Excarcelaron a la oficial de Policía denunciada por estafas con la modalidad “Flor de la abundancia”

Excarcelaron a la oficial de Policía denunciada por estafas con la modalidad “Flor de la abundancia”

La oficial de Policía Vanesa Analía Torres, detenida el sábado tras ser denunciada por casos de estafa con la modalidad “Flor de la Abundancia”, fue liberada por orden del juez de Instrucción Siete de Posadas, Carlos Jorge Giménez. De todos modos quedó supeditada a la causa que se abrió por dos denuncias radicadas en su contra en la comisaría Quinta de Garupá.
Fuentes judiciales indicaron que el magistrado decidió excarcelarla porque tiene un bebé que está amamantando y se contempló esa situación.
El sumario policial que labra la Policía provincial aún no fue elevado al juzgado de Giménez. Recién cuando eso ocurra se concretará el llamado a indagatoria.
Hasta el momento, según los informantes, sólo se ratificaron dos denuncias, pese a que se habla de unos 100 damnificados. Habría mucha resistencia de otras víctimas para judicializar sus historias. Algunas tienen pudor y otras consideran que en este tipo de actividades perder el dinero a manos de un inescrupuloso es un riesgo latente.
La investigación continuará para determinar si la oficial actuó con algún cómplice.
Una de las personas que asegura haber sido estafada por Torres difundió un audio de Whatsapp donde asegura que la propia mujer policía le dice: “No me vayas a denunciar, porque no hay ningún delito, ni en la parte civil ni en la penal”.
“Esto no es una estafa, es una cadena de favores. El que no entiende ese concepto, nunca va a jugar. Hay diez colaboradoras, diez administradoras. Yo lo único que hacía era rendirle al núcleo, pero hace más de una semana, el núcleo junta su dinero”, dije afligida la voz.
El juego estaba dividido en distintos niveles y quien llegaba al centro de la “flor” (el núcleo) se llevaba ocho mil pesos, 8 veces lo aportado. Se cree que semanalmente la oficial recaudaba 160 mil pesos. Habría empezado con la historia en septiembre.
“Solo intervengo cuando hay problemas. Tampoco estoy al 100%. Las colaboradoras me informan a mí, me rinden a mí, cuando pagan me pasan las fotos”, sostiene la mujer.
Aclara que fueron cinco los “fractales” (jugadores) que iniciaron los problemas, pero que “se solucionó todo”.
Torres prestaba servicios en la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional Uno y además tiene un puesto de ropa en la Feria La Economía de Garupá, que funciona a pasos de donde era la Garita del Kilómetro 10. A quienes captaba les hacía bajar una aplicación, abonar la suma de mil pesos y buscar otros dos jugadores.

MAS


Audio que se le adjudica a la oficial Torres (Radio Libertad)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE