Alexa

Coronavirus: desalojaron a decenas de personas que se reunieron en una playa de Tenerife para «propagar» el virus

Habían realizado la convocatoria a través de las redes sociales y estaban acampando en un área cerrada al público por riesgo de desprendimientos.

La Policía Local y la Guardia Civil de La Orotava, en Tenerife, España, desalojaron este sábado a 62 personas que se habían reunido en una playa «para propagar el coronavirus», tras realizar una convocatoria a través de las redes sociales.

Los infractores se encontraban acampando en la Playa Los Patos, que se encuentra cerrada por peligro de desprendimientos en sus acantilados. Sin importarles esta situación, los infractores arrancaron los carteles de «prohibido el paso» e instalaron sus carpas en la arena.

La noticia fue dada a conocer en la cuenta oficial de Twitter del Área de Seguridad de La Orotava, donde las autoridades compartieron algunas fotografías y detalles del operativo.

«A lo largo de los últimos días, agentes de la Guardia Civil habían interceptado una especie de convocatoria en redes sociales para realizar una acampada este fin de semana en la playa de Los Patos con el objeto de ayudar a propagar la COVID-19«, reveló a La Opinión de Tenerife el concejal de Seguridad en La Orotava Narciso Pérez, quien aseguró que «esta es una amenaza que se ha tomado muy en serio, ya que la Guardia Civil realizó una investigación muy a fondo para lograr interceptar a los convocantes y se les ha tomado declaración«.

La rápida intervención de los agentes hizo posible que los organizadores cancelaran la convocatoria un día antes de la reunión y que, de esta manera, se redujera el número de asistentes a 62, que fueron los que finalmente acudieron.

El personal a cargo de la seguridad de la zona montó un operativo conjunto y en la mañana del sábado llegaron a la playa para desalojarla. Allí no hubo detenciones, pero sí se desmontaron todas las carpas y se volvieron a colocar los carteles que indicaban la prohibición de paso. También tuvieron que realizar una limpieza de la zona porque había basura desparramada.

«Son muchos los imprudentes que cada fin de semana bajan a esta playa ya no solo a bañarse, sino incluso a realizar acampadas», remarcó Pérez y pidió que la gente sea respetuosa con las señales de prohibición, ya que pueden de lo contrario ponerse en peligro.

El funcionario local remarcó, en este sentido, que las personas autoconvocadas a esta playa no solo violaron esta prohibición, sino que, además, «se suma la preocupación de que se estén organizando estas reuniones en una situación de emergencia sanitaria como la que nos encontramos».

Sin embargo, al momento, solo se los identificó y se les tomó declaración. Pero aún no se sabe qué pena podría caerles por esta infracción.

Fuente TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas