Coinciden en que debe llamarse a un nuevo plebiscito por Corpus

RELACIONADAS

Los candidatos a gobernador coinciden en que tras el anuncio de Argentina y Paraguay de rediscutir la construcción de la represa, debe hacerse un nuevo debate con la sociedad. Fuertes críticas en Paraguay.

Río. El Paraná podría tener una nueva represa si se avanza con Corpus.

Río. El Paraná podría tener una nueva represa si se avanza con Corpus.

[su_note note_color=”#cdcdcd”]El Movimiento Social y algunos dirigentes de la oposición rechazan la posible hidroeléctrica[/su_note]La decisión de los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner, y de Paraguay, Nicanor Duarte Frutos, de relanzar el debate por la construcción de la represa de Corpus sobre el río Paraná, generó un fuerte debate en el vecino país y se coló en la campaña por la Gobernación de Misiones. El senador Maurice Closs, precandidato a gobernador por la Renovación, dijo ayer que debe convocarse a un nuevo plebiscito el año que viene, para que la ciudadanía se exprese sobre la obra energética.

“No hace falta fundamentalismo, sí racionalidad y prudencia, ante la decisión de los gobiernos de la Argentina y Paraguay de construir la represa de Corpus en el río Paraná en Misiones”, dijo Closs. Sostuvo que el proyecto debe estar separado de la cuestión política, porque “acá hay dos intereses muy fuertes, los que dicen que la represa es necesaria, que falta energía, porque sin energía no hay crecimiento ni trabajo, y aquellos que argumentan que causa impacto en el medio ambiente, que también tienen razón”.

Recordó que en el plebiscito de 1996 cuando los misioneros dijeron no a la represa, “se metió la política, la interna entre (Julio) Humada y (Ramón) Puerta”, agregó. Por lo que consideró que para dar vuelta esta consulta “se debe hacer otro plebiscito en el 2008 y donde no se metan la cuestiones políticas”.

El Gobierno provincial mantiene un apoyo a la construcción de la represa y el llamado a un nuevo plebiscito. La postura oficial es que la infraestructura (accesos, caminos y otros) y viviendas se repartan entre 22 municipios, evitando repetir la nefasta experiencia de Yacyretá. También ha planteado que durante el tiempo de concesión de la operación de la represa por inversores y operadores privados (única forma de construir infraestructura en la actualidad, ante la falta de recursos estatales) se reciban más de 1.000 millones de dólares en regalías durante ese lapso, es decir el 33 por ciento de la inversión total inicial. Pero además, una vez finalizada la concesión, el Gobierno plantea que la mitad de la represa pase a manos de la provincia (la otra mitad correspondería al Paraguay) para su libre disponibilidad y propiedad.

El diputado nacional Diego Sartori, también postulante a la gobernación, coincidió en que debe hacerse otro plebiscito. “Si digo que seguirá el crecimiento, hay que tomar el tema y debatirlo con seriedad, porque para que la economía crezca, hará falta energía, pero se deben dar las garantías de que la energía que se genere quede para los misioneros, que hoy pagan la electricidad más cara del país. No debe ser una obra que beneficie al país central únicamente”, cuestionó.

El radical Pablo Andersen, precandidato a gobernador por el Frente de la Dignidad, aseguró que su postura se mantiene en el No a la represa, pero admitió que si se hace un nuevo plebiscito, con un gran debate sobre la obra, y la sociedad cambia de opinión, la aceptaría.

El ex gobernador Ramón Puerta, quien se opuso en el pasado a la represa, ahora en campaña por regresar a la Gobernación, indicó que “si se me dice de qué características es la represa, cuánto puede inundar, en qué lugar se encuentra y de qué diseño energético estamos hablando, podemos discutirlo. Pero primero el medio ambiente y el ser humano, y después la energía. Fui uno de los que votaron por el No a Corpus en Itacurubí pero defendí Corpus en Corpus”.

El diputado nacional Juan Manuel Irrazábal, otro de los candidatos a gobernador por el Frente para la Victoria, opinó que “para liderar, hay que encarar obras hidroeléctricas y volver a redefinir Corpus, Garabí y ver que la regalías que dejan esas obras tiene que ser para el desarrollo sustentable”.

“Misiones tiene posibilidad de generar energía y hay que discutir porqué los que dicen no, que me digan cómo generamos industrias”, puntualizó.

Críticas en Paraguay

En Paraguay coinciden en que debe convocarse a una consulta popular y los medios periodísticos están ejerciendo una fuerte presión sobre el Gobierno para que “no ceda ante la Argentina”, que es la que necesita la energía. Para Paraguay, la obra debe hacerse en Itacuá, por la mayor capacidad de generación, disponibilidad de materiales, etcétera, y porque ya cuenta con los documentos necesarios. Las otras opciones, son Itacurubí, aguas arriba de Itacuá y Pindo i o Corpus propiamente dicho.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE