Los ingenieros forestales, protagonistas del desarrollo sostenible

RELACIONADAS

El vicepresidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones, Jaime Ledesma, analiza el desafío actual y futuro de los profesionales en la provincia, el país y el mundo, en el marco de la celebración el miércoles 16 de agosto del “Día del Ingeniero Forestal Argentino”. Las principales cinco emergencias ambientales que impactan significativamente en el mundo, afectando su sustentabilidad, están vinculadas o relacionadas con la cuestión forestal, y es justamente a través de los recursos forestales desde donde también se podrán mitigar o evitar los impactos negativos de dichas emergencias.
El 16 de agosto se celebra el “Día del Ingeniero Forestal Argentino”, en conmemoración por el primer Ingeniero Forestal que egresó de una universidad de la Argentina. Fue en el año 1962 (hace 55 años), en la Facultad de Ingeniería Forestal de Santiago del Estero, por entonces dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba, que se recibía el primer profesional, el Ing. Ftal. Héctor Reuter.

Pero la profesión también tiene su historia en el mundo y en el país. A nivel internacional, la la primera Escuela para estudiar y formar especialistas en Ciencias Forestales fue creada en Tharandt, Alemania, en 1811, hace unos 206 años, denominada “Vivero de la enseñanza Forestal Europea”.

En Tharandt fue donde se formó el español Agustín Pascual, fundador de la Dasonomía de España, que posteriormente contribuyó con la formación de la Escuela de Ingenieros de Montes de Villaviciosa, Madrid, en 1848, la primera del mundo hispano.
En Europa, cada país posee, por lo menos, una escuela de Ingeniería Forestal.

En América, la primera Escuela Forestal fue fundada en 1895, hace 112 años, en Baltimore, Estados Unidos.

En tanto, en la Argentina, la carrera se inicia con la creación del Instituto de Ingeniería Forestal, en la ciudad de Santiago del Estero, dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba, en 1958, hace 59 años. Actualmente, es la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de Santiago del Estero. Posteriormente se le fueron sumando la Universidad Nacional de la Plata, en la década de 1960; la Universidad Nacional de Formosa, en 1973; la Universidad Nacional de Misiones, con su sede de Eldorado, en 1974 (1 de julio de 1974, en 2017 cumplió 43 años); en el año 1988, en Esquel, Chubut, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y más reciente la Universidad de El Salvador, en Corrientes, incorpora la carrera.
Los títulos de grados dados por estas Universidades son: Ingeniero Forestal, Ingeniero en Industrias de la Madera e Ingeniero en Industrias Forestales.
La carrera de Ingeniería Forestal tiene como finalidad: capacitar al estudiante para que logre elaborar y aplicar políticas forestales de fomento, conservación y utilización de los recursos renovables con un criterio sustentable; que pueda gestionar, administrar y evaluar las actividades propias de la producción silvícola forestal e industrial.

 

La profesión y su rol en el desarrollo sostenible

Se debe comprender que la Ingeniería Forestal tiene que ver con la Ordenación Forestal Sostenible; la Ordenación de Cuencas Hidrográficas, la Dendrología, la Silvicultura; la Dasometría, la Gestión Forestal Sostenible; la Tecnología e Industrialización de los Productos Forestales; la Teledetección con sensores remotos de imágenes satelitales; la fotointerpretación de fotografías áreas; la economía y legislación forestal.
La gestión, planificación y/o administración sostenible de los recursos naturales y a la conservación de la biodiversidad como áreas estratégicas del conocimiento, en los últimos años fue ganando más preponderancia debido a la cuestión del calentamiento global y la legislación ambiental cada vez más rigurosa que busca preservar y garantir la conservación de la naturaleza.
El ingeniero forestal es un profesional competente para satisfacer las exigencias que plantea el manejo del recurso forestal, en la búsqueda de una satisfacción permanente de las necesidades en bienes y servicios de la sociedad. Está capacitado para desarrollar las diversas funciones que puede cumplir el recurso forestal (productivas, de protección ambiental y de recreación), en tal forma y combinación, que se asegure un uso racional e integral del mismo; en definitiva la sustentabilidad del recurso para garantizar y consolidar territorialmente el desarrollo sostenible de una Región; Provincia y País.

 

 

La Argentina Forestal

La Argentina, como bien hemos mencionado en otros artículos de esta columna de opinión, es poseedora de una rica diversidad de ecosistemas forestales nativos conformados por seis (6) regiones: 1) el Parque Chaqueño; 2) la Selva Misionera, 3) la Selva Tucumano Oranense, 4) los Bosques Andino Patagónicos, 5) de Monte y 6) del Espinal; que cubren un tercio de su territorialidad, siendo las provincias de Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Salta, Misiones, Santa Fe y La Pampa, las que presentan mayores extensiones forestales con graves problemas de deforestación en muchas jurisdicciones, principalmente las regiones del Parque Chaqueño, la Selva Tucumano-Oranense, de Monte y del Espinal.
Por otro lado, los bosques plantados (bosques de cultivos) cubren 1.200.000 hectáreas conformados casi exclusivamente por especies exóticas de rápido crecimiento, principalmente por las coníferas (54%), seguidas por los eucaliptos (32%) y las salicáceas (9%); concentrándose en la región de la Mesopotamia más del 90% de esa territorialidad (Misiones, Corrientes y Entre Ríos), Delta del Río Paraná, Buenos Aires, Córdoba y Neuquén. Estos bosques constituyen un recurso estratégico para el desarrollo foresto industrial del País.

 

Desafíos para los Ingenieros Forestales

Si bien las Ciencias Forestales en el mundo tienen más de 200 años de existencia, en la Argentina aún es relativamente joven, con todos los desafíos y potencialidades que ello implica.

Estamos próximos a cumplir los 60 años de institucionalidad y 55 años de primer Ingeniero Forestal; por lo que podemos considerar a nuestra profesión, como una profesión joven, con mucho potencial de desarrollo.

Este 16 de agosto, además de conmemorar la fecha, debe ser un tiempo de profunda reflexión y autocritica también; para lo cual habrá que propiciar los debates que sean necesarios.

Tenemos que tener mucha claridad sobre desde donde nos posicionamos para asumir los compromisos y desafíos, que como profesionales de las ciencias forestales, nos demanda la sociedad y la realidad eco-ambiental de la Región, Provincia y País.

Las principales cinco (5) emergencias ambientales que impactan significativamente en el mundo afectando su sustentabilidad, están vinculadas y/o relacionadas con la cuestión forestal, y es justamente a través de los recursos forestales desde donde también se podrán mitigar o evitar los impactos negativos de dichas emergencias.

 

Uno de los desafíos que tenemos por delante, los Ingenieros Forestales, es definir una clara Política de Forestal de Estado para estos tiempos y, en función de ello, analizar y adecuar los instrumentos normativos; por ejemplo: a) la discusión de una Ley de Promoción Foresto Industrial, atento al próximo vencimiento de la Ley 25.080 “de Inversiones para Bosques Cultivados” (prorrogada por la Ley 26.432 cuyo vencimiento opera en enero de 2019), y b) la oportunidad de propiciar un análisis de la eficacia instrumental y la evaluación del impacto de la Ley 26.331 de “Presupuesto Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos”; en los 6 ecosistemas boscosos nativos del País y las respectivas jurisdicciones Provinciales, atento que en noviembre de este año se cumplen los 10 años de la sanción de la mencionada ley.

 

La ONU recientemente en un informe sobre los objetivos de Desarrollo Sostenible, incluye, por primera vez, la certificación forestal como un indicador para informar del progreso realizado para lograr un manejo forestal sostenible; como bien señala John Hontelez, Director de Promoción del FSC Internacional: “se trata de una señal clara para gobiernos, instituciones internacionales, propietarios y administradores forestales y el sector empresarial de que el esquema de certificación que el FSC promueve es una manera concreta de ayudar a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, vinculados con el fin de la pobreza, el hambre cero, el agua limpia y saneamiento y la vida de los ecosistemas terrestres”.

Otros de los grandes desafíos que tenemos los profesionales de las Ciencias Forestales, para estos tiempos, nos deben comprometer a asumir el debate y una actitud proactiva en lo concerniente a estas grandes temáticas:
a) La Gobernanza Forestal vs la Deforestación;
b) Los Bosques y la Seguridad Alimentaria;
c) La Certificación Forestal de Gestión Sostenible;
d) Los Servicios Ecosistémicos y el Ordenamiento de las Cuencas Hidrográficas;
e) El Enfoque Integrado de Paisajes;
f) La Dendroenergía; y
g) El imaginar un modelo regional de desarrollo foresto-industrial, pero conciliando los intereses jurisdiccionales, de la principal cuenca forestal del País; en ese contexto es imperioso evaluar nuevos proyectos de inversión foresto-industrial.-

Cabe reseñar que este 16 de agosto, en la región, se estará dando interesantes ámbitos para el debate y la construcción colectiva de un interesante escenario, que nos permiten vislumbrar propuestas y compromisos interesantes hacia adelante por parte de los profesionales de la Ciencias Forestales.

Los eventos a desarrollarse en la región este 16 de agosto, en el marco de los festejos del día del Ingeniero Forestal

• La Facultad de Ciencias Forestales, dependiente de la UNaM, en Eldorado, para este 16 agosto, está organizando “La Mesa de Dialogo de Ingenieros y Estudiantes Forestales”, abordando tres ejes temáticos: Los Bosques Nativos; Los Bosques de Cultivos y la Institucionalidad.

• El Consejo de Profesionales de Ciencias Forestales del Chaco, en la ciudad de Sáenz Peña, está organizando, para este 16 y 17 de agosto “Las Jornadas Nacionales sobre Dendrocombustibles y Dendroenergía”.

• A su vez, el Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM), el 19 de agosto, en la Facultad de Ciencias Forestales, en la Ciudad de Eldorado, en el marco de los festejos por el Día del Ingeniero Forestal, organiza “Taller de Diagnostico Planificación Estratégica para el Co.I.For.M.”

 

“La supervivencia de los bosques realmente es una garantía de la supervivencia de la humanidad” El Hadji Séne (ex director de Recursos Forestales de la FAO)

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE