Alexa

Desde las 16, los feriantes retoman su actividad en el cuarto tramo de la Costanera de Posadas

Con una prueba piloto, desde las 16 horas, los feriantes del cuarto tramo de la Costanera de Posadas volverán a vender luego de seis meses debido a la pandemia del coronavirus.  La actividad se llevará a cabo bajo protocolo de sanidad. 

 

El objetivo de la prueba piloto es poder establecer y cumplir los protocolos establecidos por el municipio y asì poder llevar un buen funcionamiento de la feria sin posibilidad de contagios de covid-19.

 

Para esta ocasión, las medidas tendrán que ver con la preservación de la distancia social. Se aplicará un vinilo transparente al frente de cada stand y además se dispondrá de alcohol en gel para los vendedores y los compradores.

La feria estará disponible desde las 16 y hasta las 20 horas, en el cuarto tramo, frente al Espacio Multicultural y se realizará con los protocolos establecidos. 

 

Para ello, personal de las Secretarías de Desarrollo Económico, de Gobierno y como de Seguridad, trabajarán coordinadamente con el equipo emprendedor, utilizando los elementos de seguridad y manteniendo la distancia social de 1,5 metro con las restantes personas. Aquellos designados para esta tarea se encargará del cumplimiento de las recomendaciones y medidas sanitarias adoptadas.

 

 

En cuanto a los protocolos de prevención, los consumidores deberán acatar los lugares establecidos tanto para el ingreso como la salida del espacio ferial. Constantemente deberán mantener la distancia social, el uso de barbijo y la utilización de alcohol.

Feriantes

Los feriantes del cuarto tramo vuelven a la actividad

No podrán manipular los productos al realizar la compra, tendrán que limitarse a solicitar y señalar lo que desean adquirir. Con el fin de evitar aglomeraciones de personas, se recomienda socializar lo menos posible. A su vez, se prohíbe la presencia de menores de edad en los puntos de ventas.

 

Cabe mencionar que será obligatorio el uso de barbijos y guantes de látex en los puestos de venta. A su vez, tendrán asiduamente prácticas de aseo, consistentes en el lavado de manos, según las recomendaciones debidas.

 

 

Cada feriante deberá contar con un kit de higiene personal que contenga jabón, toalla de mano y bolsas, alcohol en gel y repelentes. Cada Stand dispondrá de un balde con agua con lavandina diluida para que se puedan lavar las manos.

 

Del mismo modo, deberán mantener la distancia social de 1,5 metros entre cada puesto ferial y como máximo, serán 2 los vendedores. Aunque, excepcionalmente para la elaboración del caburé se permitirá una tercera persona. En este último caso, la distribución de la tarea estaría dada de la siguiente manera: una persona para la venta y cobro de la mercadería, otra exclusivamente para la elaboración y la tercera para la manipulación del carbón.

Asimismo, quedará prohibida la presencia de menores de 16 años en los puestos feriales. Como tampoco estará autorizado que se compartan bebidas (mate, tereré) entre feriantes ni entre éstos con los compradores, mientras se desarrolle la feria.

 

La modalidad de trabajo cambió ya que deben cumplir con el protocolo sanitario establecido por la pandemia de coronavirus. Todos los que circulen por la feria deberán hacerlo con el barbijo obligatorio y habrá espacios con alcohol a lo largo de todo el predio.

 

En cuanto a los puestos de comida, estarán cubiertos por un acrílico transparente para que sólo los vendedores sean quienes manipulen correctamente estos alimentos. Los niños deberán estar bajo el cuidado de sus padres, quienes deberán asegurarse que estén con barbijo siempre.

 

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas