Alexa

La selección argentina de básquet venció 82-73 a Estados Unidos y jugará la final de la Americup

El equipo que dirige Pablo Prigioni superó a los norteamericanos por tercera vez en su historia en esta competencia y buscará el título este domingo ante Brasil o Canadá. El resultado final fue 82-73.

La selección argentina de básquet escribió una de las páginas importantes de su historia: venció a Estados Unidos 82-73 en las semifinales de la Americup y disputará el título este domingo ante el vencedor de Canadá o Brasil, el local (desde las 20.40). Es la tercera vez en la historia que la Albiceleste consigue imponerse sobre los norteamericanos en este certamen, a donde concurrieron con un representativo alternativo que de todos modos tuvo algunos apellidos destacados.

La gran estrella del equipo que comanda, desde este torneo, Pablo Prigioni fue Gabriel Deck: cerró una planilla con 30 puntos (9 de 13), 7 rebotes y 1 asistencia. Nicolás Laprovittola cerró también una presentación con 18 puntos, 2 asistencias, 3 robos y 6 rebotes. Si bien Facundo Campazzo tuvo una jornada errática con apenas 4 aciertos de 13 intentos, mostró su jerarquía en el cuarto final para sostener el resultado y firmó estadísticas de 10 puntos, 7 asistencias y 5 robos.

Argentino estuvo dos veces arriba por 11 puntos de distancia en el marcador a lo largo de los tres primeros parciales, pero un errático tercer cuarto le permitió al combinado norteamericano recortar la distancia a punto tal que a falta de dos minutos incluso paso adelante casi por primera vez en todo el juego. La reacción a casi un minuto del cierre fue fundamental para nivelar nuevamente la balanza para el lado albiceleste y cerrar ese tercer parcial con 6 de distancia con un 58-52.

Uno de los temas elementales fue que Campazzo tuvo el aro cerrado: para esa etapa estaba con dos puntos tras siete intentos al aro, aunque sí firmó tres asistencias más y venía colaborando con cuatro robos. Como contrapartida, Deck sumó otros ocho puntos en el tercer parcial y su planilla indicaba 24 puntos.

 

El cierre fue infartante especialmente por la irrupción del ex Miami, New Orleans y Oklahoma City Norris Cole, quien logró emparejar el marcador cuando promediaba el tercer cuarto a puro acierto. Sin embargo, la experiencia de las figuras argentinas fue fundamental para no permitir que ese momento se les vaya de las manos, con un Campazzo que logró redimirse de un partido errático con aportes claves y otras buenas apariciones de Deck y Lapro.

Es la tercera vez que un representativo argentino se impone contra Estados Unidos en este certamen, teniendo en cuenta que los estadounidenses son los máximos ganadores de la historia con siete títulos y que estuvieron ausentes en otras ocho ediciones de las anteriores 18 que se celebraron hasta este evento en Recife.

Los anteriores éxitos habían sido en 2001 con un imponente 108-69 en fases de grupo, pero con un detalle: EEUU envió a jugadores de la National Junior College Athletic Association (NJCAA) para sumar experiencia ya que estaba clasificado al Mundial y no necesitaba destacarse. Ese equipo norteamericano quedó afuera en fase de grupos: quedó quinto luego de perder todos los juegos.

El otro que no pasó desapercibido fue con el 84-67 de la edición 2005 que se celebró en Santo Domingo (República Dominicana): aquel día, Paolo Quinteros aportó 21 puntos para superarlos en la segunda ronda, aunque ese equipo no pudo celebrar porque cayó en la final ante Brasil por 100-88.

En la fase de grupos de este 2022, Argentina quedó a un doble de haber clasificado como el mejor de todos. En su estreno venció sin problemas a Islas Vírgenes (95-62) y luego mostró toda su capacidad anotadora ante Puerto Rico (99-86). Ya en la definición de la zona, pudo superar a República Dominicana por 90-78. Eso le valió ir a la llave que lo encontró con Venezuela en los cuartos de final. Y a pesar de tener un primer tiempo irregular, el seleccionado nacional sacó toda su chapa en la segunda parte para quedarse con una contundente victoria (76-53) y clasificarse entre los mejores cuatro del certamen.

La gran expectativa está en repetir lo hecho en el 2001 y 2011, cuando el elenco nacional llegó a lo más alto y se apoderó de los dos títulos que ostenta hasta ahora.

Argentina ahora jugará la gran final del domingo ante el vencedor de la otra semifinal que protagonizarán el local, Brasil, y Canadá desde las 20.40 en Recife.

 

 

 

 

Fuente: Infobae

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas