comScore

Cargas policiales y disturbios en segundo día de protestas en España por la detención del rapero Pablo Hasel

Cargas policiales y disturbios en segundo día de protestas en España por la detención del rapero Pablo Hasel

 

Una de las mayores manifestaciones se realizó en Barcelona, en la zona Jardinets de Gracia de la capital catalana, donde hay una fuerte presencia de los Mossos d’Esquadra. Esta movilización fue convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR) y arrancó a las 19:00 horas.

 

«Barcelona antifascista» y «Libertad, Pablo Hasel» son algunos de los cantos que se oyeron en la multitudinaria manifestación, donde los asistentes iban andando, en bicicleta, en patines o en monopatín.

 

Tras un rato de marcha, comenzaron los choques entre la Policía y los manifestantes, luego que los uniformados hicieran unas detonaciones para impedir el avance de los asistente

 

Algunos de los manifestantes tomaron contenedores de basura y los lanzaron, junto con piedras, contra los vehículos de los Mossos, en respuesta a las balas de goma que recibían. Otros armaron una barricada en las inmediaciones de la plaza de Urquinaona, donde encendieron fuego a desechos, que fue apagado por bomberos que llegaron minutos después.

 

Una situación similar se registró en la Plaza de Cataluña, donde otros de los asistentes a la manifestación tomaron los contenedores de basura y le prendieron fuego, que fue atendido minutos más tarde por los bomberos, una vez que la Policía dispersó a los descontentos.

 

Según los Mossos d’Esquadra, se registraron escenas similares, de choques entre la Policía y los manifestantes, así como levantamiento de barricadas, en Girona y en Lleida. También hubo manifestaciones en Tarragona.

 

En Lleida, los manifestantes llegaron hasta las inmediaciones de la cárcel de Ponent, donde se encuentra el cantante y también quemaron contenedores frente al recinto penitenciario. La Policía disolvió la concentración.

 

Los Mossos d’Esquadra informaron de la detención de seis personas en la noche de este miércoles en Cataluña: una en Barcelona, tres en Lleida y dos en Tarragona.

 

Cientos en Madrid

 

Mientras, en Madrid centenares de manifestantes acudieron a la Puerta del Sol, convocados por la plataforma Movimiento Antirrepresivo de Madrid, para expresar su repulsa por el proceso judicial contra Pablo Hasel.

 

En esta manifestación, que fue anunciada en las redes sociales bajo el lema «Secuestrado por el Estado ¡Todos a la calle! ¡Conquistemos su libertad!», los asistentes corearon, entre otros cánticos: «Madrid será la tumba del fascismo».

 

Algunos de los presentes portaron carteles en los que se podía leer «Mandan porque nos amordazan», «no nos callarán», «Hasel y todos libres», «Rey prisión, Rap libertad», «Basta ya de censura», «No a la ley mordaza» y «Censura=Tiranía».

 

En la capital española también se levantaron barricadas, tanto en la calle Mayor como en la travesía del Arenal. Al igual que en Barcelona, los manifestantes tomaron contenedores de basura y le prendieron fuego, que luego fue apagado por los bomberos.

 

En esta urbe se registraron choques entre los manifestantes y la Policía, que intentó dispersar la movilización. Algunos de los descontentos, cuyo número no ha sido informado, fueron detenidos.

 

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, condenó la manifestación y catalogó de «delincuentes» a los asistentes a la protesta.

 

De igual forma, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, dijo: «Apoyo total y rotundo a las fuerzas de seguridad del Estado. Los violentos y los que no aceptan las normas no tienen cabida en nuestra sociedad».

 

Estas manifestaciones en respaldo a Hasel también se han replicado en Granada. Ahí, los manifestantes también han quemado contenedores en las barricadas que han levantado.

 

Detención y disturbios

 

Hasel fue detenido cuando decenas de agentes de los Mossos d’Esquadra ingresaron al rectorado de la Universidad de Lérida, en Cataluña, un día después de que el cantante se encerrara en el lugar con varios manifestantes que querían evitar su arresto.

 

Su detención ocurrió días después de que se cumpliera el plazo establecido por la Audiencia Nacional para su ingreso voluntario en prisión, por una condena a nueve meses y un día por el contenido de 64 tuits y una canción de su autoría, por lo que lo acusan del delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas de seguridad del Estado. La pena aumentará hasta los dos años y cuatro meses de prisión si el condenado no abona la multa de 30.000 euros impuesta, que Hasel ya ha afirmado que no piensa pagar.

 

Tras su detención, hubo protestas en varias ciudades españolas, como Girona, Lleida, Vic, Reus, Valencia y Barcelona, que culminaron en disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

 

Este miércoles se conoció que una joven que resultó herida en las manifestaciones en Barcelona perdió un ojo.

 

Fuente: RT

DL-CP


Quizás tambien le interese...