Alexa

Posadas | Itaembé Guazú crece a pasos agigantados, de la mano de vecinos comprometidos con el desarrollo comercial y el medioambiente

El barrio Itaembé Guazú tiene 7 años de antigüedad, y desde sus primeros habitantes ha tenido un exponencial crecimiento, tanto en la cantidad de habitantes en la zona por la entrega de nuevas viviendas como por el desarrollo económico. Actualmente cuenta con varias escuelas, una comisaria, un hospital de Nivel I y dos sectores comerciales, entre otros servicios.

El delegado municipal de Itaembé Guazú, Martín Burgos brindó detalles sobre el crecimiento del barrio contó que actualmente, “viven 26 mil personas, el barrio tiene una antigüedad de 7 años, tuvo un crecimiento exponencial en los últimos años, principalmente porque se fue desarrollando el sector comercial”.

Dentro del barrio se fueron desarrollando distintos servicios vinculados a la salud con la inauguración de un hospital nivel I, escuelas, espacios públicos, una iglesia católica y una comisaria. Además del desarrollo comercial en dos sectores específicos.

Burgos explicó que uno de los puntos principales del barrio es la innovación, por ejemplo, “cuando se inició el barrio, la principal propuesta era que el gas podía ser a granel por vía subterránea en forma directa a cada domicilio”. Actualmente, son muy pocos los hogares que utilizan el sistema tradicional de la garrafa, y la planta que abastece a todo el barrio está funcionando muy cerca.

La otra novedad en el barrio es la instalación de la planta de energía solar, muy cerca del barrio que abastece a algunos domicilios de la zona pero que también está conectado al sistema provincial de electricidad.

Burgos explicó que “en la primera etapa de construcción del Iprodha, se desarrolló el sector comercial que son lotes con servicios de media y alta densidad, que se pusieron a la venta con una facilidad de pago a los adquirientes. La primera etapa ya está desarrollada”. Mientras que se encuentra en plena expansión una segunda etapa, que es cruzando el acueducto. Allí empezaron a construirse galpones, emprendimientos deportivos, y distintos locales para.

“Hay muchas consultas tanto en Iprodha como en la delegación municipal, de comerciantes que están instalados en el centro de Posadas con intenciones de invertir en Itaembé Guazú, eso es muy alentador para nosotros”, dijo el delegado municipal.

Y agregó que, “este fue un año de inauguraciones, se pudo cumplir con la demanda de la comunidad educativa. Tenemos actualmente dos espacios de primera infancia que depende de Desarrollo Social, tenemos 5 Nenis repartidos en toda la zona, 3 escuelas primarias y 2 escuelas secundarias. Una con orientación técnica y la otra con orientación en bachiller”.

Con respecto a la salud y a la seguridad, Burgos contó que dentro del barrio cuentan con un hospital de nivel 1, que cuenta con guardia las 24 horas, “tiene médicos clínicos, especialistas, y tiene una base de la Red de Traslados. En estos meses hemos inaugurado el Caps en la 508, que también tiene un médico, sus enfermeros y depende de la provincia”.

Y agregó que, “en cuanto a seguridad contamos con la comisaria 19 y prontamente queremos estar inaugurando la próxima comisaria, que es la 21”.

En referencia a los puestos de trabajo creados dentro del barrio, Burgos afirmó que muchos de ellos son ocupados por los vecinos, tanto en las escuelas, centros de salud, policía y comercios. Y como delegación municipal, “con los jóvenes del barrio que buscan su primer empleo estamos tratando de trabajar en conjunto con los comercios locales”.

 

La delegación municipal N° 11

Burgos explicó que se encuentra al frente de la delegación municipal número 11, “brindamos todos los servicios de la municipalidad. Servicios públicos, mantenimiento del complejo urbano en cuanto a desmalezamiento, recolección de residuos, tanto la convencional, los residuos domiciliarios como los residuos diferenciados que es la parte, de las prácticas de sustentabilidad que lleva a cabo la municipalidad, en conjunto con los vecinos del complejo”.

En un uno de las plazas del barrio también existe un Ecopunto, donde se recepcionan materiales limpios y secos para el reciclado que luego va Centro Verde ubicado en Nemesio Parma.

 

Dentro de la delegación municipal los vecinos también pueden acceder a, “reclamos respecto a la convivencia, tenemos nuestra oficina de mediación municipal, los permisos para realización de actividades en las distintas plazas, reclamos por luminarias”, reseño Burgos.

También todo lo vinculado al mantenimiento de plazas, veredas, permisos determinados, inspecciones de obras, inspecciones de comercios, “siempre articulados con las distintas áreas municipales que tienen sus inspectores específicos y su personal técnico. También recibimos reclamos con respecto a fumigación, poda, descacharrizados”, remarcó el delegado.

En la delegación también es posible solicitar la impresión de boletas de patentes, tasas de cementerio, o el impuesto a la propiedad inmueble, “es muy variado el servicio, tratamos de incorporar cada vez más. Para que el vecino tenga un lugar en itaembé donde pueda venir a hacer sus trámites, estamos ampliando las instalaciones, y prontamente nos instalaremos en el sector 2”, contó Burgos.

Y agregó que, está en plena construcción “una especie de centro cívico, donde vamos a mejorar nuestra atención, lo que tratamos es que el vecino concurra a proximidad, y no tenga que concurrir hasta la municipalidad para hacer sus trámites”.

Este nuevo sector concentra a otras oficinas públicas, como la de atención al vecino del Iprodha, servicios del gas, registro de las personas, delegación del IPS, “lo ideal es que en ese centro cívico se incorporen más servicios para los vecinos”, puntualizó el funcionario.

 

Un hospital de Nivel I en Itaembé Guazú

Gloria Zambrano es la directora del hospital de Itaembé Guazú y contó que, “fue inaugurado en abril del 2019, es un hospital de nivel 1. Eso quiere decir que brinda la atención primaria de la salud. Contamos con consultorios externos de diferentes especialidades de lunes a viernes y también contamos con una guardia de emergencias los 365 días del año”.

Dentro del hospital los vecinos cuentan vacunatorio, laboratorio, odontología, kinesiología, cardiología, diagnóstico por imágenes, radiología, y ecografía, “abarcamos muchas especialidades, en la cual tratamos que toda nuestra población del barrio esté cubierta. También tenemos trabajadores sociales, promotoras de salud que salen a vacunar casa por casa, se hace seguimiento a familias con diferentes necesidades, estamos en crecimiento de cantidad de pacientes que estamos atendiendo”, dijo la médica.

Y agregó que, “nos está yendo muy bien, tenemos pacientes de Itaembé Miní, de San Isidro, Cruz del Sur, Nemesio Parma, Villa Cabello y hasta pacientes del interior de la provincia”, porque al ser un hospital relativamente nuevo y “no tan grande, los requerimientos de los pacientes son solucionados muchos más rápidos, tenemos turnos muchos más rápidos que otros centros de salud”, explicó Zambrano.

Con respecto a los trabajadores del centro de salud, la directora afirmó que, “la mayoría de nuestro personal vive en este barrio y es mucho más cómodo para ellos. También tienen sus niños en las guarderías del barrio, viven cerca, y vienen caminado”.

 

Espacios de primera infancia, Nenis, escuelas primarias y secundarias

Como había explicado el delegado municipal, Martín Burgos dentro del barrio Itaembé Guazú existen dos espacios de primera infancia, 5 Nenis, 3 escuelas primarias y 2 escuelas secundarias, para satisfacer la demanda de la población estudiantil.

Misiones Online visitó la escuela primaria N° 5, General Don José de San Martín, allí la directora Naría Ignacia Franco, contó que, “la escuela funciona desde el año 2017 en Itaembé Guazú, la escuela y cuenta con 1200 alumnos, con 40 secciones, 23 a la mañana y 17 a la tarde”.

Y agregó que, es “una escuela muy amplia, sigue la construcción, nos falta la mitad todavía. Trabajamos siempre en equipo con las escuelas que surgieron rápidamente. Y con nuestros vecinos de la Epet 34 y con los Nenis”.

Según explicó la docente, la mayoría de los alumnos que asisten al establecimiento son niños del barrio, y al menos la mitad de los docentes vive muy cerca de la escuela.

Por otra parte, el director de la escuela técnica Epet N° 34, Gustavo Acuña, dijo que desde el 2019, pasaron a tener un edificio propio, iniciaron con una matrícula cercana a los 350 estudiantes, “actualmente estamos cercanos a los 700 alumnos con 3 turnos, y un gran caudal de personas que viven en Itaembé Guazú”.

El docente explicó que, “cuando nos trasladamos, ya contábamos con nuestros primeros egresados. Actualmente la escuela cuenta con 6 primeros años, 5 segundos años, y vamos creciendo en la apertura de nuevas divisiones, porque la matricula se ve incrementada, año a año. Hay una gran demanda por parte de los vecinos para la formación técnica de los jóvenes de la zona”.

Acuña también remarcó que la mayoría de los estudiantes son de la zona, aunque “tenemos un afluente interesante de la zona de Villa Cabello, de Itambé Miní y de zonas de influencia, ya que tenemos el transporte público que los deja bien cerquita”.

Además de la escuela secundaria técnica, “por la noche tenemos la oferta de formación profesional para las personas mayores de 18 años. Ofrecemos el curso de operadores de informática para organización y gestión, y a partir del mes de junio estaremos con una nueva oferta que es, el bachillerato profesional para jóvenes de entre 15 y 17 años que por alguna razón abandonaron el sistema educativo y quieran recomenzar sus estudios”, señaló el docente.

La oferta educativa permitirá a los jóvenes en 4 años recibirse de bachilleres con una especialización en programación “ya que nosotros tenemos todo el entorno formativo de los laboratorios de informática, y pueden incorporarse a partir de junio”.

Ante la alta demanda en este tipo de educación, el director informó que para el ciclo lectivo 2023, “en el mes de agosto comenzaremos con las pre- inscripciones. Así que invitamos a la comunidad a acercarse al edificio escolar que está en los cardenales 6992, y acá les ofreceremos los requerimientos iniciales”.

Y agregó que, el instituto cuenta con un “cursillo, que por el momento no es eliminatorio, tratamos de que todos y todas tengan la posibilidad, independientemente de la procedencia del nivel educativo primario que tengan, de ingresar a la escuela técnica”.

 

Desarrollo comercial para los vecinos

El crecimiento del barrio también está marcado por el intenso desarrollo económico en la zona, como explicaba Burgos, ya existe un sector comercial casi completamente ocupado por comercio, mientras que en otro sector las construcciones avanzan a pasos agigantados. Dentro del barrio existen supermercados, tiendas de ropas, veterinarias, farmacias, gimnasios, etc.

En este sentido, Valeria Bravo quien es propietaria de la veterinaria Odys, señaló que, “estamos en el barrio desde hace más de 4 años, estamos muy agradecidos porque tenemos una muy buena respuesta. El barrio está creciendo segundo a segundo, y cada vez hay más demanda y más clientela y pacientes en la veterinaria”.

Para la comerciante, existe una “gran demanda de emprendedores en la zona, creo que hay pocos locales disponibles. La gente tiene emprendimientos para trabajar en la zona, porque está creciendo mucho”.

Con respecto al servicio que ofrece a los vecinos, Bravo indicó que, “tenemos todo lo que sea la parte de alimentos, pero principalmente nos enfocamos en la atención médica de pequeños animales”. En el local comercial trabaja la familia completa de la comerciante, y todos son habitantes de Itaembé Guazú.

Por otra parte, el farmacéutico Marcelo Pros, dela Farmacia Las Calandrias dijo, que “estamos instalados en la zona desde mediados de 2018, cuando el barrio comenzó a crecer y desde ahí no ha parado. El barrio está en pleno crecimiento y no tenemos techo todavía”.

La farmacia no tiene nada que envidiarles a las farmacias del centro posadeño, “cuenta con todos los servicios la gente está muy contenta. Trabajamos con todas las obras sociales, tenemos un servicio integral”, remarcó Pros.

En este local, “trabajan 5 personas, todos somos vecinos del barrio, y así también damos la oportunidad para que la gente no se mueva lejos de sus casas para ir a trabajar”, señaló el farmacéutico.

Mientras que Viviana Zielk, propietaria de la Librería Pincelitos, contó que “inauguramos hace 3 años y comenzó la pandemia. Ahora estamos contentos, estamos viendo que el barrio está creciendo”.

Y agregó que, tras la difícil situación que les toco atravesar, actualmente “los vecinos responden muy bien a este nuevo comenzar. Con la pandemia aprendimos un montón trabajábamos de diferente manera. Ahora empezamos a trabajar mejor, empezaron a abrirse jardines en el barrio, estamos remontando trayendo mercadería nueva en función a lo que piden las escuelas de la zona”.

La librería de Zielk sigue en expansión, y hace un par de semanas “trajimos la franquicia de Correo Argentino, entonces todas las personas del barrio que compran por Mercado Libre pueden retirar sus productos aquí. También podemos enviar encomiendas, paquetes y cartas. Es un servicio más para los vecinos”.

Por otra parte, la familia también cuenta con otro emprendimiento, “hace 6 años que trabajamos con indumentaria y este año comenzamos a trabajar con los colegios secundarios, hacemos uniformes de egresados todo lo que es impresión de vinilo, uniformes para el hospital, remeras”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas