El ataque de los pitbulls: “A mi abuelo le van a tener que amputar la pierna”

El ataque de los pitbulls: “A mi abuelo le van a tener que amputar la pierna”

Laura Villalba, nieta del hombre de 82 años que fue brutalmente atacado por una pareja de pitbulls, comentó que su abuelo está “estable y de muy buen ánimo” a pesar de que deberá someterse a una cirugía para cortar una de sus extremidades.

 

El caso se hizo conocido por las redes sociales: el domingo, Valeria Villalba subió a Facebook unas fotos en las que se podía apreciar cómo quedó el maltrecho cuerpo de su abuelo, Damián, tras ser atacado por los pitbulls de su propio hijo, tío de la denunciante.

 

En diálogo con Misiones OnLine, Laura, una de las hermanas de Valeria, explicó que su tío y su pareja conviven con su abuelo en el terreno de éste desde hace dos años y que “hace seis meses tomaron la decisión de buscar los perros, que los tenían en Bahía Blanca”.

 

“El macho era dócil, pero la hembra en ningún momento podía estar en contacto con nosotros. Llegábamos y había que atarla, y quedaba ahí agachada para atacar en cualquier momento. A ella la adpotaron de un refugio que la había rescatado de una red que la usaba para peleas”, explicó Laura, cuyo abuelo nunca estuvo de acuerdo con la

 

presencia de los canes: “Él decía que la hembra era mala, que cuando quería salir para el fondo ella lo corría. La vida de mis abuelos cambió y no pudieron seguir usando la parte de atrás de la casa”, lugar donde su tío se instaló con su pareja y sus perros. Para peor, “ellos no tenían la seguridad que corresponde: estaban atados con un collarcito y un alambre, era lógico que al estirar podían romper”.

 

Sobre lo sucedido el viernes, Laura desmintió que su abuelo estuviera dándole de comer a los animales cuando sucedió el ataque, como había trascendido inicialmente, y precisó: “Mi abuelo estaba con mi abuela, los dos de 82 años. Ella estaba acostada y él estaba tratando de limpiar un extractor. Le faltaban unas herramientas que estaban en su galponcito, que está atrás, en el medio del patio. Apenas salió, la perra se soltó, fue directo a su pierna y lo tumbó, lo que le provocó un fuerte golpe. Cuando se cayó, ella se prendió de su pierna y el macho también empezó a atacarlo, pero en las extremidades superiores. Así lo tuvieron quince minutos, hasta que mi abuela escuchó un gemido y, al ver lo que estaba pasando, empezó a gritar. Entonces un vecino salió con un palo y con su yerno le pegaron a los perros para que lo suelten, pero no había forma de que se detengan. Ahí justo llegó la dueña y le dijeron que ingrese rápido a su casa porque los perros estaban matando al abuelo Damián. Ella ingresó, agarró la hembra y se encerró con los perros dentro de la casa. Y ahí quedó mi abuelo, no lo socorrió. Incluso dejó a las dos hijitas en la calle. Cuando mi tío se enteró, dijo ‘fue una mordida nomás’. Mi abuelo no está mordido, que le tenés pasar agua oxigenada nomás. Él está desgarrado, lo desmembraron”.

Sobre el estado de Damián, la nieta precisó: “El daño más grande lo tiene en la pierna izquierda. Él ahí ya no tiene nada: ni tendones ni músculos, sólo hueso, entonces no hay forma de reparar. Además, los perros tienen una bacteria en las bocas de las cuales al menos una mi abuelo ya tiene en el torrente sanguíneo. Para evitar que suba al resto del cuerpo, y como no se va a poder reconstruir todo eso, los médicos nos notificaron que van a tener que amputarle la pierna”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE