Día del Ingeniero Agrónomo: Conozca los alcances de esta profesión

Día del Ingeniero Agrónomo: Conozca los alcances de esta profesión

Hoy celebramos el día de este profesional y misiones online quiere hacer un recorrido sobre las principales funciones y los desafíos que esta labor presenta.

“La estrategia no consiste en correr grandes riesgos, sino en eliminar riesgos de las grandes oportunidades”, con esta frase, el ingeniero agrónomo Santiago Maria Lacorte, sostiene que promover el crecimiento de las ciencias agropecuarias y forestales se requiere buscar nuevas oportunidades y planificar innovaciones.

En ese sentido, hoy celebramos el Día del Ingeniero Agrónomo, una profesión cuyos alcances repercuten en la economía nacional de una manera fundamental. La celebración tiene su origen en el 6 de agosto de 1883 cuando comenzó a dictarse por primera vez en la Argentina la carrera de Agronomía en la Escuela Agrotécnica y Veterinaria “Santa Catalina”, en la ciudad de Lomas de Zamora.

¿Cuánto conocen realmente la función de un Ingeniero agrónomo? Para algunos expertos la ingeniería agrónoma está vista desde un ambiente rural y no como una función útil para el ambiente urbano.

En opinión de Marcelo Juan Warchol, el aporte de este profesional va más allá de una visión cortoplacista, sino que se debería extender hacia proyectos de largo plazo.

“Es un desafío a futuro que la sociedad entienda la función que tiene este profesional para mejorar la producción y la calidad de vida que promueve sería un gran avance, que la sociedad comprenda el servicio social que presta un Ingeniero Agrónomo (así necesita de un médico, de un bioquímico, de un abogado, de un contador) que es un profesional no solo para el ambiente rural sino también para el ambiente urbano”, sostuvo.

Por su parte, Santiago María Lacorte, explica que esta es una profesión que trabaja calladamente, sin estridencias y con escasos fines de lucro.  “La fortaleza de los profesionales se basa en su proyección social (alimentos, fibras, madera, medio ambiente) tanto en el sector productivo como la comunidad toda. Como se está haciendo en la actualidad, se exige permanentemente la matriculación en el Colegio de Ingenieros Agrónomos. Esto garantiza al demandante de asesoramiento una garantía ética y profesional”.

Coincide Warchol quién lamenta que a muchos profesionales no se les valore la matrícula. “Debemos respetar y honrar la matrícula legal a los colegios y consejos profesionales (…) Es una obligación y un derecho que las instituciones públicas provinciales y nacionales hagan cumplir las matrículas como también las empresas privadas”, acotó.

Por último, los profesionales encuestados coincidieron en que urge una mayor promoción de la profesión del Ingeniero agrónomo y que la calidad de la formación de los mismos en las diversas casas de estudio, debe elevarse. “Las Facultades de Agronomía de las distintas Universidades deben elevar en forma permanente los niveles académicos de sus profesores, alumnos y egresados. Ante esto, considero pertinente plantear la necesidad de que la Facultad asuma una posición de gerencia innovadora, que se readecúa y toma ventaja de las nuevas oportunidades, antes que el cambio sea forzado sobre la organización por las oportunidades perdidas”, añadió Santiago.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE