La oficial Lourdes Tabarez dijo que pidió refuerzos porque Guirula estaba “incontrolable”, pero un colega la contradijo

Lo contó su abogado, Alejandro Jaborniky, quien indicó que su clienta jura no haber visto la golpiza que sufrió el albañil ni el lavado posterior de la camioneta en la que lo llevaron a la comisaría XIII. Otro imputado, del Comando, por su parte, dijo que cuando ellos llegaron la víctima ya e estaba reducida.Alejandro Jaborniky dijo que su defendida, la oficial Lourdes Tabarez, le contó que tuvieron que llamar a dos refuerzos del Comando Radioeléctrico porque Carlos Raúl Guirula (30) estaba incontrolable. Sin embargo, el chofer del segundo grupo de refuerzo del Comando que llegó hasta el motel, Jorge Marcelo Bogado, le aseguró a su abogado, Pablo Luján, que cuando llegaron ya la víctima había sido “reducida”, y que solo los ayudó a subirla al patrullero.
Jabornicky aseguró que esas contradicciones responden a un “acto de defensa”. La oficial aseveró que en su presencia no hubo golpes a la víctima ni se lavó la camioneta que trasladó a Guirula hasta la comisaría.
 
guirula

Carlos Raúl Guirula, víctma

 
La oficial Lourdes Tabarez, única mujer entre los efectivos detenidos, esperaba esta noche su turno para declarar ante el juez Marcelo Cardozo.
En diálogo con Radio Libertad, Jabornicky, hizo una síntesis del relato de su defendida: “Ella me cuenta que reciben una llamada de que un grupo de jóvenes estaba causando desórdenes, que se esos muchachos se enfrentaron con el personal del motel, que no los dejaban salir porque tenían que pagar una bebida alcohólica. Entonces se hacen presentes la oficial a cargo y dos efectivos más. Ellos se acercan, intentan persuadirlos de que pagaran la deuda, y que todo se termine ahí. Lejos de terminar, tuvieron que pedir refuerzos al Comando Radioeléctrico. Este grupo de amigos se encierra en el auto, posteriormente los detienen, pero recién cuando llega el segundo apoyo de Comando. Es decir que tienen que pedir un segundo refuerzo porque estos jóvenes se habían puesto violentos”.
El letrado agregó que Guirula no fue trasladado dentro del patrullero sino en la cajuela. Y explicó que cuando llegan a la XIII la oficial se baja, busca la documentación de rigor para estos casos de contravención “y ahí es cuando tiene que sacarle los cordones, el famoso celular, y cuando tienen que bajarlo para detenerlo. Le dicen los efectivos: ‘Este se durmió’. Entonces intentan despertarlo, ven que no lo hace. Notan que tiene los labios bordó, le toman el pulso, se dan cuenta de que no respira y le hacen reanimación. No logran reanimarlo, entonces llaman a la ambulancia”.

Cuando lo tienen que bajar a Guirula, los efectivos le dicen a mi clienta: ‘Este se durmió’, pero cuando quieren despertarlo se dan cuenta de que no respiraba. Le hacen tareas para reanimarlo, no lo logran y llaman a la ambulancia. Esto pasó todo en pocos minutos.

Consultado sobre la contradicción entre la declaración de Tabarez y la de uno de los choferes del Comando sobre el momento en que lo llevan esposado a Guirula, el abogado manifestó que se trata de un “acto de defensa”. El conductor dijo a su defensor que cuando llegó, el albañil ya había sido reducido.
“Evidentemente mi cliente que se traslada en el patrullero desde el motel hasta la XIII no vio nada en el traslado. Sí podrían dar testimonios los efectivos que iban detrás del patrullero camioneta donde iba la víctima. Yo le pregunto quién lo golpeó, y ella me dice que bajo su control se llegó en forma normal, que no vio quién lo hizo”. La oficial dijo que tampoco sabe nada de la billetera que al día de hoy no aparece, y que tendría la suma de mil pesos.  
 
“Tampoco bajo su control ocurrió el lavado de la camioneta. Algo sucedió en el traslado del detenido, y eso no es responsabilidad de ella. A mí me llama la atención que se la quiera poner como la principal responsable”.
 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE