Carlo Multineddu: inmigrante italiano pionero en la fundación de un coro lírico con 170 voces en Oberá

Carlo Multineddu: inmigrante italiano pionero en la fundación de un coro lírico con 170 voces en Oberá

El reconocido orfebre y cantante lírico visitó el programa Los de Acá para contar detalles exclusivos de su vida y trayectoria artística.

Desde muy pequeño emigró de Italia hacia la Argentina luego de la Segunda Guerra Mundial, al poco tiempo de haber llegado a Buenos Aires con su padrastro “Don Basilio” un ingeniero naval de la marina de guerra rusa y ucraniana, debieron mudarse a Misiones porque comenzaron a llegar a Buenos Aires espías rusos para investigar donde estaban los inmigrantes rusos y ucranianos. Al llegar a Oberá fundó el coro más grande de la provincia, contando con 170 voces de la Iglesia Católica.

Carlo nació en Roma en 1944. Con una formación de canto que viene de familia, de madre cantante lírica en Italia al igual que su padre, su abuela y su abuelo, detalló: “Puedo presumir que en los genes tengo algo sobre la música, pero fundamentalmente me fui formando como orfebre, como joyero. Empecé como relojero allá por el año 1955 en plena época de Perón, y mi deseo era estudiar ingeniería igual que mi padre que era ingeniero naval y quería hacer eso, me apasionaba la mecánica”.

Al hablar de su infancia, recordó: “Nací en el año 1944, mi madre me estaba esperando, estaba cantando, era una de las épocas más trágicas de la ciudad de Roma porque el General Patton estaba avanzando con el Ejército de Liberación de Sicilia hacia arriba para expulsar a los alemanes de Italia, así que caían bombas por todas partes, mientras tanto mi madre estaba cantando junto con el coro haciendo un réquiem de Mozart, justamente por la tantos muertos, porque los aviones de la Fuerza Aérea Norteamericana pasaban y tiraban bombas por todos lados”.

“Mi padre que era cantante lírico, en ese momento el gobierno italiano estaba pidiendo los hombres jóvenes y no tan jóvenes se plegaran al ejército, la marina o la fuerza aérea y él patriota, se alistó en el ejército y lamentablemente al segundo mes lo envían en un convoy con varios compañeros y justo pasan dos “cazas” alemanes que arrojan una bomba y justo cae en el camión. Así la guerra me quitó este padre y la vida me mandó otro padre”.

Argentina: tierra elegida

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial Italia estaba destruida, así las fabricas, los ríos envenenados, los campos dinamitados, había minas por todas partes y la gente quería buscar otro lugar. En Italia comenzaron a circular noticias de que existía un país americano que estaba muy bien, que había mucho territorio y que recibía con brazos abiertos a los inmigrantes.

“Yo aprendí a tener a este país como mío y siempre lo sentí así, nunca dejé de ser italiano pero siempre amé a este país como el país que nos recibió. Así que fuimos desarrollándonos como seres humanos y muchos otros inmigrantes que llegaron en el Trasatlántico panameño Santa Cruz, con el llegamos a la Argentina y nos cobijaron en el edificio de Migración, y a los 40 días Don Basilio (mi segundo padre) encontró inmediatamente trabajo, claro, él era ingeniero naval y entró a trabajar en los astilleros del Puerto Nuevo de Buenos Aires”.

Al llegar a Misiones, fundó en la localidad de Oberá un coro con 170 voces, dejando un legado musical memorable.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE