La Corte rechazó reclamo de la oposición por el reparto de las bancas legislativas

la fotoLa Corte Suprema de Justicia le puso fin al reclamo opositor por el reparto de las bancas legislativas en 2011, cuando la Renovación, en virtud de los votos alcanzados, se alzó con 18 de las 20 bancas en juego.

 

La oposición había recurrido al más alto tribunal en queja por una sentencia del Superior Tribunal de Justicia que había dejado en evidencia un papelón de los apoderados de la UCR, con su presidente Hernán Damiani a la cabeza: habían olvidado pagar una tasa obligatoria para los recursos extraordinarios.

Ante la falta de ese tributo, el Superior Tribunal rechazó con el voto de siete ministros los recursos presentados por la Unión Cívica Radical, Frente Unidos por la Democracia, el Partido Agrario y Social y el Frente para la Victoria.

El argumento, en el que coincidieron todos los ministros, es que los partidos de la oposición olvidaron hacer un depósito previo que es un requisito formal de admisibilidad del recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.
Incumplido ese paso, es doctrina reiterada y constante del Alto Cuerpo, que el recurso es formalmente inadmisible. Los partidos están exentos de pagar la tasa por actuación jurídica –conocida como tasa judicial-, pero no para presentar un recurso extraordinario.

Como era de esperar, el fallo local marcaba el fin del asunto, ya que el reclamo ante la Corte Suprema, que había sido impulsado por el mismo radicalismo era por “denegación” de justicia, es decir, por no existir un fallo después de tres años.

El radicalismo, que conduce Hernán Damiani de todos modos insistió en el reclamo a la Corte que ahora dio por finalizado el pleito al reconocer, como era previsible, el fallo del STJ misionero. “Como hubo fallo, el reclamo se torna abstracto”, reza la conclusión del fallo de la Corte.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE