Alexa

Empresario inmobiliario misionero en Brasil asegura que ya hay reservas de argentinos en el vecino país

De acuerdo a lo expresado por el Gobierno nacional, se aguardan definiciones acerca de la posible reapertura de fronteras de forma total para el turismo a partir del 1 noviembre. En principio, se habilitaría el turismo entre países vecinos. En este contexto, hay expectativas desde el lado argentino para vacacionar en Brasil, aunque desde el lado brasileño no hay anuncios al respecto.

Reapertura de fronteras


Joselo Saravia, empresario misionero del rubro inmobiliario radicado en Brasil, afirmó que a esta altura del año ya hay reservas de argentinos en el país vecino. En este sentido sostuvo que hay “muchísimas expectativas” en Brasil respecto de la llegada de turistas, especialmente argentinos. “Hasta el día de hoy no existe una determinación oficial sobre la apertura de fronteras brasileñas para el ingreso de turistas y extranjeros por tierra”, agregó.

Joselo Saravia- FM Santa María de las Misiones

 

Según indicó, las posibilidades de que se dicte esta reapertura de fronteras dependerá de la cantidad de casos diarios que haya en ambos países y el ritmo de vacunación contra el coronavirus. “Creo que es una cuestión de días, probablemente hacia fin de año porque los casos han disminuido mucho y la vacunación sigue siendo con porcentajes altos, entonces los riesgos disminuyeron”, agregó. 

 

Por otro lado comentó que la temporada de verano pasada se observó una gran disminución del turismo durante los meses de enero y febrero. “El verano pasado se empezó a vaciar todo, y quedó una temporada muy floja. Se espera que este año se pueda contar con la presencia del turismo argentino en las playas”, añadió. 

 

Sostuvo además que la presencia en las playas no es en formato burbuja y está completamente liberada, con un porcentaje de contagios y hospitalizaciones muy bajos en la región de Itapema sumado a Bombas y Bombinhas.

 

Respecto de costos, afirmó que el valor del alquiler de un departamento para 6 personas se mantuvo en 400 reales diarios, siempre en ubicaciones cercanas a la playa y durante la temporada alta. “En toda la región se mantiene entre 400 y 600 reales dependiendo el tamaño de la familia, y en febrero aumenta los días de carnaval”, aseguró. Un almuerzo o cena se ubica alrededor de 30 reales por persona dependiendo del restaurante o bar. 

 

Los costos de mercadería y supermercados sufrieron subas de aproximadamente un 20% o 25% en algunos productos, como consecuencia de la crisis económica que impuso la pandemia. Acerca de esto, dijo que “ciertos productos como carne, leche y pan han aumentado mucho, con subas significativas incluso para el propio brasilero”.

 

En este sentido comentó que los precios suelen disminuir durante el mes de marzo, hecho que contribuye al turismo durante esas fechas. «Creo que va a ser una muy buena temporada tanto en febrero, enero y marzo; por supuesto dependiendo de la fecha en que se abran las fronteras para los argentinos», agregó.

 

“Tenemos reservas en la zona de Bombinhas, donde estoy yo, para los meses de enero, febrero y marzo. Un poco arriesgado porque no hay nada confirmado, pero la gente piensa en positivo”, comentó en relación a la situación actual en Brasil. Añadió que gran parte del sector turístico se reinventó en concordancia con la situación que impuso la pandemia

 

Según indicó Saravia, la vacunación en Brasil marcha a un buen ritmo con un 70% de la población inmunizada con al menos una dosis, superando el 50% con dos dosis. «En el país no hay exigencias respecto de la vacunación, sí es obligatorio el uso del barbijo. Aunque algunas ciudades ya anunciaron que no será obligatorio su uso en lugares abiertos como Río de Janeiro y Camboriú», sostuvo respecto de la realidad sanitaria en Brasil.

 

En caso de un percance sanitario, adelantó que la atención en la zona de playas es pública y gratuita, tanto para argentinos como brasileros. «En los lugares de playa la atención es para todo el mundo, ese es un derecho de todos, no sólo de los brasileros», añadió.

 

 

Cruce Puerto Iguazú – Foz de Iguazú 

 

En relación al cruce en la frontera de Puerto Iguazú, observó que “es  relativamente sencillo” para quienes cuenten con ambas dosis de vacunación. Aunque aclaró que la declaración jurada es el trámite más complejo para los que se dirigen hacia otras ciudades de Argentina. 

 

Actualmente, los requisitos para el ingreso a la Argentina contemplan un PCR negativo, el calendario de vacunación completo contra el Covid-19 y un test de antígenos en la frontera. Saravia comentó que en Brasil un test de PCR tiene un costo aproximado de entre 100 y 150 reales. “Ha bajado el precio desde el inicio de la pandemia porque también están disminuyendo las exigencias ya que los casos han disminuido en Brasil”, aclaró.

 

Comentó también que en Puerto Iguazú se evidencia un gran flujo de turismo de países vecinos, especialmente Paraguay y Brasil. «Creo que el argentino tiene ansiedad por salir después de tanto tiempo encerrado, entonces por supuesto que hay precauciones pero la gente ya está más liberada», indicó.

 

Para finalizar comentó, que en la zona de frontera 1 real cuesta alrededor 35 pesos argentinos y que el dólar aumentó su precio en Brasil, llegando hoy a 5,70 reales. 

 

Reapertura de fronteras

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas