comScore

Choferes de una empresa de media distancia de Posadas denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la UTA

Choferes de una empresa de media distancia de Posadas denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la UTA

Se trata de un grupo de 22 trabajadores que este lunes se autoconvocaron frente al galpón de la empresa M. Horianski debido a que todavía no cobraron su sueldo de abril y que según averiguaron, tampoco recibirán el aporte del gobierno nacional puesto que según el sistema de ANSES, no fueron inscriptos, al contrario de lo que les había informado el dueño y gerente de la firma.


Lee las últimas noticias del coronavirus haciendo click aquí


Trabajadores de la empresa de transportes de media distancia M. Horianski, de Posadas, denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), seccional Misiones, cuando se acercaron hasta el galpón ubicado por la avenida Santa Catalina casi Andresito, en la capital provincial, para hablar con el dueño y gerente de la firma, Darío Andruzyzyn.

 

Según la denuncia, los agresores pretendieron terminar con la protesta de los trabajadores quienes se acercaron hasta el lugar porque todavía no percibieron sus sueldos de abril ni el aporte que les informaron, recibirían del Estado nacional a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). Según los trabajadores, el sistema del organismo les informó que no están inscriptos para recibir el beneficio y los invitó a verificar la situación con el empleador. Tras la agresión, los trabajadores denunciaron ante la justicia penal tanto al empresario como al sindicato.

Choferes de una empresa de media distancia de Posadas denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la UTA

«Kike» Rinas, el chofer que se llevó la peor parte de las agresiones.

 

Aníbal Osorio, uno de los trabajadores que participa del grupo de autoconvocados, explicó que la historia comenzó la semana pasada, cuando desde la empresa fueron informados que el jueves recibirían en sus cuentas sueldo (que tuvieron que tramitar para recibir el dinero del Estado nacional, sus salarios son percibidos por ventanilla, de manos del patrón) el aporte del gobierno, es decir, la mitad de sus haberes. Desde ese día, el dinero nunca apareció y el domingo verificaron que no están inscriptos en ANSES.

 

El patrón nos informó que ya estaba aprobado el beneficio de Nación y que el 7 de mayo íbamos a recibir el aporte. Ese día todos con el celular estuvimos verificando si aparecía el pago. Nos acercamos a la empresa y nos dijeron que era cuestión de esperar en el día o al otro día. Viernes no estaba, sábado tampoco y domingo, en comunicación entre los empleados hicimos las averiguaciones para ver si estamos inscriptos y ANSES decía que no y que verifiquemos con el empleador”, reveló el vocero de los trabajadores.

 

Ante esta situación, el grupo arregló, vía Whatsapp,  ir a la empresa a pedirle a Andruzyzyn las explicaciones del caso, según Osorio, siempre con actitud pacífica y con ganas de entablar una conversación para buscar una solución al problema, teniendo en cuenta que es de público conocimiento que las empresas de media y larga distancia no están dentro del grupo de las actividades exceptuadas de la cuarentena por el coronavirus y llevan casi dos meses sin realizar servicios.

 

Se le llamó se le pidió si podía salir, que solo queríamos preguntarle por la bonificación. Entreabrió los portones  y nos invitó a pasar adentro. En nuestra inocencia, entramos al galpón por esa abertura, los 22 empleados. Mantuvimos cinco minutos de charla, le consultamos y cuando nos dimos cuenta empezaron a entrar de a uno entre 12 a 15 personas del sindicato. Entraron saludando y preguntaron por qué no nos aceramos al sindicato. Cuando preguntamos quién estaba al frente del grupo, empezamos a  recibir los golpes”, narró Osorio.

 

Choferes de una empresa de media distancia de Posadas denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la UTA

Enrique «Kike» Rinas, lesionado en la pierna.

 

El trabajador aseguró que en medio de los golpes, tanto él como sus compañeros fueron saliendo de a uno del galpón y ellos mismos, una vez en la vereda, llamaron al servicio de emergencia y a la Policía de Misiones. “Después hicimos la denuncia. Es un agravio que no podemos dejar pasar por alto. Hace 12 años estoy aportando para esa gente y vienen a patotearme a mí. Mi compañero quedó con la pierna rota. Son cosas que ya no tienen que pasar”, afirmó Osorio.

 

El que se llevó la peor parte fue el chofer Ramón Enrique «Kike» Rinas, de 47 años, quien resultó lesionado en una de sus piernas y trasladado al hospital escuela Ramón Madariaga. Además, la policía logró detener a un sujeto identificado como Ariel Leiva, de 38 años, quien sería uno de los responsables de la golpiza y que se identificó como trabajador de la UTA Misiones. Leiva recuperó la libertad en la misma noche del lunes.

Choferes de una empresa de media distancia de Posadas denunciaron que fueron golpeados por integrantes de la UTA

Ariel Leiva, detenido y liberado luego de unas horas.

 

Osorio y sus compañeros denunciaron que existe una connivencia entre los agresores y Andruzyzyn y argumentaron que en primera instancia, el empresario se negó a salir a conversar con sus empleados y luego los hizo entrar de a uno. “Fuimos invitados a entrar por el dueño a la empresa y fuimos agredidos por los del sindicato. En la denuncia, él (por Andruzyzyn) dijo que no vio a nadie del sindicato y que no sabía lo que pasaba. Pero cuando ellos (los del sindicato) entraron le saludaron con un ‘buen día Darío’ y le estrecharon la mano, le vimos al personal preguntándole qué problemas tenía”, argumentó.

 

Osorio, quien se desempeña como guarda en los servicios de la empresa, insistió que en ningún momento fueron violentos ni con Andruzyzyn ni con los bienes de la empresa. “Estuvimos con actitud pacífica. Tengo audios que nos mandamos entre compañeros donde les decía de hacer algo pacifico sin agredir a nadie, porque estamos reclamando algo que nos corresponde. Nosotros vinimos para hablar y entablar un dialogo y que nos explique por qué no figuramos en el ANSES. Queríamos una solución a eso, no fuimos a patotearle”, insistió el trabajador.

 

Luego del hecho, todavía no hubo comunicación del empresario con sus empleados, quienes esperan cobrar sus salarios. Además, el autor de la presente nota intentó obtener el testimonio de Andruzyzyn pero éste no respondió las llamadas.

SGF

SF-


Quizás tambien le interese...