Comienzan las mesas de trabajo por el régimen penal juvenil y Garavano confía en que pronto habrá consenso

Comienzan las mesas de trabajo por el régimen penal juvenil y Garavano confía en que pronto habrá consenso

El ministro de Justicia, Germán Garavano, se manifestó “optimista” sobre la posibilidad de que, en un corto plazo, sean alcanzados “los consensos necesarios” para que un proyecto de nueva Ley Penal Juvenil pueda ser enviado al Congreso, ante el inicio, este jueves, de mesas de trabajo convocadas por el Ejecutivo Nacional para delinear la iniciativa.

La apuesta de máxima es, incluso, que ese texto quede definido a fines febrero próximo, aun cuando algunos de sus temas más polémicos, como la rebaja de la edad de imputabilidad o el monto máximo de las penas a menores que cometan delitos graves, “se terminen de definir en el ámbito parlamentario”, según postuló el propio Garavano.

En diálogo con Télam, el ministro condicionó la rapidez de ese proceso a que se “se avance en los consensos necesarios” dentro de las ocho mesas de trabajo convocadas por su cartera, que comenzarán a desarrollarse este jueves, sobre las cuales se manifestó “optimista”.

A continuación, se reproducen los principales tramos de la entrevista:

Télam -¿Quiénes han sido convocados?

Garavano -Recibimos notas de la Asociación Psicoanalítica Argentina, de la Sociedad de Pediatría, de

organizaciones de víctimas, de ONG, de jueces, fiscales, de particulares. Ya hay más de 1.500 inscriptos opinando en un canal que abrimos en la web del Ministerio (a través de la plataforma de la iniciativa Justicia 2020, www.justicia2020.gob.ar). Queremos escucharlos a todos porque, incluso, dentro de los sectores jurídicos hay muchas posiciones.

T -¿Estima que a fines de febrero podría quedar definido un proyecto oficial para ser enviado al Congreso?

G Probablemente sí, todo depende de cómo avancen los consenso en las mesas porque, con el diálogo preparatorio del año pasado, tenemos una producción interesante.

T -Hay quienes piden un debate extenso para evitar que quede atravesado por el año electoral…

Garavano -Es claro que hay dificultades y diferentes criterios que impidieron durante 30 años dictar una nueva ley. Pero ésta es una deuda de la democracia. Somos optimistas.

T -¿En qué variables está basado ese optimismo?

G -Yo he charlado con Sergio Massa (líder del Frente Renovador), han participado diputados de su sector, senadores del Frente para la Victoria y creemos que puede haber consensos.

T -Las coincidencias en torno a la necesidad de establecer un Régimen Penal Juvenil que existen parecen no comprender cuestiones como la edad de imputabilidad o las penas, ¿es así?

G -Por más que la posición del gobierno sea una, las cuestiones más políticas, como el monto máximo de la pena para menores o la edad, se van a resolver en el Congreso.

T -El Gobierno parece abordar el tema como una cuestión de seguridad, ¿esto es así?

G -Es un tema de seguridad pero también es un tema de educación y de desarrollo social. Nosotros trabajamos el tema del Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil durante todo el año pasado en el marco de nuestro Plan Justicia 2020 y en el 2017 nos tocaba avanzar con la norma.

T -Si dicen que es un tema más, ¿por qué el debate quedó centrado en la baja en la edad de imputabilidad?

G -Eso lo hicieron los medios por el caso de Brian pero para nosotros era un tema previo, del diálogo del año pasado.

T -¿Cuál es su enfoque personal?.

G -Soy partidario de rebajar esa edad a 15 años frente a hechos graves, delitos contra la vida, contra la libertad, contra la libertad sexual. Pero también de que se admita carga de prueba, que no sea automático. Se debería analizar la edad madurativa del joven y el contexto en que se desarrolló su vida para establecer si le permitía comprender el alcance y criminalidad de sus acciones.

T -¿Y qué se analiza implementar en relación a las causas del delito infanto-juvenil?

G -Por un falso garantismo, cuando los delitos son menores, el Estado y muchas veces la propia Justicia no toman intervención. En mi opinión, eso esa va permitiendo que esos jóvenes cometan delitos cada vez más graves porque no hay asignación de responsabilidades ni un régimen derecho y garantías.

T -¿El que falla entonces es el Estado?

G -No hay una respuesta estatal, ya sea de la Justicia, del sistema de educación y de salud, de la Sedronar. No hay reacción frente a la señal de alarma. Lo que queremos es un régimen que, a partir de un sistema de valores, genere incentivos. Creo que el abordaje de un régimen juvenil moderno es cumplir la ley.

T -Sabrá que lo acusan de “oportunismo punitivo”…

G -Esos son los sectores abolicionistas que nos llevaron a que hoy la Argentina sea uno de los países de la región con mayor grado de impunidad. De cada cien hechos, sólo uno cumple una condena de cumplimiento efectivo. Acá tenemos más impunidad que Justicia.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE