Tucumán: repudiaron al Ministerio de la Defensa por la distribución de un formulario ocupacional que violaría la privacidad de las personas y los derechos de la mujer

El polémico formulario fue denunciado como «inconstitucional» por la ONG Mujeres x Mujeres de esa provincia. En la consulta, a sus empleadas y empleados, con carácter de una “declaración jurada” se inquiere detalles privados de salud y otros referentes a sus hábitos, como enfermedades o heridas, si fuma (qué fuma) o consumo de café. También preguntan si “toma mate en bombilla” y “cuantas veces al día”. Pero la polémica es el apartado «sexista» donde interrogan sobre “fecha última menstruación”, “cesáreas”, “abortos”, “mamografías (última fecha)”.

El formulario se distribuyó este viernes en el organismo de Justicia. a cargo de Washington Navarro Dávila, quien cuando era fiscal criminalizó el caso de “Belén” , la joven encarcelada por un aborto espontáneo.

La polémica por el papel trascendió la provincia y el debate se instaló en las redes sociales, después de pasar por manos de empleadas y empleados de la Defensoría penal y la Defensoría civil, en la que se exige información que reconoce como “confidencial”, ya que no estipula los fines de la recolección.

De manera no formal, la administración detalló que se recaba esa información porque el ministerio recién se está formando y carece de ese tipo de datos sobre sus empleadas y empleados, que en realidad son en casi todos los casos personas que ya formaban parte del Poder Judicial, según publicó Página 12l.

Si fuera un pre-ocupacional también las preguntas carecen de sentido,. “Denigrante, abusivo y antiderecho. Esos datos son para historia clínica ginecológica e intervención quirúrgica, en todo caso. Pero es reservado, no para una declaración jurada y para presentar ante una admisión laboral”, opinaban las seguidoras de la reconocida periodista feminista Mariana Carbajal.

La ONG Mujeres x Mujeres denunció lo sucedido, por considerarlo un “avance inconstitucional sobre la intimidad de los/as empleados/as del Ministerio”, y por el sesgo sexista de las preguntas, que representa “violencia de género para las empleadas mujeres”. “No se comprende si no es con fines persecutorios, el tipo de preguntas que buscan confesiones de delitos (abortos), revelación de datos ginecológicos (datos de la última menstruación) y hasta examen de gustos cotidianos (si toma mate en bombilla o mucho café)”, advirtió la entidad en un comunicado.

El formulario que circula estos días entre empleadas y empleados se compone de dos secciones: en primer término, doce preguntas generales para mujeres y varones; en segundo, un apartado que aborda “antecedentes ginecológicos”, que no es complementado por un apartado sobre preguntas similares referidas exclusivamente a cuerpos de varones.

A las mujeres, el Ministerio les pide que detallen: “menarca”, “menstruaciones (ciclo tipo)”, “fecha última menstruación”, “embarazos”, “partos, “cesáreas”, “abortos”, “mamografías (fechas)”.

Las preguntas tanto para mujeres como para varones también abordan asuntos privados, como tabaquismo (“¿fuma/ba? ¿Qué fuma/ba? ¿Cuántas veces por día? ¿Hace cuántos años? ¿Hace cuántos años que NO fuma?”), o sobre el consumo de café, alcohol y si “toma mate en bombilla” (“¿cuántas veces al día?”).

El Ministerio también indaga acerca de enfermedades o heridas y estado histórico de salud: “¿ha tenido que abandonar algún empleo por razones de salud?”, “¿ha realizado tratamientos prolongados?”, “¿tiene o le han fijado Incapacidad Física o Mental?”. En todos los casos, pide quien responda profundice en la información y brinde motivos, momento en que sucedió.

“La igualdad no se declama, se reclama y se respeta. La perspectiva de género no es discrecional, es obligatoria. La hora de la igualdad es ahora”, remarca la abogada Soledad Deza, miembro del colectivo feminista.

 

 

Fuente: Página 12 y ONG Mujeres x Mujeres 

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE