Alexa

Garbarino recibe $225 millones por parte del Gobierno porteño que usará para pagar sueldos

En medio de la crisis que afronta Garbarino, este martes hubo una buena noticia. La compañía recibirá $225 millones que usará para pagar parte de los sueldos adeudados. Si los reparte en forma equitativa entre los 3800 empleados, podría abonar unos $60.000 a cada uno.

 

El dinero proviene de una deuda que el gobierno de la Ciudad mantiene con la empresa por retenciones impositivas. El ente recaudador porteño había cobrado unos $438 millones a Garbarino que luego fueron reclamados por la compañía. El viernes, la AGIP aprobó el pago de la mitad de ese monto. Se trata de $225 millones que la empresa espera recibir en las próximas horas.

 

La compañía ya se había comprometido a abonar una parte de los salarios atrasados (que llevan más de tres meses y el aguinaldo pendiente) con el dinero que entrara por esa deuda. Si bien no alcanza a cubrir todo, de distribuir equitativamente el ingreso entre los 3800 empleados, podría depositar alrededor de $60.000 en las cuentas sueldo de cada uno.

 

Este martes, el sindicato de Camioneros -que tiene unos 200 afiliados en la empresa- realizó una marcha hacias las oficinas del grupo Rosales, el dueño de la cadena de electrodomésticos, para reclamar por el pago de los sueldos atrasados. El gremio conducido por Pablo Moyano apoya a una facción del sindicato de Comercio que está enfrentada con el oficialismo de Armando Cavalieri. Este último informó la semana pasada que intervino ante la AGIP para liberar los fondos.

 

Al hablar a las puertas de Garbarino, Moyano reclamó “una solución inmediata para los trabajadores” y alertó que habrá una nueva marcha hacia el Ministerio de Desarrollo Productivo “si no hay respuesta positiva al pago de la deuda en salarios”.

 

El sindicato de Camioneros, que conduce Pablo Moyano, marcó a la oficina central de la cadena Garbarino para exigir el pago de salarios adeudados. (Foto twitter/@infocamioneros)

 

Auxilio estatal

 

Mientras, la empresa sigue buscando un socio o inversor y, también, pidiendo asistencia al Gobierno. Hace 10 días, la compañía tuvo una reunión con Matías Kulfas.

 

Allí le informó sobre el estado de situación de la compañía y los planes a futuro. Además, le solicitó acompañamiento y apoyo financiero para sortear la compleja situación. Los funcionarios afirmaron que la propuesta sería evaluada pero, hasta ahora, no hubo respuesta.

La intención de los dueños de la cadena de retail es conseguir financiamiento para constituir un fideicomiso con que se fondearía la compra de mercadería para reanudar la producción y cumplir con las demandas de los clientes. De esta manera, la empresa podría incrementar el flujo de caja disponible y regularizar las moras en los pagos de sueldos, proveedores y otros acreedores.

 

La respuesta de Desarrollo Productivo sería clave no solo para normalizar la situación de los trabajadores sino también para mantener a flote la operación de la compañía una vez que las deudas salariales estén saneadas.

 

En tanto, las demandas y reclamos judiciales se multiplican. En los últimos días, el grupo chileno Cencosud presentó un recurso en la Justicia para desalojar los locales que Garbarino y Compumundo tiene en sus centros comerciales por falta de pago desde fines de 2020.

 

Fuente: TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas