Alexa

Muerte de Lucas González: aún no se pudo determinar quién realizó el disparo mortal

La pericia balística por la muerte de Lucas González, el joven futbolista asesinado por policías de la Ciudad dos semanas atrás en un caso de gatillo fácil, arrojó sus primeros resultados. Todavía no se sabe cuál de los tres policías detenidos por la autoría material del hecho es quien disparó la bala que se insertó en el cráneo del jugador y le quitó la vida.

El estudio fue encargado a la Policía Federal por el fiscal del caso, Leonel Gómez Barbella. Comenzó el viernes último y continuó en los primeros días de esta semana, fue realizado sobre las armas reglamentarias secuestradas al inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva, así como a las vainas servidas en la escena y los cuatro agujeros de bala detectados en el Volkswagen Suran azul en el que Lucas viajaba con sus tres amigos.

Sobre la bala alojada en el cráneo, se determinó un resultado negativo para López y Nieva. El estudio, por el momento, es inconcluyente para Isassi, el de mayor rango entre los tres. De todas formas, los resultados son considerados preliminares y el cuadro probatorio para imputar el homicidio, entre otros delitos, es lo suficientemente robusto, consideran investigadores del caso. Al menos dos de los detenidos reconocieron haber tirado en sus declaraciones indagatorias, entre ellos Isassi.

Los tres policías, cuyas defensas suspendieron con un planteo la reconstrucción del hecho realizada ayer en Barracas, fueron acusados de homicidio agravado por su condición de policías, tentativa de homicidio, todo con alevosía, falsedad ideológica, privación ilegítima de la libertad. Podrían recibir la pena de prisión perpetua.

Los tres efectivos relataron la misma historia: que patrullaban la zona en una tarea de inteligencia contra un grupo narco de la Villa 21-24, a la espera de la firma de allanamientos, en una causa a cargo de una fiscalía porteña especializada.

“En ese momento que estábamos gritando ‘policía’, en ese momento ellos aceleran, y el vehículo se abalanza directamente hacia mí. Yo sentí que atentó contra mi vida en ese momento”, aseguró Isassi en su indagatoria

“Me colisiona a mí, y lo colisiona a Nieva, yo quedo entre el vehículo mío y el de ellos, quedo apretado. En ese momento que él acelera y me choca yo efectué un disparo”, completó el inspector. Poco después, la escena culmina. No hay nada en el testimonio sobre la réplica de arma de fuego supuestamente plantada en la Volkswagen Suran, uno de los puntos más oscuros del caso.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas