Desde el sector tabacalero consideran positiva una actualización de la ley de agrotóxicos

Desde el sector tabacalero consideran positiva una actualización de la ley de agrotóxicos

En esta actividad productiva el uso de Agentes de Protección de Cultivos disminuyó un 86% durante los últimos años. Solamente se emplean agroquímicos “poco peligrosos” y “normalmente poco peligrosos”. Entregan equipos de protección y recolectan los envases vacíos. “En la producción tabacalera no se utiliza glifosato”, aclaró el ingeniero René Urbieta, de la Comisión Técnica del Tabaco de la Provincia de Misiones.

 

 

El presidente de la Comisión Técnica del Tabaco de la Provincia de Misiones (COTTAPROM), el ingeniero René Urbieta, consideró como positiva una modificación de la Ley Provincial de Agrotóxicos que por estos días se debate en ámbitos de la Legislatura local. “Entendemos que la ley necesita una actualización porque hubo cambios en los productos, en el mercado y en todos los actores que tienen que ver con el uso de agroquímicos”, señaló en referencia a la ley sancionada en el año 1993.

 

En la Legislatura se encuentran en análisis tres proyectos que proponen diversas cuestiones, desde la regulación del uso del glifosato hasta la aplicación de agroquímicos en la producción hortícola. “Una actualización le va a poner un poco más de orden a todos los actores que intervenimos en la cadena de uso de agroquímicos. En principio lo vemos como positivo, y estamos dispuestos a aportar y colaborar para mejorarla”, destacó.

 

Entre los puntos que proponen algunas de esas iniciativas se menciona el control e, incluso, la prohibición del uso del glifosato. Para los tabacaleros esto no tendrá incidencia, ya que ese herbicida no se aplica en el cultivo. “El tabaco es muy sensible a este herbicida. No se utiliza en la producción tabacalera porque mata a las plantas”, subrayó.

 

La semana pasada, en el marco de una charla destinada a la prensa, el ingeniero Urbieta realizó una descripción del sector tabacalero e hizo hincapié en la evolución que registra el uso de los denominados “Agentes de Protección de Cultivos” (APC). “En nuestro sector tenemos bastante desarrollado el tema de la trazabilidad”, afirmó.

 

Entre los datos apuntados, Urbieta consignó que en los últimos años disminuyó notoriamente el uso de estos productos en las chacras tabacaleras. De acuerdo a los gráficos observados, “la cantidad de principio activo de todos los APC utilizados en una hectárea de tabaco Burley” cayó en un 86%, desde la campaña 1999 – 2000 a la fecha. El gran salto se dio hacia fines del 2.002 con la erradicación del bromuro de metilo (un gas que se inyectaba en el suelo para proteger los almácigos).

 

 

De acuerdo a las leyes vigentes, los APC se califican según su grado de peligrosidad con etiquetas y colores. Los clase 1 (rojos) son considerados “muy peligrosos”, los clase 2 (amarillos) “moderadamente peligrosos”, los clase 3 (azules) “poco peligrosos” y los clase 4 (verdes) “normalmente no ofrecen peligro”. Hace diez años que la producción tabacalera emplea solo productos con etiquetas azules y verdes.

 

“Que tengan una etiqueta verde no implica que dejen de ser peligrosos”, explicó Urbieta. Tanto la aplicación de estos agroquímicos como la deposición final de los envases que los contienen son dos ítems a tener en cuenta, ya sea para no afectar al productor o bien para evitar daños el medio ambiente. En esta campaña tabacalera se entregaron 10 mil equipos de protección (pantalones, camisas, filtros de aire, birrete tipo legionario, guantes y cubre espaldas). Para su correcto uso, desde la COTTAPROM llevan adelante reuniones de entrenamiento en las cuales los técnicos explican a los productores el correcto uso del equipamiento.

 

La construcción de casillas alejadas de la casa del productor para guardar los APC también forma parte de este esquema. Una vez utilizados, los bidones, bandejas y demás elementos son recolectados y enviados al Centro de Recepción y Acondicionamiento de Envases Vacíos de Agroquímicos ubicado en Dos de Mayo, donde se recibieron más de 46.600 kilos, de los cuales 26.200 fueron considerados peligrosos y 16.400 no peligrosos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE