Arauco-Alto Paraná no le pagó la tasa municipal a Puerto Piray que estudia sanciones por la contaminación de la caldera

Arauco-Alto Paraná no le pagó la tasa municipal a Puerto Piray que estudia sanciones por la contaminación de la caldera

Arauco Argentina (antes llamada Alto Paraná) la mayor empresa de la provincia de Misiones, no le abonó el mes pasado la tasa municipal al Municipio de Puerto Piray ocasionándole un “agujero” a sus finanzas, teniendo en cuenta que ese dinero representa una cuarta parte del presupuesto comunal.

“El mes pasado no pagaron, debían haberlo hecho para los últimos días de septiembre, nosotros acordamos con ellos una tasa única para unificar todos los conceptos y eso representa un 25 por ciento de nuestros ingresos”, dijo a MisionesOnline, Jorge Lezcano, el intendente de Puerto Piray.

La empresa facturó en el primer semestre del año 3000 millones de pesos y registró ganancias por $112 millones, según informó a la Bolsa de Comercio.

Todo esto se da en medio del proceso administrativo que Lezcano lleva adelante para obligar a la empresa a solucionar el problema de contaminación que genera una caldera que funciona defectuosamente en la planta, y que todas las tardes esparce hollín por toda la pequeña localidad del Norte misionero.

“Llueve café”, suele decir Lezcano, quien explica que el problema viene de arrastre desde hace años, pero se agravó en los últimos meses.

En los próximos días el Municipio tomará una decisión en el marco de este proceso administrativo. “Puede ser que apliquemos una multa o un plazo para que realicen las modificaciones que tienen que hacer, o incluso podemos llegar a clausurarlos. No es lo que queremos, queremos que ellos trabajen y que se adecúen a las normas ambientales”, explicó Lezcano.

El intendente de Piray comentó también que las autoridades de la planta no cooperan con la situación y no concurren a las reuniones a las que son convocados para encontrar soluciones a este problema.

“Esto de no pagar la tasa ya ha pasado antes con otros conflictos que hemos tenido, y es una forma de presionar”, comentó Lezcano.

Hasta el momento, la empresa no contestó a las consultas sobre el tema que hizo MisionesOnline. Los gerentes que trabajan en la planta de Puerto Piray no están autorizados a hablar con la prensa y las consultas deben ser canalizadas a las oficinas de Vicente López -pegado a la Capital Federal-, donde Arauco Argentina tiene su sede central, un moderno edificio de varias plantas a pocas cuadras de la Quinta Presidencial de Olivos.

A pesar de que es dueña de 250.000 hectáreas en la provincia de Misiones (una quinta parte de la superficie de la provincia) y dos plantas, una de MDF y otra de pasta celulósica (la más grande de Argentina), la empresa no genera tanto trabajo para los misioneros. “En total, solo el 25 por ciento de la dotación de la planta de Puerto Piray es gente de acá”, dijo Lezcano.

La mayoría del personal de dirección, gerencial y administrativo de sueldos medios y altos trabaja en Vicente López y no son de la provincia. Según informó en su último balance, Arauco Argentina tiene una dotación total de 1.567 personas,  de las cuales 1.149 son colaboradores directos en Misiones, y otros 180 pertenecen al personal de las oficinas del Norte bonaerense.

En rigor, los chilenos de Arauco no trajeron nunca inversiones cuantiosas a la provincia, ni siquiera cuando desembarcaron en 1996. Arauco aprovechó el contexto económico (extranjerización de las empresas) en los años 90 para comprarle al Citicorp Equity Investment (CEI) la planta y las tierras de Alto Paraná.

Tras esa adquisición, que significó una transferencia de recursos que no pasó por Misiones -el dinero de Arauco fue a la cuenta del CEI, también fuera de la provincia-, los chilenos empezaron a cimentar buena parte de su expansión internacional fuera de Chile.

Hoy tienen plantas en Brasil, Uruguay, Chile, Argentina, Canadá y EE.UU. y oficinas comerciales en los cinco continentes. Le vende a más de 80 países.

En 2002, cuando la familia Perez Companc se retiró del negocio forestal (también se fue del petrolero y le vendió su compañía a Petrobrás) le vendió el aserradero y miles de hectáreas que tenía en Misiones a Arauco Argentina (entonces utilizaba el nombre de Alto Paraná S.A.). Para que la operación fuera aprobada y no fuera objetada por monopólica, Arauco prometió realizar sinergias y potenciar el sector forestal local.

Tras un largo proceso, la Comisión de Defensa de la Competencia le dio luz verde a la operación. Años después el aserradero cerró. Hoy es solo un depósito utilizado para operaciones logísticas.

Argentina dentro del menú del Grupo Arauco

El Grupo Arauco facturó 5.147 millones de dólares el año pasado y tuvo ganancias operativas (antes de impuestos y otros ítems) por 1.282 millones de dólares. Este año facturó u$s1.207,3 millones en el segundo trimestre (de ese total, unos u$s200 millones se generaron en el país) y registró u$s283,4 millones de ganancias operativas.

En los últimos 10 años la importancia del negocio de la Argentina se fue diluyendo dentro de la cartera del grupo Arauco, merced sobre todo al fuerte crecimiento en otros mercados. Eso -dicen algunos analistas-, hace que el grupo destine a sus operaciones en Misiones apenas la inversión indispensable para mantener las plantas funcionando.

Lo cual contrasta con las ultra modernas plantas con la última tecnología de cuidado de medio ambiente en lugares como Uruguay, Chile o Brasil.

El problema de la caldera que tira hollín en Puerto Piray está vinculado a esta falta de inversiones. “Tienen que comprar un precipitador, es una pieza muy costosa y ellos dicen que no tienen el dinero para hacer la inversión”, explicó el intendente Lezcano.

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE