Para evitar que tu Android funcione lento, seguí estas seis recomendaciones

Para evitar que tu Android funcione lento, seguí estas seis recomendaciones

Los celulares o tablets con Android, el sistema operativo de Google, pueden experimentar cambios en su rendimiento con el paso del tiempo. Esto puede estar relacionado a problemas internos que poco a poco retrasa la el funcionamiento diario hasta el padecimiento.

 

Para evitar que tu dispositivo te colme la paciencia, seguí paso a paso estas seis recomendaciones.

Limpiar la memoria Cache

Tus aplicaciones almacenan constantemente pequeñas porciones de datos, que normalmente aceleraría el rendimiento del teléfono. Pero si te estás quedando sin espacio, los datos almacenados en caché van a doler más de lo que ayudan. Para limpiar la memoria cache simplemente tenés que dirigirte a configuración, almacenamiento y hacer click en memoria cache. El teléfono preguntará si querés borrarla y presionas si.

 

Deshabilitá o acelerá animaciones

Las animaciones hacen que todas las transiciones e interacciones del sistema operativo sean más fluidas, hasta que el teléfono empieza a desacelerarse y esas animaciones empiezan a demorar todo. Si las animaciones ya no fluyen tan bien o tardan en abrir las aplicaciones, acelerarlas o apagarlas completamente mejorará la experiencia en general al liberar un poco de poder de procesamiento.

Para hacerlo tenés que ir a configuración, tocar la última opción que es Acerca del teléfono, presionar rápidamente varias veces el Numero de compilación o Build Number hasta que aparezca el mensaje en el que se activaron las opciones de desarrollador. Volvemos a configuración y ahora la anteúltima opción es “opciones de desarrollador”, ahí bajamos hasta las opciones de Escala de Animación, Transición y Duración de animación. Ahí configuramos la opción que prefieras. 0.5 en todas para acelerar todas las animaciones o desactivar todas para eliminarlas completamente.

 

Eliminar o desactivar aplicaciones no utilizadas

Ahora mismo tu teléfono probablemente tiene varias aplicaciones preinstaladas por el proveedor de servicios o el fabricante del teléfono que quedaron completamente sin usar. Es aún más probable que durante meses o años, hayas sumado algunas aplicaciones no utilizadas que siguen ocupando un espacio preciado en tu teléfono. Si las cosas se están ralentizando en tu dispositivo, la falta de almacenamiento disponible podría ser el culpable, a su vez que aplicaciones que a pesar de no usarlas consumen memoria RAM, internet e inclusive batería. Para eliminarlas tenés que ir a configuración> aplicaciones. Ahí están todas las aplicaciones instaladas, lo recomendables es desinstalar aquellas que no usas y en caso de que no se pueda hacerlo también se pueden desactivar.

 

Eliminá o reducí los widgets

Los widgets son una característica fantástica del sistema operativo Android que te permite ver e interactuar con las aplicaciones en tu pantalla de inicio sin necesidad de iniciar la aplicación. A pesar de que son lindísimos y te van a ahorrar tiempo cuando tu teléfono es rápido y nuevo, con el tiempo pueden arrastrar la velocidad de todo el dispositivo hacia abajo. Es hora de recortar o sacarlos completamente. La pantalla de inicio es la interfaz principal, si está muy cargada y funciona lento, se ralentiza todo. Para eliminarlos mantené presionado sobre el widget que quieras borrar unos segundos y luego arrastrá hacia el tacho de basura que aparece, según el teléfono, arriba o abajo de la pantalla.

 

Actualizá tu sistema operativo

Android tiene muchísimas versiones, y estás se actualizan con frecuencia. Actualizar tu sistema operativo Android a la última versión no sólo significa acceso a las funciones más recientes, sino también a los parches de seguridad más actualizados. Dependiendo de tu dispositivo, empresa proveedora y sistema operativo actual, el proceso será un poco diferente, pero la mayor parte del tiempo debería ser relativamente fácil. Busca actualizaciones disponibles en Configuración> acerca del teléfono> actualizaciones de software> buscar. Si hay una disponible, seguí los pasos en pantalla y esperá a que se baje y se instale.

 

Usá un Launcher para la pantalla de inicio

La interfaz de los celulares con Android es generalmente fácil de usar, pero a veces puede traer funciones extras y pesadas según el fabricante. Si tenés un dispositivo HTC, LG o Samsung, estás con una versión modificada. La mejor solución en este caso es descargar del Playstore el launcher de Android que prefieras, que te permiten personalizar tu pantalla de inicio y administrar aplicaciones.

 

Bonus: restaurar de fábrica

Si ya aplicaste todos los tips anteriores y sigue sin haber una mejora aparente, hay una última y drástica opción: restaurar un teléfono de fabrica. Eso sí, hay que tener en cuenta que esta función elimina todos nuestros datos y deja el teléfono como nuevo.

 

Por eso antes de tomar esta decisión deberás guardar las cosas importantes en una PC, como las fotos, videos, música, documentos, etc.

Si optaste por esta opción, solo hay que ir a Configuración> Copia de seguridad> Restauración (el nombre puede variar según el fabricante) y seleccionar la opción de Restauración de fábrica. Seguir los pasos en pantalla.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE