por los clubes de la B Nacional (Guaraní y Crucero tendrán un peso importante en alguno de esos votos); 7 por las Ligas del Interior (ahí están incluidas las ligas locales de Misiones); 7 por los clubes de la Primera B; 4 de la Primera C, 3 de la Primera D y 1 por el Argentino A.

La batalla mayor

La designación de Segura el frente de la AFA por los próximos 14 meses era algo esperado. La verdadera batalla comenzará ahora por designar al sucesor que se hará cargo a partir de 2015. Será ese nuevo presidente designado el que comenzará a plasmar o no, muchos de los cambios largamente reclamados por los diversos actores que componen el fútbol argentino. En líneas generales, se podría decir que se trata de ir a un modelo «a la brasileña» (con mucho federalismo y poder repartido entre los clubes) o un modelo «a la española» con dos clubes fortísimos, y el resto peleando a mucha distancia de estos grandes.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE