Se cortó los brazos en la guardia del Samic y murió tras perder mucha sangre: creen que sufrió un brote psicótico

Se cortó los brazos en la guardia del Samic y murió tras perder mucha sangre: creen que sufrió un brote psicótico

La Justicia de Instrucción de Oberá investigan las circunstancias en las que falleció un joven de 23 años que sufrió profundos cortes en sus brazos en momentos en que se encontraba en la guardia del hospital Samic y que falleció luego de perder mucha sangre. Hasta el momento, se determinó que el muchacho estaba muy exaltado y que se autolesionó al romper a golpes los vidrios del sector.
La jueza de turno durante la feria, Marta Arrúa, ordenó la realización de una autopsia. La causa, de momento, está caratulada “muerte dudosa”.
La familia del muchacho, que se llamaba Claudio Sortiga y residía en el barrio Brasil de Villa Bonita, apuntó contra el personal del centro asistencial.
El joven había asistido el sábado 7 por la mañana a la guardia del Samic por un cuadro de faringitis. Lo atendieron y le recetaron un medicamento. Por la tarde, su estado se agravó, por lo que volvió al centro de salud. Allí, alrededor de las 20, se descontroló. Saltó de la camilla donde lo estaban asistiendo y golpeó a un camillero. Después salió corriendo y golpeó los vidrios de la farmacia del hospital, acción en la que terminó con los cortes en los dos antebrazos, explicó a la Policía el personal médico que actuó esa noche.
Desde el Samic indicaron además que la hemorragia que sufrió Sortiga fue controlada, pero que luego se descompensó y falleció, alrededor de las 22. No descartan que haya sufrido un brote psicótico.
Los familiares niegan que el muchacho estuviera drogado o que haya asistido alcoholizado al médico. No tienen consuelo para la inexplicable pérdida.
Con la autopsia se sabrá qué llevó a Sortiga al deceso. Recién entonces se deslindarán responsabilidades.

MAS



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE