Carrió dijo que “maneja a los radicales desde afuera” y la UCR la acusó de alimentar a la oposición con su “frivolidad discursiva”

Carrió dijo que “maneja a los radicales desde afuera” y la UCR la acusó de alimentar a la oposición con su “frivolidad discursiva”

La mediática líder de la Coalición Cívica atacó con saña inusitada a sus aliados en un discurso ante el Foro Anual del Consejo Empresario de Entre Ríos. Entre risas, dijo que a los radicales “los maneja desde afuera” y que ese “es el mayor castigo por misóginos”. La conducción de la UCR respondió con un duro comunicado en el que exigió respeto y se definió como un partido político democrático y no un “liderazgo mesiánico”. Carrió recogió el guante y le recordó al presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, su pasado dentro del kirchnerismo.

A días de su pedido a la clame media para que diera propinas y changas, la diputada Elisa Carrió volvió a encender la polémica. En un discurso ante el Foro Anual del Consejo Empresario de Entre Ríos realizado en la ciudad de Paraná, Carrió dijo, entre risas y mientras comentaba los intentos de dividir a la coalición gobernante, que a los radicales “los maneja desde afuera” y que ese “es el mayor castigo por misóginos”.

“Me quisieron dividir a mí. No crean. Yo defiendo la República. Si gana Macri, gana la república y gano yo. Y yo no quiero cargos, y nadie puede vencer a quien no quiere nada. Si yo tuviera interés, habría una interna. Y yo no tengo interés en ningún cargo. En consecuencia, la alianza está asegurada. Y los radicales van a hacer lo que nosotros digamos. (Risas) ¿No es así Benedetti? Al final, los radicales tienen que reconocer que están con una ex miembro que los maneja desde afuera. Es divino. No saben, es el mayor castigo por misóginos. Nos mandaban a las convenciones a servir empanadas y ahora los manejo yo desde afuera”, dijo Carrió.

Más adelante, la diputada volvió a la carga contra sus socios: “Les puedo asegurar que en el bloque nuestro de Cambiemos hay buena gente, cualquiera sea el partido. La verdad es que hay buenos radicales, las caras que veo de los radicales son de las mejores… Aca está Benedetti, lo tengo ahora, que volvió de no sé dónde que estaba, no sé si llegó al Senado o perdió, no me acuerdo. Pero hay buena gente…”.

En respuesta, la UCR emitió un duro comunicado en el que se definieron como “un partido político nacional, soberano en sus decisiones y democrático hacia adentro. No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico”.

En clara alusión a la líder de la Coalición Cívica, desde la UCR señalaron que “la frivolidad discursiva alimenta de manera peligrosa a la oposición. Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente”.

Finalmente manifestaron que “por nuestro compromiso con la coalición Cambiemos, de la cual somos fundadores, y por el futuro de la Argentina, le pedimos a Elisa Carrió que se abstenga de continuar con esta serie de declaraciones desafortunadas, que lamentablemente ya se han vuelto una costumbre suya. La respuesta no puede ser ‘ya sabemos cómo es Carrió’. La respuesta es respetar, de una buena vez, a los socios de la coalición de gobierno que ella pretende destruir”.

“Que nos diga Carrió, realmente, cuánto aporta hoy a Cambiemos y a las políticas del Gobierno Nacional. Seguramente sea menos que las propinas que deja”, remataron.

Carrió redobló la apuesta y respondió con una chicana, en su cuenta de Twitter escribió: “Mil disculpas Cornejo, es una vieja broma que hago hace 20 años, que hace reír a la gente, solo que quizás no la recordás porque en esa época estabas en el Kirchnerismo”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE