Empresas de ómnibus exigen que las low cost también transporten a discapacitados a cargo del estado

Empresas de ómnibus exigen que las low cost también transporten a discapacitados a cargo del estado

Los empresarios del transporte terrestre piden al Gobierno nacional igualdad de condiciones para competir con las compañías aéreas low cost. Afirman que organismos oficiales adeudan casi 100 millones de pesos a las firmas del sector por boletos en cuenta corriente, que pagan la mitad de lo que valen los servicios prestados a discapacitados y que lo hacen con mucho atraso.

El ministerio de Transporte de la Nación anunció que a mediados de agosto eliminaría el piso de la banda tarifaria de los servicios de transporte aéreo, cumpliendo así un pedido de las aerolíneas que operan bajo el modelo low cost que necesitaban ese cambio en la regulación para llevar adelante ofertas agresivas que son un componente característico en este tipo de negocios.

Pero los empresarios del transporte terrestre pusieron el grito en el cielo. Aseguran que el sector a duras penas sobrevive en un contexto de alza constante en los costos y reducción en la demanda y que la llegada de las low cost no hace más que complicar aún más ese escenario y pidieron equidad en los marcos regulatorios.

En respuesta, hoy el propio ministro Guillermo Dietrich salió a anunciar que también se eliminará el piso tarifario para los servicios de transporte terrestre e instó a las empresas de ese rubro a convertirse en low cost. “Estamos liberando totalmente la banda de los micros para que también puedan cobrar lo que quieran… Las empresas de colectivos tienen que ser también low cost. Fueron diseñadas para suplir un avión que no existía o que te rompían la cabeza, porque eran una estafa”, indicó.

Los empresarios de transporte terrestre recogieron el guante y consideraron que si el Gobierno nacional realmente pretende que los servicios de ómnibus y aéreos compitan en igualdad de condiciones, debería obligar a las aerolíneas a cumplir con las mismas exigencias que le son impuestas a los colectivos.

En ese plano, pidieron que –del mismo modo que las empresas de colectivos- las aerolíneas también deban transportar a personas discapacitadas sin cobrarles el boleto.

Las cámaras del transporte terrestre de pasajeros se quejan desde hace años por las pérdidas que estaría generando a las empresas del sector el beneficio que reciben los discapacitados. Explicaron que por cada pasajero transportado bajo ese esquema, el Estado paga a las empresas una suma de dinero que con suerte llega a cubrir la mitad del precio del boleto y que además se paga con mucho retraso.

Desde las empresas del rubro estimaron además que el Estado, a través de distintos organismos, le debe al sector casi 100 millones de pesos por pasajes vendidos en cuenta corriente.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE