Trabajo intimó a Don Casimiro y a la UTA a que muestren sus números

El conflicto entre los choferes y la firma Don Casimiro, del grupo Zbicoski no encuentra una salida y miles de usuarios de todo el área metropolitana siguen padeciendo un servicio a medias. Los choferes decidieron dejar de realizar “horas extra” en reclamo de supuestas malas liquidaciones por parte de la empresa que monopoliza el Sistema Integrado de Transporte.

 

 

Representantes de ambas partes en puja deberán concurrir hoy al ministerio de Trabajo munidos de información contable. Buscarán determinar la veracidad de las denuncias de fraude laboral realizadas por el gremio de los choferes.

 

 

 

Mientras tanto, los servicios de las empresas del grupo Zbicoski siguen prestándose a medias y a la noche las únicas unidades en circulación son las de la firma Bencivenga. Anoche, nuevamente, miles de usuarios quedaron varados a la espera de un ómnibus que nunca llegó. Solo la empresa Bencivenga prestó servicios normalmente, como desde el primer día del conflicto con la empresa Don Casimiro.

 

 

El ministro de Trabajo Jorge Valenzuela, consideró que la medida no implica una violación de la conciliación obligatoria en curso y anticipó que será muy difícil verificar si la empresa paga como corresponde las horas extra.

 

 

 

En respuesta a las denuncias planteadas en una audiencia realizada el viernes, desde el ministerio de Trabajo de la Provincia solicitaron a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que aporte documentación de respaldo.

 

 

 

El sindicato acercó recibos y planillas. “Hoy (por ayer) intimamos a ambas partes  para que nos entreguen información. Al sindicato, para que nos precise casos puntuales, especialmente liquidaciones de horas extras, porque lo que surgió en la audiencia del viernes fue muy general. A la patronal le preguntamos la cantidad de horas extras que presta el personal y le damos 48 horas”, señaló el titular del área, Jorge Valenzuela.

 

 

 

Los choferes ya acercaron información ayer: presentaron trece casos puntuales con recibos y planillas incluidos donde según denuncian, se realizaron mal las liquidaciones.

 

 

 

Al encuentro en el ministerio de Trabajo, también concurrieron representantes de las empresas.

 

 

 

 

Revisar números

 

 

Trabajo pretende profundizar hoy esa tarea y convocará nuevamente a las partes a una suerte de careo contable.

 

 

 

“Vamos a citar a la tarde a la patronal y su equipo de liquidación y también al sindicato con sus especialistas en liquidación y nosotros con nuestro equipo, entre todos vamos a tratar de determinar cuál es el problema principal”, dijo el titular de la cartera laboral.

 

 

 

Valenzuela anticipó que la consigna será no plantear casos particulares sino buscar errores que se estén repitiendo en todos los casos.

 

 

 

Consideró que puede tratarse de una mala interpretación de las normas vigentes por algunas de las partes o que la empresa esté pagando menos horas extra que las efectivamente cumplidas por los trabajadores.

 

 

 

 

El ministro de Trabajo se ocupó de dejar en claro que no consideran que los choferes estén haciendo paro y por lo tanto no están violando la conciliación obligatoria vigente desde el año pasado.

 

 

 

 

“Se nota una disminución en las frecuencias, pero tengo entendido que los choferes están cumpliendo su trabajo convencional. El trabajador tiene derecho a no hacer horas extra si no quiere y a descansar durante su franco”, explicó.

 

 

 

 

Aclaró sin embargo que “si detectamos que se trata de una acción directa encubierta, le corresponderán sanciones al sindicato”.

 

 

 

 

Pese a lo prolongado de la conciliación vigente, Valenzuela desestimó la posibilidad de liberar a las partes, ya que consideró que de ese modo solo se agravaría más la situación, ya que la UTA convocaría al paro de forma inmediata, tras la cual sería más complicado llegar a un acuerdo.

 Los servicios de las empresas del grupo Zbikoski siguen prestándose a medias y a la noche las únicas unidades en circulación son las de la firma Bencivenga. Aseguran que no hay violación de la conciliación obligatoria en curso.

 

 

A favor de las empresas, reconoció que será muy difícil comprobar los reclamos de los choferes.

 

 

 

 

“Judicialmente no es fácil acreditar el cumplimiento de horas extra, menos aún en un proceso administrativo en el que las herramientas son más limitadas”, se justificó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE