Alexa

La directora de la Escuela n°62 de Alem desmintió caso de bullying tras la denuncia de una madre

En una entrevista con MisionesOnline.net, Ingrid Markwart directora de la Escuela n°62 desmintió caso de bullying y relató que la criatura "estuvo asistiendo de forma intermitente desde agosto" y aseguró que "se maneja bien y tiene buena relación con las maestras porque fue cambiado de sección, trabaja en el aula y participa".

Sobre su madre, quien durante la jornada del jueves por la noche se acercó hasta el establecimiento y aseguran profirió amenazas, indicó que presentó certificados médicos por tendinitis: «Decía que tenía una complejidad y discapacidad motriz, por lo que en la casa usaba silla de ruedas, pero en la escuela siempre hizo todas las actividades físicas», señaló.

 

«En julio nos dijo que Santiago usaba silla de ruedas en su casa, pero que no era apta para su tamaño y él no podía manejarla. La directora le dijo que podía traerla, que no había problema porque la escuela tiene rampas y puertas doble, además tenemos un baño para discapacitados», relató.

Sobre la denuncia por bullying, Markwart manifestó que «la escuela no considera así lo que denuncia la madre» y explicó que «jamás se constató ninguna situación de bullying»: «Ella dijo que Santiago fue tirado al suelo y pateado en la hora de Educación Física por otro compañero, pero eso jamás ocurrió», afirmó.

 

«El rodillazo en la parte testicular tampoco ocurrió. Si realmente hubiera sido algo fuerte como comenta la madre, el niño no se habría podido ir caminando ni asistir a clases la semana siguiente».

 

«Nosotros estamos comprometidos con el aprendizaje y el resguardo físico y emocional de los alumnos, no así de los padres. Tenemos una mirada fija en el alumno. Hicimos varias denuncias y las documentaciones fueron elevadas al Consejo General de Educación con asesoramiento de la supervisora», agregó.

Sobre las amenazas a la institución, contó que «después de un reportaje que le hicieron a la madre, la supervisora me autorizó a dar una nota a un medio local y cuando terminamos se presenta esta señora en una crisis de nervios. Nos gritó e insultó, apenas pudimos cerrar la puerta porque comenzó a patear el vidrio».

«Nos consta que estuvo detenida en la Comisaría de la Mujer. Nosotros no queremos sacar conjeturas sino que se investigue porque lo que más nos está preocupando es la integridad física y emocional de Santiago y su hermanita. Queremos que se indague y que la Justicia actúe porque los hechos que la señora menciona no ocurrieron en la escuela», cerró.

 

 

El testimonio de docentes siembra dudas respecto al caso de un niño de Alem víctima de bullying

 

 

Mediante la publicación en redes sociales de un medio local, las docentes y directivos del establecimiento manifestaron que el hecho es «lamentable» y sostuvieron además que debieron encerrarse en la escuela para evitar que la mujer las agreda, inclusive contaron que «amenazó con incendiar el lugar».

La madre del pequeño, quien aparentemente tiene una discapacidad en sus piernas y debe usar silla de ruedas, aseguró que Santiago sufrió de agresiones sistemáticas y que desde el establecimiento educativo le habrían solicitado que retirara la denuncia sobre bullying, cuyo expediente ya fue derivado a un Juzgado de Oberá.

«Siempre tratamos de dar lo mejor, cuidando a los chicos como siempre. Cuando estábamos saliendo de la institución ella se acerca -Laura- y estaba totalmente descontrolada. Nos insultó y agredió por querer ayudar y proteger al niño. Tratamos de sobrellevar la situación y hacer todo de forma correcta», relataron las docentes.

«En 32 años de trabajo nunca vi algo así y nunca pensé que iba a pasar. Por suerte logramos cerrar la puerta y llavearnos porque ella empujaba, pateaba y golpeaba el vidrio. Nos resguardamos en la Dirección porque temíamos que rompa el vidrio y entre. Estamos desbordadas», relataron a AlemNews.

Alegaron que su mayor preocupación «son los chicos» y afirmaron que ahora «tememos por la integridad de la institución porque amenazó que va a incendiar la escuela, nos consterna porque detrás de esto hay una familia y la situación se desbordó. Siempre cuidamos la integridad del niño».

Indicaron además que hicieron todo lo posible para brindar la contención correspondiente ante las denuncias, pero que luego «las agresiones y amenazas fueron escalonadas». Y agregó la directora: «Le di mi teléfono para que me llame y poder contenerla, pero fue imposible y terminé bloqueándola, pero intentando mantener el diálogo».

«La institución hizo todo lo que tenía que hacer y con el asesoramiento de la supervisora. Velamos por la integridad del niño dentro de la escuela. Hoy lo que más nos preocupa son los niños, Laura y sus hijos, porque a pesar de las amenazas vemos que es una señora que necesita ayuda», acotaron.

«Lamentamos el hecho porque la Escuela n°62 se caracteriza por siempre ser vanguardista en tantos acontecimientos lindos dentro de la vida cultural de Alem. Y ahora tenemos que pasar por esto, es angustiante y nos preocupa la salud de esta mamá porque como mamás sabemos que en ese estado no tiene las condiciones de hacerse cargo de sus hijos», cerraron.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas