El trágico y triste final del mejor amigo de Carlos Tevez

El trágico y triste final del mejor amigo de Carlos Tevez

 

Muchos aseguran que Darío “Cabañas” Coronel tenía más futuro que el “Apache”, aunque el joven siguió un camino completamente diferente.

 

El estreno en Netflix de la serie “Apache: la vida de Carlos Tevez” ha tenido una enorme repercusión en Argentina, con detalles minuciosos sobre la infancia del delantero de Boca.

 

Uno de los momentos que muestra la ficción es la relación de Carlitos con Darío “Cabañas” Coronel, su mejor amigo cuando era pequeño y durante la adolescencia.

 

Muchos afirmaban que él se destacaba mucho más que Tevez cuando jugaban juntos en All Boys, Villa Real y Santa Clara, pero su final fue trágico y triste.

 

Después de una persecución policial, el chico que tenía 17 años se había suicidado de un disparo en la sien, justo cuando Carlos volvía de Trinidad y Tobago a Buenos Aires después del Mundial Sub 17.

 

Ambos nacieron en 1984 y eran vecinos del Nudo 1 del barrio Ejército de Los Andes. Muchos afirman que cuando jugaban juntos hacían “desastres”: en los equipos de baby fútbol, Cabañas era el capitán y goleador, con la 10 en la espalda.

 

Sin embargo todo cambió años más tarde, cuando a partir de los 13 comenzó a juntarse con otros vecinos del Nudo 1 de Fuerte Apache. Se hacían llamar “los Back Street Boys”, y eran fanáticos del rapero estadounidense Vanilla Ice.

 

Robaban bicicletas en Devoto y Villa del Parque, y luego pasaron a los vehículos. “Llega un momento en el que se descontrola y abandona el fútbol. Es un nene que está muy solo, y que en un principio es apadrinado por un grupito de pibes del barrio que roban; quieren cuidarlo e inculcarle el bien”, detallaron de la producción de la serie.

 

Tanto él como Carlitos Tevez fueron a probarse a Vélez, y el único que quedó fue ‘Danilo Sánchez’, el “uruguayo”, que también era conocido como “Guacho”.

 

“Coronel era más completo que Tevez. Podría haber llegado a la selección. Era guapo. Pero su entorno no era el mejor”, narró “Pino” Hernández, coordinador en inferiores del club en ese entonces.

 

Pero su incursión en el poxi-ran y su transformación como líder de la banda generaron que su vida se transforme por completo, mientras el “Apache” la rompía en las inferiores de Boca.

 

Probó suerte en Banfield, Argentinos Juniors, y nuevamente en All Boys, pero ninguno de los intentos prosperó: en el barrio se decía que Cabañas había matado a un policía, y que desde la fuerza lo fueron a buscar. Sabiendo de esto, el joven prefirió suicidarse.

 

 

 

Fuente: Radio Mitre



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE