Habló la mamá de la nena a la que le hicieron bullying, le quebraron dedos y la obligaron a comer pasto

Habló la mamá de la nena a la que le hicieron bullying, le quebraron dedos y la obligaron a comer pasto

La madre de una niña de 12 años denunció que los compañeros de aula de su hija la fracturaron al darle una patada voladora en un colegio de Bahía Blanca. Además, relató que la víctima tiene marcas en las falanges y en la espalda porque los alumnos calentaron lapiceras y se las clavaron.

Una mujer denunció que en una escuela de Bahía Blanca los compañeros de aula de su hija de 12 años le quebraron los dedos de una de sus manos, la golpearon, le arrancaron los pelos y hasta la obligaron a comer pasto porque “era una vaca” en un caso de bullying.

El hecho, que tomó estado público este miércoles, ocurrió en la víspera en momentos en que la menor estaba en una de las aulas de la Escuela 17 “Presidente Hipólito Yrigoyen” situada en la calle Ayacucho al 2700.

Verónica Sanez, madre de la joven, señaló que “entre cuatro varones y tres nenas dentro del aula y durante la clase de matemáticas a mi hija la golpearon y nadie hizo nada. Le patearon la silla, le tiraron la carpeta. Ella pedía ayuda al profesor y éste le restó importancia”.

Agregó que “uno de los chicos se apoyó en los otros dos y le pegó una patada voladora a la altura de la cabeza. Ella, se cubrió la cara y por eso se quebró los dedos”.
“Las chicas la agarraron de los pelos, los varones la empujaron y la patearon. Tiene marcas en los dedos y en la espalda porque los compañeros calentaron lapiceras y se las clavaron. Sufre bullying desde la escuela primaria”, agregó la mujer a la prensa.

Sanez también expresó que “ésto viene pasando desde principio de año en la escuela, yo he ido a la escuela a hablar con los directivos y ellos dicen que no pueden hacer nada y que sólo hablan con los chicos”.

“Tomé la decisión de no mandarla más ahí y además la amenazaban con que le iban a sacar un ojo con la lapicera. ¿Qué voy a esperar, a que la maten?”, puntualizó la mujer.

“Las compañeras le decían que como era una vaca tenía que comer pasto y la obligaban a comerlo. Tiene compañeros muy violentos”, relató.

Por su parte, tanto desde el establecimiento educativo como desde la Jefatura Distrital de Educación no hubo información alguna sobre el hecho denunciado públicamente por la mujer.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE