Alexa

“Viví la guerra en primera persona porque mi ciudad natal fue una de las primeras en ser bombardeadas por los rusos”, reveló el ucraniano refugiado en Misiones

Este martes, en el salón de las Dos Constituciones de la Cámara de Representantes a este Conversatorio, Bogdan Holovchak, ucraniano refugiado en Misiones, junto al periodista de experimentado en zonas hostiles, Fernando Ortega Zabala, expusieron cómo es estar en una guerra en primera persona. “Nosotros no podíamos salir de las ciudades, realmente fue muy duro vivir esos días”, relató.

La conferencia, que llevó el nombre de “Ucrania en primera persona” contó con la participación de estudiantes de periodismo, comunicación y trabajadores de prensa. Todas las miradas estaban en Bogdan Holovchak, ucraniano refugiado en Misiones, quien expuso cómo fue vivir esos crueles primeros días en la invasión de Rusia a Ucrania.

Bogdan se refirió a cómo llegó a la provincia y señaló que Fernando Ortega le contó que en Misiones hay una colectividad ucraniana y eso le pareció muy interesante.  “Estoy muy agradecido por el recibimiento de los misioneros en esta provincia”.

ucraniano refugiado en Misiones
Bogdan Holovchak, el ucraniano refugiado en Misiones.

Con respecto al conflicto bélico en Ucrania expresó sentidamente: “La guerra la viví en primera persona porque la ciudad en donde vivía fue una de las primeras en ser bombardeadas por los rusos. Viví los bombardeos nocturnos, los bloqueos de la ciudad para ingreso y egreso. Es por ello que afirmo que viví la guerra en primera persona”.

“Lo primero que hay que saber es qué es lo que sucede específicamente en Ucrania en estos momentos. Es importante realizar este tipo de conferencias ya que la prensa no escribe frecuentemente acerca de la guerra y, por ende, quiero contar mi historia”, destacó.

ucraniano refugiado en Misiones
El ucraniano refugiado en Misiones, habló sobre la la invasión a Ucrania.

“Yo vivía en la ciudad de Sumy que se ubica a 30km de la frontera con Rusia. El 24 de febrero fue la primera noche en la que escuchó bombas en su ciudad. Fue el primer día de la guerra. Por la zona en donde vivía, era el camino por el cual Rusia quería entrar a Ucrania debido a que la localidad se encuentra cerca de la frontera. Este camino se dirige a la capital de mi país que es Kiev. Por ello, era muy importante ir por este camino con el fin de conquistar la capital lo más rápido posible”, contó.

Tal vez te interese leer: Misiones recibió al primer refugiado ucraniano que llegó a la Argentina escapando de la guerra

Por otro lado, dijo que el otro camino para llegar a Kiev era a través de Jarkov, localidad que fue capital de Ucrania durante la era soviética. “Atacar a esa ciudad significó golpear en el alma al ucraniano ya que tiene un valor muy importante para nosotros. Era una hermosa ciudad, pero claramente por los bombardeos quedó destruida”. En ese sentido, señaló que cuando inició la guerra, los rusos les dejaron sin comida, agua, energía y bloquearon la ciudad.

Cuando comenzaron a caer las bombas desde el cielo, contó que todas las familias se iban a dormir a los bunkers para no correr riesgos en sus propias casas. En ese aspecto, sostuvo que “el peor bombardeo que viví fue el 8 de marzo ya que durante todo el día y de manera constante, los aviones volaban por encima de la ciudad arrojando bombas por todas partes. En uno de los ataques, que ocurrió en un barrio de viviendas, lanzaron una bomba de media tonelada de explosivos en donde murieron, de manera instantánea, 23 personas. Muchos civiles fueron hospitalizados”.

“Nosotros no podíamos salir de las ciudades. Realmente fue muy duro para mí vivir esos días. Por suerte, tuve la oportunidad de salir del país”, agregó. Para ello, explicó que tuvo que entregar varios documentos en donde lo autorizaban para poder emigrar.

Con respecto a la zona en donde vivía, expuso que era un lugar en donde se dedicaban fuertemente a la agricultura. Asimismo, “hace un tiempo atrás, fue la principal región proveedora de azúcar de toda Europa”.

Acerca de qué es lo más importante de la guerra, Bogdan sostuvo que son la cantidad de muertos. “Acá se minimiza el número de víctimas fatales que hay en la invasión. Me llama mucho la atención”.

En cuanto a vivir en Misiones, dijo: “Lo primero que quiero hacer es aprender el idioma para poder trabajar. Mi deseo es poder desarrollarme en esta comunidad”. Sin embargo, no pierde las esperanzas de regresar en un futuro a Ucrania: “Estoy confiado y seguro que algún día regresaré a una nueva Ucrania con una mejor situación”.

Bogdan actualmente tiene contacto frecuente con su familia que se encuentra en su país natal. “Toda esa información hace que viva el día a día de lo que sucede en Ucrania”.

Por otro lado, Zabala explicó que estuvo cubriendo el conflicto bélico desde que comenzó. Además, hizo referencia al tratamiento que realizan los medios acerca de la guerra y consideró que, “dicho tratamiento mediático, lo digo como periodista, no es el que había antes, no creo que sea un buen tratamiento”.

El vicegobernador de la provincia, Carlos Arce contó que hay una gran comunidad de inmigrantes que habitan Misiones y destacó que “gran parte del crecimiento, tanto el económico como el de la producción misionera, tiene que ver con hijos, nietos y bisnietos de los inmigrantes”.

El evento fue organizado por la diputada provincial Karen Fiege, quien estuvo acompañada en la apertura por el vicegobernador de la provincia, Carlos Arce, el legislador Héctor Llera y los disertantes, Fernando Ortega Zabala y Bogdan Holovchak.

ucraniano refugiado en Misiones
Estudiantes de periodismo y comunicación en la disertación.

Asistieron también, el presidente del bloque de diputados renovadores de la Legislatura, Martin Cesino, legisladores provinciales, funcionarios y autoridades. Además, estudiantes de las carreras de Comunicación Social y Periodismo, profesionales de los medios de comunicación e integrantes de la comunidad descendientes de ucranianos, provenientes de Jardín América, Apóstoles y Posadas.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas