Alexa

Economía Verde: “Como Provincia somos acreedores ambientales”, destacó Patricio Lombardi

Este miércoles, se realizó un debate presencial sobre “Hacia una Economía Verde” donde los oradores hablaron sobre la implementación de un modelo sustentable, normativas, panorama mundial; nacional y provincial, posibilidades y desafíos. A su vez, también se presentaron los programas disponibles de la Unión Europea, referentes a la economía circular y la sustentabilidad. 


 

El evento contó  con la participación del ministro de Industria, Nicolas Trevisan y su par de Cambio Climático, Patricio Lombardi; Simón Gonzáles, Low Carbon Business Action Argentina y Gerardo Alonso Schwarz, investigador jefe general NEA.

 

El seminario constituye para el sector institucional una posibilidad de ofrecer los servicios, subsidios, contactos e incluso alianzas con los programas europeos para capacitaciones, metodologías, organización de negocios, entre otras cosas. 

 

Por su parte, para los industriales de Misiones fue una oportunidad de acceder a tecnologías y también a nuevas propuestas y oportunidades de financiamiento. 

 

El primero en agarrar el micrófono, en el Salón Auditorio del Hotel Urbano de la ciudad de Posadas, fue el ministro de Cambio Climático, Patricio Lombardi quien repasó su gira por Europa y contó con las novedades que volvió  Glasgow, Escocia. 

 

“La idea es trasladar el cuidado y la protección de nuestro aire, de nuestra tierra y nuestra agua. Si los amigos de la empresa, de la industria, del comercio lo entienden, es un paso más para seguir demostrando el liderazgo de Misiones a nivel nacional, regional e internacional”, lanzó Lombardi. 

 

En tanto, agregó “en Misiones tenes una particularidad, existe un gabinete de Cambio Climático en donde nos sentamos todos en la misma mesa y nos miramos a los ojos para justamente poder cuidar lo que tenemos. Nosotros coordinamos acciones en conjunto”, dijo.

 

“Misiones es un ejemplo para Argentina, Brasil y Paraguay porque el Caso de nuestra provincia está siendo replicado en toda Europa”, subrayó. 

 

Al respecto de su gira por Europa, Lombari reveló que “Misiones firmó un acuerdo histórico” que tiene que ver con certificados de emisión responsable de dióxido de carbono. “Es lo que hace nuestra querida selva misionera y esto no lo ha anunciado ninguna otra provincia del Mundo”. 

 

“En lo que es ambiental, nosotros somos acreedores ambientales, la República Argentina está acostumbrada y américa latina a deber plata, a ser deudores, nosotros en materia ambiental somos acreedores y eso está buenísimo”, concluyó diciendo el flamante ministro. 

 

El concepto de economía verde tiene que ver con la necesidad de empezar a incorporar en los sectores económicos y productivos, no solamente en el consumidor final sino en el ámbito como políticas que tiendan a ciudad el medio ambiente. En ese sentido, en principio, este proceso requiere de una gran concientización, capacitaciones y sobre todo un marco regulatorio”, dijo Nicolas Trevisán, ministro de Industria de Misiones. 

 

Asimismo, mencionó que Misiones es vanguardia en el cuidado del Medio Ambiente porque en el “marco regulatorio” la provincia viene lanzando muchas normas que se desarrollan y se llevan a cabo. 

“Venimos bien pero es importante involucrar a todos los actores y uno de ellos es sin dudas el sector industrial. En principio llegamos acá para trabajar en conjunto con ecología y cambio climático”, expresó. 

 

Por último, Trevisan aclaró que lo que más preocupa al sector industrial tiene dos factores fundamentales; “una es que nuestras industrias no contaminen y que sean neutrales en la emisión de gases de efecto invernadero y la otra que no se nos cierre el mercado por no entrar rápidamente a las normas internacionales”. 

 

“La Economía Verde está en la agenda de las reuniones de la Fundación Mediterránea desde hace varios años, ya que tratamos de entender cómo se puede avanzar en la producción más sostenible en el país. Hoy entendemos que el sector privado debe  escuchar, entender y ser protagonista de este proceso que estamos viviendo”, dijo Gerardo Alonso Schwarz.

 

El investigador aportó algunas reflexiones para introducir a los presentes en el seminario en los aspectos que finalmente marcan la tendencia global hacia una economía verde:

 

Barreras nacionales al comercio internacional: año tras año van creciendo las medidas proteccionistas a las importaciones y exportaciones. En el año 2019 prácticamente se anunciaron 700 nuevas medidas en el comercio internacional, y la tendencia va en ascenso. Los países están adoptando medidas que limiten el comercio en base a criterios de prácticas más amigables con el ambiente. Estas son hoy las nuevas barreras parancelarias.

 

Más restricciones al comercio internacional: un 15% de las medidas anunciadas hasta ahora, fueron en la Unión Europea (UE), en segundo lugar se posiciona EEUU con restricciones al comercio por cuestiones ambientales, y sorprendió China que comenzó a tomar medidas con normas para el comercio internacional vinculadas al cuidado ambiental, ocupando el tercer lugar.

 

Más mediciones de mitigación climática: los Acuerdos Internacionales, sean de Libre Comercio o bilaterales, en la mayoría de los casos disponen de consideraciones ambientales, incluso con evaluaciones de impacto ambiental, o excepciones basadas en regulaciones o cuestiones ambientales. Se incorporaron acuerdos de cooperación técnica, financiamiento o subsidios cruzados para apoyar la transformación productiva; y lo más riesgoso es que en algunos países se aplica la evaluación de estudios de impacto ambiental, exigiendo transparencia en la medición de la mitigación ambiental, de manera de garantizar las emisiones de carbono.

Consumo responsable: los consumidores comienzan a influir en la preferencia de productos certificados, etiquetados con certificados ambientales. Hay mayor conciencia de la importancia de exigir que el proceso de producción y el origen del producto provengan de un proceso de gestión sostenible, estando incluso dispuestos a pagar un mayor costo por ese producto diferenciado en el mercado.

Finalmente, el economista se refirió a la orientación del financiamiento internacional hacia  proyectos de inversión orientados a cumplir metas que logren el cambio en las preferencias de los consumidores.

 

Incluso, hizo mención a anuncios de los organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que proyecta al año 2025 destinar la ejecución de financiamiento a proyectos de mitigación y adaptación al Cambio Climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

También desde la  CAF -Banco de Desarrollo de América Latina- y el Banco Mundial  se anunció en el marco de la COP26 en que hacia el 2030 destinarán el 50% de los fondos de financiamientos disponibles a la ejecución de proyectos orientados hacia metas de desarrollo sostenible, cambio climático y conservación de la biodiversidad. Se estima que serían más de 25 mil millones de dólares.

 

“Hay un mayor compromiso de las instituciones internacionales hacia las inversiones que promuevan la economía verde. Hoy aún puede ser que no los palpamos a estas medidas entre los consumidores o en nuestras empresas, pero es lo que se viene, y en muy poco tiempo esto impactará en la región y habrá que estar preparados”, planteó Gerardo Alonso Schwarz.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas