La historia detrás de 39 años trabajando en el banco: «A fin de mes nos quedábamos hasta la madrugada realizando el cierre contable en forma manual»

La historia detrás de 39 años trabajando en el banco: «A fin de mes nos quedábamos hasta la madrugada realizando el cierre contable en forma manual»

En el Día del Trabajador Bancario, Claudia Sayas rememora casi cuatro décadas en el desempeño de esta actividad, entre anécdotas, cambios tecnológicos y los desafíos que aún continúan vigentes en su profesión.

 

Claudia Sayas nació en Capital Federal en 1961. Habiendo egresado con el título de Perito Mercantil del Colegio Nacional de Comercio de Villa Ballester y contando con algo de experiencia luego de trabajar algunos meses en un estudio contable, con tan solo 19 años se sentía lo suficientemente preparada como para postularse a una vacante que ofrecía el Banco Nación de dicha ciudad, ubicada en el centro del partido de General San Martín del Gran Buenos Aires. Fue así que desde 1980 hasta el día de hoy se convirtió en una incansable trabajadora de la actividad bancaria y supo sumar experiencia en diferentes puntos del país.

 

En la década del 80´ contrajo matrimonio y por una propuesta laboral de su esposo decidieron mudarse a Trelew, donde Claudia pudo tramitar su traslado. «Los bancos me dieron la posibilidad de conocer muchos lugares del país, algo de lo que no me arrepiento porque tenemos un país hermoso y en cada lugar la economía regional es distinta y uno se tiene que familiarizar».

 

«En ese tiempo no teníamos celular, ni WhatsApp, las llamadas telefónicas eran caras, había que escribir cartas y esperar a que nos contesten los familiares que querían saber cómo estábamos. Fue toda una experiencia ir al Sur», recordó entre anécdotas.

 

Pero el recorrido, no había terminado allí. Pasado un tiempo se mudaron a Viedma, luego a Posadas, volvieron a Buenos Aires, vivieron un tiempo en Córdoba, para finalmente radicarse en nuestra ciudad capital en 1991, donde permanecen hasta el día de hoy.

 

39 años de historia e incesantes cambios 

 

Respecto a las diferencias que supo experimentar en el trabajo bancario de casi cuatro décadas, detalló: «Hay muchas diferencias, sobre todo en lo relacionado a sistemas. Antes, llegar a fin de mes en el banco significaba que te quedabas hasta cualquier hora porque había que hacer el cierre contable y todo era manual. Hasta que no se cerraba y daba todo bien, no nos podíamos ir… y lo mismo pasaba a fin de año. Hoy ni te das cuenta que es fin de mes porque los sistemas están sistematizados y se trabaja de otras formas».

 

También recordó: «Antes se conocía mucho más a la gente cara a cara, hoy incluso suelen mandar mensajes por teléfono o mails para realizar consultas».

 

Secretaría de generencia, operación de plataformas comerciales, créditos y gestión comercial fueron algunas de las actividades que realizó a lo largo de su trayectoria.

 

Para finalizar, mencionó algunos de los desafíos pendientes: «En mi trabajo siempre hay cosas por hacer. Siempre estoy involucrada con los clientes, tratando de solucionar los inconvenientes, entonces siempre hay cosas para hacer. Hoy todo es mucho más rápido, más dinámico, entonces la exigencia del cliente también es mayor porque sabe más que nosotros inclusive, hay que estar muy informada para satisfacer las necesidades de cada uno».

 

«Para mi ha sido hermoso transitar todos estos años en el banco, sobre todo en el Banco de la Nación que para mí es el más importante del país. Aprovecho para saludar a todos los compañeros de todas las sucursales de la provincia, del lugar donde hoy estoy trabajando y de los otros bancos también, es un día muy importante para nosotros».

 

Efeméride

 

Cada 6 de noviembre se conmemora en Argentina el Día del Trabajador Bancario y por ley fue declarado día no laborable.

 

La fecha conmemora la fundación formal del sindicato de la Asociación Bancaria que nació el 6 de Noviembre de 1924, motivado por la necesidad de organizar sindicalmente a los trabajadores que venían de dar una lucha por reducir la jornada laboral que se extendía por ese entonces hasta 12 horas.

 

La primera huelga bancaria ocurrió en 1919 y fue protagonizada por los empleados del Banco provincia. La influencia de la gran Revolución Rusa de 1917 contextuaba las huelgas obreras integradas por anarquistas y socialistas. Pero también su represión por parte del gobierno de Hipolito Yrigoyen en el periodo conocido como «Patagonia Rebelde» en 1920 – 1921.

 

Según cuenta el historiador sobre el gremio bancario Omar Acha, «La Asociación Bancaria Nacional fue fundada el 6 de noviembre de 1924 por un núcleo de empleados donde predominaban militantes socialistas (…) La palabra «asociación» daba cuenta de que los bancarios buscaban distinguirse del resto de los trabajadores sindicalizados. En un principio fueron 1500 afiliados y su primera sede quedaba en Bartolomé Mitre 382 de la ciudad de Buenos Aires. La primera motivación sera lograr un servicio de jubilaciones y la acción mutual.»

 

Más adelante, seguirá una rica historia de lucha vinculada a los distintos procesos en el movimiento obrero y su relación con las patronales y gobiernos como las grandes huelgas de 1945 al 1962, la participación en el auge obrero «setentista» de 1969 que se cierra con la dictadura de 1976, las coordinadoras interbancarias de bases y la conquista de convenio colectivo de trabajo 18/75 hasta nuestros días.

 

Autor: Gabriel Bianchi.

 

 

 

 

 

AVD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE